Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Polémico caso

Un tribunal europeo falló contra Irlanda

El Mundo

Le impidió a una mujer enferma de cáncer que abortara, aunque corría riesgo su salud

DUBLIN.- El Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló ayer contra Irlanda por impedirle a una mujer que sufría de cáncer que abortara, a pesar de que su vida corría peligro, y ordenó al país a indemnizarla con 15.000 euros por daño moral.

El fallo del tribunal, con sede en Estrasburgo, determinó que la prohibición del aborto en la Constitución irlandesa viola los derechos de las embarazadas a recibir atención adecuada en casos de peligro mortal y que, en este caso en particular, las autoridades "ignoraron" su obligación de garantizarle el respeto a su vida privada.

Los jueces de Estrasburgo fallaron en favor de una de tres litigantes que demandaron a Irlanda por no proteger sus derechos a la salud y el bienestar, según los términos de la Convención Europea de Derechos Humanos. Las tres viajaron en 2005 a Inglaterra para abortar.

La demandante exitosa es una mujer lituana que vive en Irlanda y que, en el momento de su embarazo, combatía un cáncer por medio de quimioterapia y temía que su embarazo pudiese provocarle una recaída. La mujer atestiguó que sus médicos coincidieron en esa apreciación, pero que ninguno estaba dispuesto a autorizar el aborto.

Finalmente, viajó a Inglaterra para abortar y el tribunal concluyó que debió haber recibido el aborto en Irlanda por una cuestión de urgencia médica. Los jueces europeos, en cambio, rechazaron la apelación de otras dos demandantes: una mujer que no quiso ser madre soltera y temía tener un embarazo extrauterino y otra ex alcohólica que tenía cuatro hijos al cuidado del Estado. En ambos casos, los jueces dijeron no haber demostrado que sus embarazos representaran un riesgo para su salud.

Después de analizar cuidadosamente la sentencia, el gobierno irlandés reconoció que deberá estudiar una reforma de la ley de aborto, pero admitió que formular propuestas acerca de este asunto "llevará algún tiempo, porque es un tema altamente sensible".

La legislación en Irlanda sólo permite interrumpir la gestación en tres supuestos: cáncer de útero, embarazo extrauterino y preeclampsia (hipertensión inducida en el embarazo), y considera al aborto un crimen pasible de cadena perpetua.

Algunos especialistas coinciden en que el gobierno irlandés dilató el abordaje de los derechos del aborto, desde que una sentencia a principios de los 90 reabrió el debate.

En el denominado caso "X" de 1992, el Tribunal Supremo de Irlanda revocó una sentencia que impedía abortar a una niña de 14 años que había sido violada, y a la cual se le prohibió abandonar Irlanda para evitar que lo hiciera en Inglaterra.

Este caso llevó a la celebración de dos referéndums que desembocaron en el derecho a recibir información y a viajar para abortar. Entre 1980 y fines de 2009, al menos 142.060 mujeres en Irlanda se desplazaron para abortar en Inglaterra y Gales..

Agencias AP, AFP, EFE y Reuters
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerInflación y preciosNarcotráfico