Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mercado perdió transparencia

Hugo Luis Biolcatipara LA NACION

Sábado 08 de enero de 2011
0

Desde el año 2006, los productores dejaron de percibir más de 5300 millones de dólares por la intervención de los mercados y por el cierre de las exportaciones que anuló la competencia entre los compradores e impidió que se pague por los granos el precio de mercado. De esta forma, se beneficiaron unos pocos compradores en perjuicio de miles de productores, sin mejorar las condiciones de los consumidores.

Además del aumento de las retenciones, se generaron una serie de mecanismos como los Registros de Operaciones de Exportación (ROE) que, sumados al arbitrario cierre y apertura de las ventas externas, derivaron en la destrucción de los mercados de los productos agrícolas que no lograron recuperar su calidad institucional.

También se destruyeron los mercados de futuros, indispensables para acotar el riesgo inherente a la actividad agropecuaria y para otorgar más previsibilidad a los negocios.

En este marco, la formación del precio en las pizarras de las bolsas dejó de ser transparente e incluso hubo períodos en los que muchos productos no tuvieron cotización.

Esta situación se hace patente hoy en el caso del trigo, que por quinta cosecha consecutiva no tiene mercado y por el cual el productor es prácticamente estafado, ya que el cierre de las exportaciones no permite la necesaria competencia del lado de la demanda.

Además, cuando los exportadores realizan operaciones directas que no pasan por la pizarra, atentan contra un proceso transparente de formación de precios. Y, a pesar de que esas transacciones pueden resultar beneficiosas en el corto plazo para algunos productores, pues se cierran a mayores precios que las ventas que registradas en las pizarras, son muy dañinas en el largo plazo y para la gran mayoría. Es que, al no registrar todas las ventas, el precio de la pizarra no es representativo de las transacciones efectivamente realizadas y es siempre más bajo de lo que sería si todas las operaciones quedaran inscriptas. De esta forma se afectan las ventas de granos "a fijar" que, en el caso de la soja, significan el 36% del total de las operaciones, y que están cautivas del precio pizarra, así como al resto de las transacciones que usan ese índice como referencia.

Instituciones

Por eso es imprescindible que el productor utilice los mercados institucionales. La única forma de defender la posición de una oferta atomizada es a través de su concentración en un precio que refleje todas las operaciones realizadas y que impida el abuso de poder de mercado por parte de una demanda concentrada. La pizarra y los mercados de futuro son herramientas fundamentales para dar fluidez, certeza de precio y para contribuir a la financiación y a una mayor inversión en un marco de previsibilidad.

La Sociedad Rural Argentina controla diariamente las diferencias entre los precios pagados en las operaciones registradas en las bolsas de cereales y aquellas que no se registran por realizarse en forma directa entre compradores y vendedores. La semana pasada, se pagaron hasta 60 pesos más por tonelada de soja en las ventas directas, respecto de las escasas operaciones registradas en la pizarra, evidenciando una grosera trampa por parte de los exportadores que compran al precio de mercado, incluso mayor al FAS teórico, por fuera de la pizarra, pero que buscan evitar que esas operaciones formen parte de ese índice.

Nótese que en soja hablamos del precio real de mercado, que en este caso existe simplemente porque el Gobierno no dificulta esas exportaciones para no entorpecer la cobranza de las retenciones. Sin embargo, el sistema vigente permite que el cartel comprador encuentre otro camino para no pagar el precio real a un importante volumen de las operaciones de la oleaginosa.

Por esa razón, además de la apertura de las exportaciones sin restricciones, resulta fundamental trabajar hacia el registro obligatorio de todas las operaciones para que el productor pueda conocer el verdadero precio de mercado y que no le paguen menos por el legítimo fruto de su esfuerzo.

El autor es presidente de la Sociedad Rural Argentina

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas