Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Quiénes son los Juliá?

Los dos pilotos detenidos son hijos del ex jefe de la Fuerza Aérea de Menem, que era dueño de la empresa Medical Jet; uno de los hijos fue removido de su cargo en el PAMI, acusado de cohecho

Viernes 07 de enero de 2011 • 09:43
0

Los dos pilotos detenidos en Barcelona acusados de trasladar 800 kilos de cocaína son hijos del ex jefe de la Fuerza Aérea de Carlos Saúl Menem, José Juliá.

Gustavo Juliá, uno de los apresados, cobró notoriedad en julio de 2003 al ser acusado en un dictamen de la Auditoría General de la Nación (AGN) que evaluó la gestión de Horacio Pacheco, nombrado por el entonces presidente Eduardo Duhalde, al frente del PAMI.

En el informe se lo acusó de violar la ley de ética pública que prohíbe trabajar en entidades estatales y ser al mismo tiempo socio de empresas prestadoras. Gustavo Juliá era gerente económico-financiero del instituto, y al mismo tiempo presidente de Federal Aviation S.A. y accionista de Medical Jet (propiedad de su padre, el brigadier José Juliá), empresas que el PAMI contrataba para vuelos sanitarios.

La empresa Medical Jet trasladó, por ejemplo, al ex presidente Raúl Alfonsín cuando se accidentó en Río Negro, a mediados de 1999, aunque contratada en aquella ocasión por el Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME).

Al asumir Kirchner la presidencia, el nuevo interventor del instituto, Juan González Gaviola, lo removió de su cargo y la Oficina Anticorrupción lo denunció por la presunta comisión de los delitos de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, cohecho y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública.

Jefe de la Fuerza Aérea. El brigadier José Juliá nació el 14 de julio de 1934 y prestó servicios en diferentes dependencias de la Fuerza Aérea. Fue agregado aeronáutico en países limítrofes y durante la Guerra de las Malvinas, fue jefe de Operaciones de la Fuerza Aérea Sud, por lo que cumplió la tarea de asesorar en todas las operaciones aéreas de combate.

Al asumir Carlos Menem la presidencia de la Nación, el militar fue nombrado como jefe de la Fuerza Aérea. En el desempeño de sus funciones fue denunciado ante la Justicia por haber firmado un contrato por 18 millones de dólares con la empresa Cesel S.A., para la compra de material destinado a la reconversión de aviones Mirage, pero después de una investigación fue sobreseído de los cargos.

En 1991 el ex diputado nacional Franco Caviglia lo denunció, como así también a su antecesor en el cargo, el brigadier Ernesto Crespo, ante la jueza federal María Romilda Servini de Cubría, por su presunta relación con los negocios aeroportuarios de Alfredo Yabrán.

Cuando Juliá se retiró de la Fuerza Aérea, se lo vinculó a Lanolec (la empresa de aviones reconocida por Yabrán como de su propiedad), y más tarde formó, según fuentes de la fuerza, con ayuda del empresario telepostal su propia firma de servicios aéreos: Medical Jet S.A.

Sin embargo, Juliá negó conocer al empresario cuando declaró ante la comisión antimafia de la Cámara de Diputados en 1998.

Por medio del ex ministro de Defensa y de Trabajo, el fallecido Antonio Erman González, Juliá logró una férrea relación con el presidente Menem y fue considerado por años un "intocable". Gracias a esos contactos, su empresa pudo prestar servicios médicos sanitarios al PAMI y al SAME.

El brigadier falleció en enero de 2005 luego de una larga enfermedad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas