Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Editorial II

Dragado del puerto de Bahía Blanca

Opinión

FINALMENTE se ha firmado el convenio para la ejecución de obras de dragado hasta los 45 pies de calado -y su mantenimiento por cinco años- en el canal principal de acceso al puerto de Ingeniero White, Bahía Blanca, de la zona de maniobras y acceso a Puerto Belgrano y de otros servicios complementarios. Se espera, así, que los usuarios puedan proyectar con base cierta, por un lustro, planes de actividad que empleen buques de alto porte.

Este paso se ha dado después de 46 meses de tratativas y dilaciones. Progresos importantes para el área portuaria había venido desarrollando ya la iniciativa privada a partir de la ley 24.093, que desreguló la actividad en los puertos: entre otros, la modernización de instalaciones, la oferta de nuevos servicios, la baja de los costos por la reducción drástica del tiempo de permanencia de los cargueros. Sin embargo, el problema del dragado seguía sin estar resuelto, lo que imponía toda clase de dificultades y limitaciones.

Mientras tanto, el volumen de la producción agraria destinada a la exportación y la radicación de una fuerte industria petroquímica requerían de una infraestructura portuaria acorde con el movimiento de determinados tipos de cargueros.

Un obstáculo de difícil superación fue el desacuerdo que se planteó con el Ministerio de Economía de la Nación, que según algunas interpretaciones debía hacerse cargo de un tercio del costo de los trabajos. En la demora pesó, también, el elevado número de impugnaciones formuladas en el curso del proceso licitatorio, que derivaron en causas judiciales, alguna todavía no resuelta.

El efecto positivo de las postergaciones fue la reducción de los costos. Originalmente se asignaba a las obras un presupuesto de 53 millones de pesos, suma que durante el trámite del concurso se redujo a 24,3 millones, según la oferta de la firma holandesa a la que se adjudicaron los trabajos. Esta suma será pagada en partes iguales por el ministerio nacional, el de Obras Públicas provincial y el Consorcio de Gestión del puerto. Lo convenido implica la profundización de un canal de 98 km de extensión por 100 metros de ancho, desde la boya ubicada en Monte Hermoso hasta Ingeniero White.

Siempre hay que celebrar la iniciación de una obra necesaria para la región y el país, que -presuntamente- será beneficiosa para la salida de productos primarios e industriales. Es de desear que las incertidumbres y postergaciones ya no afecten el curso de los trabajos en marcha y que la empresa adjudicataria haga honor al compromiso pactado. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultNarcotráficoElecciones 2015Mundial de BásquetUS Open