Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Subieron 18% el año pasado las ventas de juguetes

El sector movió en 2009 cerca de US$ 500 millones; reclamos de los importadores

Jueves 06 de enero de 2011
0

José CrettazLA NACION

La temporada de juguetes, que cierra hoy con la "llegada" de los Reyes Magos, terminó con un aumento de las ventas de alrededor del 18%, cifra en la que coincidieron ayer los fabricantes nacionales y los importadores. Ambos sectores festejaron el buen momento del rubro, que en 2010 -uno de los mejores años de la última década- movió alrededor de US$ 500 millones.

"Fue un buen año, la industria y el comercio anduvieron muy bien. Produjimos un 15% más en unidades y se vendió un 18% más que en 2009. Para 2011 vamos a seguir trabajando en nuevos productos", dijo Miguel Faraoni, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ). Según el empresario, desde 2003 el sector nacional viene creciendo entre el 5 y el 8% anual.

La ministra de Industria, Débora Giorgi, celebró ayer junto a Faraoni que "la participación de la industria nacional en el mercado de juguetes alcanzó en 2010 el 35%, más que triplicando las cifras previas a 2003. Además, la producción de juguetes tuvo un crecimiento acumulado del 130% entre 2000 y 2009". Giorgi tiene un afecto especial por los jugueteros: en 1999, cuando fue secretaria de Industria, Comercio y Minería del gobierno de Fernando de la Rúa (Alianza UCR-Frepaso), aplicó preferencias arancelarias para la importación de juguetes con el fin de proteger la industria, que había sido desbastada en la década anterior.

Los importadores también festejaron, aunque piden cambios en la manera en que el Gobierno "administra" las compras externas. "Es verdad que en 2010 aumentó el volumen de importación, pero todavía es inferior en casi un 15% al volumen que se importó en 2008", dijo Carlos Restaino, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (Aadeja).

Para el ejecutivo, "las empresas jugueteras, es decir aquellas dedicadas exclusivamente al juguete o que hacen del juguete su actividad principal, sólo representan el 45,3% del volumen importado [el resto son grandes superficies comerciales, bazares y cadenas de comidas rápidas] y se las penaliza como si fueran responsables del total. Por eso, el importador genuino, leal y responsable se queja y pide una importación administrada más fina y ajustada".

Licencias no automáticas

El Ministerio de Industria administra licencias no automáticas de importación sobre unas veinte posiciones arancelarias que alcanzan a todos los juguetes que se fabrican en el país. El 80% de los productos importados provienen de China. "Por diversas circunstancias, Mattel, la única empresa internacional líder que tiene presencia en la Argentina, sólo pudo importar por medio de amparos y medidas legales en 2010", afirmó Restaino, en referencia a las licencias.

A pesar de las diferencias, fabricantes locales e importadores no están enfrentados. "Es el único sector que está realmente unido porque tiene enemigos comunes definidos, como el contrabando, la subfacturación y la usurpación de marca", dijo Restaino. "Aprendimos que hay que vivir y dejar vivir. Somos uno de los pocos sectores que tiene buen dialogo", coincidió Faroni, cuyo sector prevé invertir US$ 25 millones este año para seguir sustituyendo importaciones y duplicar las exportaciones, que en 2010 representaron el 8% de la facturación total de los fabricantes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas