Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La producción local es insuficiente

Economía

Se incrementó en un 3% con respecto a 2009, pero la demanda es más fuerte y no se puede evitar la escasez

La producción de combustibles derivados del petróleo terminó 2010 con un crecimiento interanual del 3%, revirtiendo así la baja del 1,2% de 2009, según un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES). Claro que la mayor producción fue insuficiente ante la demanda, que sigue creciendo sin parar. Por poner un ejemplo, la venta de naftas premium creció un 10,6% respecto de 2009.

"Este crecimiento de producción en el área de combustibles, principalmente en la nafta especial [premium], no es una cosa excepcional, sino que es un crecimiento lógico y esperado en un país donde se incorporó, de una manera casi histórica, una gran cantidad de vehículos 0 kilómetro. Aun así no ha alcanzado para abastecer a toda la demanda", explicó Raúl Castellanos, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina.

El año pasado terminó siendo el mejor de la historia en la industria automotriz argentina. Esto tuvo repercusión tanto en la producción como en la venta de combustibles. Si bien ambas crecieron, las ventas lo hicieron a un ritmo más rápido, lo que provocó la situación de escasez de combustible que se vivió a fines de 2010 y principios de este. Esta brecha se intenta cubrir, en parte, con importaciones.

Manuel García, presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes, explicó: "Si bien pudo haber habido un aumento en la producción de combustible de 2010 en relación con 2009, estos números siguen siendo muy bajos si los comparamos con los volúmenes que se producían para el mercado interno en los 90, cuando tuvimos la mayor producción y el mayor consumo de naftas".

La nafta especial fue la que logró la mayor alza de producción, con un 4,3%, mientras que la del gasoil trepó al 2,9% y, la de aeronaftas, lo hizo en un 5,1 por ciento. Sólo la nafta común continuó su descenso, con un 22,2 por ciento; según el informe privado.

"La caída de la producción de la nafta común es una tendencia que se viene dando hace varios años como consecuencia de que los autos nuevos tienen motores más modernos que necesitan combustible de mayor octanaje ", explicó García.

"No todas las naftas crecieron al mismo ritmo; las que más crecieron fueron las denominadas Premium", confirmó Castellano. "Esto no sólo responde a las preferencias de la gente y a que los autos son cada vez más modernos sino que también es consecuencia del desabastecimiento de combustible que se vivió en la Argentina: muchas veces no había nafta súper, por lo que la gente cargaba las premium para poder usar el auto", agregó.

Pese a que el precio de los combustibles inició una escalada a partir de 2008 y que durante el semestre inicial de 2010 acumularon un incremento promedio de casi el 30 por ciento, un estudio privado de la consultora abeceb.com demostró que si se analiza el aumento de su precio en relación con el salario promedio en dólares, el costo de llenar un tanque de 50 litros en la Argentina permanece constante a lo largo de los últimos años.

Precios vs. salarios

El informe revela que el consumidor gasta un 4,7% del salario promedio en dólares para llenar un tanque de nafta súper. Pese a los constantes incrementos en los precios que sufrió el combustible en la Argentina, si se analiza la relación con los salarios reales, esta proporción se mantiene prácticamente constante en el tiempo: desde 2006 hasta fines de 2010 se estima que el porcentaje fluctúa entre un 4% y un 5 por ciento

Si bien no en la misma proporción, todos los derivados del combustible sufrieron incrementos. El precio de la nafta que más se aceleró a lo largo de 2010 fue el de la premium, con un incremento interanual del 28,7 por ciento hasta septiembre pasado. Por su parte, la nafta común siguió a esta suba con un incremento del 22 por ciento, llegando a los $ 2,90 por litro, según reveló el estudio de abeceb.com.

Para arribar a esta conclusión se tomó como referencia el costo de la nafta súper en la Capital Federal en las estaciones de servicio pertenecientes a la empresa Repsol YPF. Asimismo, se tomó como salario de referencia el promedio de la remuneración neta que calcula el Indec para la Capital Federal..

Candelaria Cerutti LA NACION
TEMAS DE HOYConflicto en Medio OrienteMelina LópezArgentina en defaultEl tiempo