Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Consumo / Los artículos de electrónica son los más buscados

Comprar online en China, la nueva moda en Internet

Economía

Cada vez más argentinos buscan ofertas en sitios de ese país

Por   | LA NACION

Después de vencer algunos temores, hace un par de meses Santiago B. se decidió a hacer su primera compra por Internet en China. A través del sitio www.2003.com encargó un par de lentes de marca por los que tuvo que pagar 40 dólares vía depósito en una cuenta de Western Union. Tres semanas después los anteojos llegaron a su casa en Buenos Aires.

"De entrada tenía un poco de miedo, pero cuando una compañera del trabajo me dijo que a ella le había funcionado bien, me animé y por suerte me salió bien, porque terminé pagando 40 dólares algo que acá me costaba 700 pesos", explicó el joven.

Con algunas variaciones, el caso de Santiago se convirtió en una práctica relativamente común, en especial entre los consumidores más jóvenes, que son los menos temerosos a la hora de aprovechar los descuentos que ofrecen los sitios de compra de China.

"El crecimiento de la cantidad de gente que se anima a comprar en China por Internet en realidad está acompañando la expansión que tiene todo el e-commerce en la Argentina", explicó Gastón Bercún, CEO del sitio de compras grupales Geelbe y abogado especializado en Internet y en e-commerce .

En la actualidad funcionan más de 70 sitios que permiten comprar productos en China con envío a muchos países del mundo, incluida la Argentina. Entre los más famosos se encuentran Dealextreme ( www.dealextreme.com ), Focalprice ( www.focalprice.com ) o Pandawill ( www.pandawill.com ) o el citado 2003.

En la mayoría de los casos, la oferta está focalizada en artículos y accesorios de electrónica -con precios que generalmente no superan la barrera de los 10 o 20 dólares-, aunque también se pueden encontrar discos, ropa, zapatillas, perfumes y juguetes. Y los precios que se ofrecen son entre 20 y 70% más baratos que los que se consiguen por productos iguales o parecidos en los comercios argentinos.

"Empecé pidiendo discos por los que pagaba menos de dos dólares y ahora me convertí en un comprador serial y todas las semanas hago un pedido", explica Esteban B. Rodríguez.

Uno de los puntos clave es hasta qué punto este tipo de operaciones son legales. De entrada, los especialistas en comercio electrónico precisan que no se está incumpliendo ninguna ley o norma legal cuando se concreta una compra online siempre y cuando se paguen los impuestos y el producto que se esté adquiriendo sea legal.

Para la legislación argentina, se puede realizar una compra a distancia de hasta 25 dólares sin tener que pagar un cargo extra, en forma similar a lo que se ingresa desde el exterior por el aeropuerto de Ezeiza, donde cada turista tiene una franquicia para entrar mercaderías por hasta 300 dólares. Una vez superado el límite de 25 dólares, el comprador debe pagar un impuesto equivalente al 50 por ciento de la cifra que exceda ese límite. Es decir que si se compra un par de zapatillas que costaron 50 dólares, en la Aduana hay que desembolsar un cargo por 12,50 dólares (es decir, el 50% del excedente de 25 dólares). La franquicia de 25 dólares para las compras a distancia es anual; sin embargo, en los hechos en la mayoría de los casos no hay controles para verificar si se trata de la primera compra.

Claro que hecha la ley, hecha la trampa: muchos compradores argentinos lo que hacen es pedir que en la factura que les envían desde China figure un monto inferior a los 25 dólares, de manera de ahorrarse el pago del impuesto.

Otro dato para tener en cuenta es el lugar de entrega. El servicio se puede contratar con la entrega a domicilio, aunque en algunos casos los controles detienen el paquete y hay que acercarse para retirarlo a la sede que tiene la Aduana en Retiro.

Barreras por vencer

Uno de los puntos más llamativos son los precios que ofrecen estos sitios, ya que es posible encontrar desde un juego de herramientas a 5,90 dólares hasta una máscara para festejar Halloween a 3,80 dólares o auriculares para el iPhone a 2,82 dólares.

Las ofertas tan agresivas se entienden si se toma en cuenta que lo que buscan los portales ofreciendo artículos prácticamente a pérdida es lograr vencer los temores que tienen los consumidores para hacer una compra online y más aún cuando el vendedor es un sitio chino.

Igualmente, no siempre las operaciones tienen un final feliz. "En mi caso, lo primero que compré fue una mochila que me llegó perfecta, pero en cambio nunca me llegó un accesorio para la Nintendo porque había pagado menos de diez dólares", advierte Marina D..

TEMAS DE HOYArgentina en defaultMelina LópezConflicto en Medio OrienteTorneo Primera División