Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La deuda en default

Bonistas le exigen "buena fe" al Gobierno

Economía

Robert Shapiro, representante de los acreedores de EE.UU., rechaza los términos del canje y advierte que habrá sanciones

 
 

Los bonistas norteamericanos que siguen en default advierten que la Argentina va camino de perder sus beneficios en las exportaciones a Estados Unidos, rechazan los términos de la reapertura del canje y exigen que el Gobierno negocie de "buena fe".

El copresidente del Grupo de Tareas Estadounidense para Argentina (ATFA, según su sigla en inglés), Robert Shapiro, dijo a La Nacion en diálogo telefónico desde Washington que el gobierno del presidente demócrata Barack Obama apoya sus reclamos y que la Argentina no podrá cerrar los juicios en ese país.

Shapiro fue subsecretario de Comercio del gobierno de Bill Clinton, asesor del candidato presidencial Al Gore en la campaña del año 2000 y de importantes empresas y organizaciones civiles.

-¿Qué opinan de la nueva reapertura del canje de deuda?

-El gobierno argentino continúa ofreciendo los mismos términos que siempre, sin negociar con los tenedores de bonos, y por eso la visión de ATFA no cambió: al igual que otros países, la Argentina deberá negociar con sus acreedores con buena fe.

-¿Qué piensa la administración del presidente Barack Obama sobre este incumplimiento?

-Estamos en contacto permanente con la administración Obama y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, fue clara sobre la obligación que tiene la Argentina de pagar sus deudas y que es inaceptable que no negocie con sus acreedores. Hay varios temas, pero sin duda el más grave es que la Argentina no es un socio confiable del G-20, al ignorar leyes sobre terrorismo y lavado y por mantener sus deudas impagas desde 2001 a los bonistas y a los países reunidos en el Club de París.

-Cuando Clinton vino a Buenos Aires, el Gobierno destacó que habló bien del tema de la deuda

-Eso fue deformado; ella no cambió su posición y afirma que la Argentina, al lograr el crecimiento de su economía, debe cumplir.

-Pero los inversores financieros demuestran un fuerte interés por los bonos argentinos.

-Sí, porque el país paga tasas entre las más altas del mundo. La Argentina tiene varias sentencias firmes en contra que le impiden obtener fondos fuera del país y volver al mercado. Además, aunque entren capitales, a la vez el país registrará este año una fuga de capitales de US$ 11.000 millones. Eso no es una señal de confianza.

- ¿Qué opina de la negociación con el Club de París?

-El Club acepta un pago corto de 18 meses, pero el gobierno de Cristina Kirchner demanda seis años; no creo que sea aceptable. Además, el Gobierno tiene el récord de no cumplir con sus promesas de pago al Club, como lo demostró en 2008.

-¿No deben cambiar su estrategia tras tantos años sin poder cobrar, pese a tantas sentencias favorables que lograron?

-No lo vemos desde el punto de vista de algunos bonistas en juicio, sino como una organización de Estados Unidos que cree que la Argentina seguirá aislada del mundo mientras no cumpla con sus obligaciones. Esto refleja que la gente en la Argentina necesita nuevos liderazgos.

-¿Cree que los proyectos legislativos en EE.UU. que penalizan a los países que no pagan sus deudas pueden llegar a ser ley?

-Hay un creciente interés de los legisladores, es posible.

-¿Por qué menciona también el incumplimiento en materia de lucha contra el lavado de dinero?

-Porque también refleja la falta de conducta respecto de la cuestión institucional y de sus obligaciones, no sólo con Estados Unidos, sino también hacia los ciudadanos de los países europeos y de Japón.

-¿Los dos canjes, de 2005 y 2010, no fueron suficientes para satisfacer sus reclamos?

-No. Algunos países decidieron poner una cláusula en sus bonos que disponía que si caían en default y hacían un canje, con una aceptación del 95%, podían cerrar el problema. Pero en su momento la Argentina no quiso hacerlo porque era negativo para su calificación de riesgo. Fue una decisión del país, no de sus acreedores. Y ahora encima ofrece una parte menor de lo que debe.

-Por lo tanto, no cree que el Gobierno pueda cerrar los juicios en Nueva York, como afirmó.

-Legalmente, no pueden.

-¿Qué ganaría el Gobierno si accediera a sus pedidos?

-Restaurar la buena relación bilateral, subir la inversión directa, evitar la fuga de capitales y que las exportaciones argentinas a Estados Unidos no sean afectadas con una reducción de las ventajas del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), que están siendo revisadas ahora. Una de las condiciones para recibir este beneficio es cumplir con los compromisos, algo que la Argentina no hace.

ROBERT SHAPIRO
copresidente de atfa
Profesión: economista
Cargo previo: subsecretario de Comercio del gobierno de Bill Clinton
Origen: Estados Unidos

En Estados Unidos hay 114 juicios por US$ 8000 millones, la deuda que se mantiene en default desde 2001 luego de los dos canjes de deuda ofrecidos por la Argentina (2005 y 2010). ATFA, un lobby político poderoso, estima que además hay US$ 8000 millones en intereses atrasados a inversores en todo el mundo..

Martín KanenguiserLA NACION
TEMAS DE HOYInflación y preciosFrancisco en Semana SantaCristina KirchnerLa tragedia del ferry Sewol