Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las otras voces que suenan en Cosquín

Modesto López habla del documental sobre Ernesto Cardenal que presenta en el encuentro de poetas

SEGUIR
LA NACION
Viernes 28 de enero de 2011

0

COSQUIN.- Cada noche de festival de folklore, la apertura del espectáculo en el escenario mayor incluye el himno a Cosquín, con coreografías del Ballet Camín, y un poema de algún autor famoso. Marcelo Simón recita y por detrás de su voz (en realidad por encima) se oyen y se ven ráfagas de fuegos artificiales atronadores.

Tal vez sea ése el mejor resumen de este festival, que combina sutileza poética y estruendo folklórico.

Cardenal, voz de una generación, y Modesto López, impulsor del sello Pentagrama, de México, durante la grabación de Solentiname
Cardenal, voz de una generación, y Modesto López, impulsor del sello Pentagrama, de México, durante la grabación de Solentiname. Foto: Archivo / Gent. Modesto López

Si hay que hablar de porcentajes, se puede decir que el estruendo suena generalmente en el escenario mayor y que para encontrar la voz poética hay que retirarse un poco. Tomar distancia, caminar unas cuadras y llegar hasta donde se realiza el Encuentro Nacional de Poetas y la Gente. Allí hoy estarán el ecuatoriano Antonio Preciado, el crédito local Jorge Boccanera y los poetas William Agudelo y Ernesto Cardenal. Sobre este último autor se presentará el documental Solentiname , de Modesto López, un español-argentino instalado en México desde hace más de tres décadas. Todos ellos están desde hace varios días instalados en una casa cerca del río, compartiendo ideas y proyectos. La Nacion conversó con Cardenal (la extensa entrevista se publicará próximamente en ADN ) y con López, quien se refirió al documental que cuenta el paso del sacerdote y poeta por la comunidad de Solentiname.

Modesto es el responsable en México del sello discográfico independiente Pentagrama, que tiene 700 CD publicados e incluye discos sin estruendos ni estridencias y trabajos documentales como el de Cardenal. "Dentro de este catálogo hemos abierto una línea que se llama La Palabra, para difundir a los poetas en su propia voz. Comenzamos editando CD, pero llegó un momento en el que ciertos personajes requerían algo más que la voz. Fue entonces cuando me largué a la tarea de reunir fondos para difundirlos también en imágenes. Como tú sabes, Solentiname significó algo muy importante para los jóvenes que caminábamos por América latina en los sesenta, en ese archipiélago habitado por campesinos y pescadores semianalfabetos. Ernesto Cardenal y William Agudelo realizaron un trabajo transformándolos en artesanos, poetas y revolucionarios. Entonces me aboqué a la tarea de recuperar la memoria de ese fenómeno tan importante. Lo más difícil fue convencer a Cardenal, pero felizmente se logró y ahora se puede ver no sólo Solentiname, sino la maravillosa obra de este gran poeta y amigo."

- Pentagrama cumplirá 30 años, ¿qué balance puede hacer sobre el sello, en este tiempo de crisis discográfica?

-Pentagrama es considerada una empresa de carácter cultural que se inserta dentro de la llamada música independiente, por eso lleva como lema "La alternativa musical en México". El 6 de octubre cumpliremos 30 años de andar en el surco. En la actualidad estamos viviendo una etapa de resistencias debido a la crisis que atraviesan México y el mundo; en especial México, donde se recortó sustancialmente todo el apoyo a la cultura y se dio prioridad a la violencia, dicen que para acabar con la violencia. Esta crisis ha provocado un alto índice de piratería no sólo del disco, llevando a cerrar infinidad de tiendas de venta de discos y videos, a tal punto que hay lugares del país donde ya no existen. Esto nos obliga a que junto a otras disqueras independientes creemos nuevos espacios para distribuir productos.

-¿A qué otras cosas el sello se tuvo que ir adaptando con el tiempo?

-Siempre produjimos cultura y tenemos que adaptarnos a las realidades políticas y sociales que nos determinan los gobiernos de turno, por eso también nosotros decimos que, más que difusores culturales, tenemos que ser provocadores culturales para crear siempre nuevas condiciones que nos permitan difundir lo que hacemos. Pienso que más que adaptarnos debemos buscar nuevas formas de producción y distribución.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas