Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Opinión

¿Qué ocurriría en la Argentina con una devaluación del real?

Economía

De forma diferente, la Argentina y Brasil vienen teniendo un recorrido similar en materia cambiaria. En efecto, ambos países bajaron sus tipos de cambios reales. Brasil optó por permitir que el dólar fuera bajando desde 3 reales a los actuales 1,67 y a cambio consiguió una tasa de inflación reducida. La Argentina dejó casi quieto el tipo de cambio en términos nominales, pero fue incrementando la tasa de inflación licuando el tipo de cambio real. Digamos que en términos reales ambos tipos de cambio disminuyeron, pero en la Argentina se hizo a costa de acelerar la inflación y en Brasil sin ese costo. Por eso, en Brasil, entre otras causas, disminuye la pobreza y en la Argentina aumenta. La otra diferencia es que Brasil está aprovechando el contexto internacional para atraer inversiones en el sector real de la economía mientras que nosotros tuvimos una fuga de capitales del orden de los U$S 50.000 millones.

El gran interrogante que siempre se presenta es qué ocurriría con la economía argentina si Brasil optara por incrementar el tipo de cambio nominal, siendo que ya ha comenzado a tomar algunas medidas al respecto, particularmente en el ingreso de capitales de corto plazo.

Lo primero que viene a la memoria es 1999 cuando Brasil devaluó su moneda en enero de ese año. Hasta ese momento la economía argentina venía creciendo a pesar de la crisis rusa, pero con la devaluación en Brasil el PIB disminuyó el 2,5% en el primer trimestre de 1999; el 5%, en el segundo; otro 5%, en el tercero; y ya en el cuarto trimestre comenzaba a frenarse la caída de la actividad económica. A raíz de la devaluación en Brasil, las exportaciones argentinas a dicho país cayeron el 28,4% en 1999.

Desde 2004 Brasil ha dejado caer el tipo de cambio nominal y ya se observan presiones internas para que Dilma Rousseff comience a mover el tipo de cambio nominal. Claro que para llevarlo a los valores de 2004 tendría que aplicar una devaluación del 79%, algo que difícilmente ocurra, aunque cuando uno se mete a tocar el tipo de cambio sabe cómo comienza pero no cómo termina.

De todas maneras, ¿cómo afectaría una devaluación del real a la economía argentina? En 2010, el 21% del total de las exportaciones argentinas tuvieron como destino el mercado brasileño. El 42% de las exportaciones nacionales a Brasil estuvieron concentradas en automóviles, autopartes y vehículos de carga. Estos datos surgen del instituto de estadísticas brasileño que, por cierto, los tiene mucho más actualizados y desagregados que nuestro Indec. ¿Por qué tanta exportación de automóviles a Brasil? Es que el mismo automóvil en ese país se vende U$S 7000 más caro que en la Argentina. Dicho sea de paso, esta es una explicación de porqué aumentó la venta de autos usados en la Argentina.

Teniendo en cuenta que buena parte de las exportaciones a Brasil están ligadas al mercado automotor, y que mientras la producción industrial a nivel general crece al 8,5%, el sector automotriz lo hace al 43%, parece bastante claro que un movimiento cambiario en Brasil afectaría el crecimiento del nivel general de la industria y en particular la del sector automotriz. Además del efecto exportaciones brasileñas sobre la economía argentina. Si hoy Brasil con un dólar en 1,67 reales tuvo un saldo comercial bilateral con la Argentina positivo en U$S 4000 millones, es de suponer que con una devaluación en nuestro socio del Mercosur no sólo caerían las exportaciones argentinas a Brasil sino que aumentarían las exportaciones de ese país hacia el nuestro.

Es importante aclarar que no estoy pronosticando una devaluación del real, por más que en dicho país haya presiones para subir el dólar, solamente intento mostrar la vulnerabilidad que hoy tiene la economía argentina dado que no ha aprovechado estos años para ser más competitiva sino que se ha limitado a hacer la plancha aprovechando el dólar barato de Brasil y el precio de la soja.

En definitiva, es tiempo de que nos despertemos porque la bonanza externa y el dólar barato de Brasil no son para siempre..

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil