0

Crean de urgencia la cartera de Seguridad

Garré quedó a cargo de la Policía Federal
Mariano Obarrio
0
11 de diciembre de 2010  

Cuando escalaba la violencia y moría otro joven por el conflicto habitacional en Villa Soldati, la presidenta Cristina Kirchner buscaba retomar la iniciativa en la crisis: anunció la creación del Ministerio de Seguridad y puso al frente a la actual ministra de Defensa, Nilda Garré, que asumirá el nuevo cargo el miércoles.

No se decidió aún el reemplazante de Garré en Defensa. Sin embargo, algunas voces oficiales deslizaron que la ex senadora mendocina Marita Perceval tenía grandes chances de ser elegida para ocupar esa cartera.

"Ya lo hemos comprobado, y más en los últimos días, donde un desalojo con mano dura terminó peor de lo que empezó. Esto demuestra que frente a cuestiones sociales no cabe la mano dura", dijo con vehemencia Cristina Kirchner.

Aprovechó el acto por el Día de la Democracia y los Derechos Humanos para anunciar el cambio en el Gabinete. "No se puede desvincular el concepto de seguridad con el del respeto por los derechos humanos", señaló.

En medio del extremo nerviosismo oficial, a última hora de anoche, la Presidenta ordenó convocar a Macri, quien se dirigió a la Casa Rosada, para buscar una solución a la crisis de Villa Soldati. "El Estado garantiza el marco del diálogo", dijo un vocero de la Presidenta. También participaban del encuentro líderes de organizaciones sociales y de los ocupantes del parque Indoamericano, que fueron recibidos por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y por el ministro del Interior, Florencio Randazzo (como se informa por separado).

En medio del desconcierto, Cristina Kirchner congregó a más de 500 personas y organismos de derechos humanos a la Casa Rosada para celebrar el 27° aniversario del regreso a la democracia, en el Día de la Democracia y los Derechos Humanos. Y reservó la cadena nacional para su discurso.

La designación de Garré en Seguridad, que tendrá a su cargo el ministerio número 15 del Gabinete, se entendió como un desgaste de Aníbal Fernández, que controla de hecho las fuerzas de seguridad desde hace seis años.

La actual ministra de Defensa está identificada con una visión crítica de las fuerzas de seguridad y con políticas de seguridad garantista.

Tras su designación, Garré admitió que "hay sensación de inseguridad y hay inseguridad", al tomar distancia de la visión que tenía Aníbal Fernández. Y también agregó que "en el gobierno de Néstor y ahora de Cristina Kirchner no se reprime el conflicto social con riesgo de vida".

Consultada sobre el conflicto de Villa Soldati, la ministra, que asumirá el miércoles en la Casa Rosada, no quiso dar precisiones. "Es un conflicto que aún no conozco en profundidad; lo que sí tengo claro es que hay que prevenirlo antes de que estalle y que ahora, una vez estallado, hay que tratar de que el río desbordado vuelva a su cauce", señaló Garré.

Consultada por La Nacion sobre si reemplazaría a los jefes de la Policía Federal, la Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval, la ministra se disculpó y señaló que "todavía no está decidido porque antes hay que analizarlo".

Anticipó también que quiere fuerzas de seguridad que "respeten la ley, la Constitución, los derechos humanos, que sean profesionalizadas, eficientes y honestas".

El temor cerca de Garré era que las fuerzas de seguridad pudieran urdir represalias ante los cambios que imagina.

Es probable que haya modificaciones en las cúpulas e investigaciones internas sobre corrupción y vínculos con la prostitución, el juego o el narcotráfico. La Presidenta le garantizó "todo el apoyo político" para avanzar en esa dirección, dijeron fuentes de la Casa Rosada.

"Las Fuerzas Armadas son más orgánicas; las policías te pueden tirar un muerto", dijo, enigmática, una fuente oficial a La Nacion.

Pese a que se consideró que la decisión lo complicaba, Aníbal Fernández seguía anoche en el centro de las negociaciones para encontrar una solución al caso de las ocupaciones en Villa Soldati.

En tanto, antes de citar a Macri, la Presidenta lo atacó. "Mi obligación es llevar paz y tranquilidad. No estoy dispuesta a que la Argentina se integre al grupo de países xenófobos", subrayó, al criticar las afirmaciones de anteayer del jefe de gobierno porteño, en las que dijo que la ciudad no podía resolver la pobreza de los países vecinos. Incluso, la Presidenta recordó con elogios a los empleados domésticos de origen chileno que cuidan su casa de El Calafate.

En la sala estallaban los gritos y cantos del grupo juvenil kirchnerista La Cámpora, mientras en Soldati sonaban los tiros y se acumulaban los heridos.

DIXIT

"Quieren hacer aparecer que como defendemos los derechos humanos no nos importa la seguridad". CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.