Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Denunció la AFIP a otra firma cerealera

Según el organismo, hay trabajadores esclavos en Pioneer; la empresa negó las acusaciones

Martes 01 de febrero de 2011
0

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) comunicó ayer que denunció a la cerealera Pioneer Argentina "por trabajo esclavo y evasión". Fue tras inspeccionar tres campamentos en la provincia de Córdoba, en los que 158 trabajadores, que según el comunicado del organismo fueron contratados a través de la firma Adecco Specialities, hacen tareas de desflore de maíz, mantenimiento de los cultivos y preparación de la tierra.

La firma emitió un comunicado en el que asegura que cumple con lo requerido por la ley, que todos los trabajadores están "debidamente registrados" y cobran el salario mínimo de la actividad o más y que "no debatirá el tema a través de los medios sino que lo tratará en el ámbito en el que ha sido planteado".

La denuncia, según informó el organismo recaudador de impuestos, fue radicada tanto en sede judicial como en el Ministerio de Trabajo de Córdoba. Y la acusación es por "trata de personas y reducción a servidumbre".

El allanamiento, realizado por inspectores de la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social de la AFIP, fue ordenado por el Juzgado Federal N° 3, a cargo de Ricardo Bustos Fierro. El establecimiento está ubicado en el Paraje Monte del Rosario y dista unos 40 kilómetros del acceso a una ruta.

Una de las acusaciones, según la AFIP, es que los peones -provenientes de la provincia de Santiago del Estero- no tendrían permitido abandonar el predio hasta que termine la tarea de desflore.

Según el comunicado del organismo, los inspectores constataron que los trabajadores cobrarán $ 97 por día, prometidos para el momento en que finalice toda la tarea. Sin embargo, se consigna también que se les descontará dinero "en caso de dañar las plantas que tratan". "Ninguno de los trabajadores conocía cómo medirían dicho daño, por lo que no saben cuánto cobrarán", dice el comunicado oficial.

Además, la AFIP se refirió a que encontró a los trabajadores alojados en casillas de chapas, sin aislante térmico ni protección contra alimañas e insectos, y sin luz eléctrica. Y agregó que el agua para el consumo, extraída de los pozos usados para el riego, está en tanques de PVC apoyados sobre la tierra y expuestos al sol, a la vez que los baños no tienen puerta y las duchas -según los empleados- carecen de agua.

La respuesta

Pioneer, en su comunicado, expresó que "alineada con prácticas habituales de mercado, contrata a empresas proveedoras de trabajadores rurales temporales", y sostuvo que hay evidencia, "producto de las inspecciones anteriores a cargo del Ministerio de Trabajo", de que cumple con todas las reglamentaciones vigentes. Por eso, la firma consideró "injustificadas" las afirmaciones surgidas de la AFIP.

Con respecto a los salarios, afirmó que se pagan "los mínimos requeridos por la ley y en ocasiones superiores, dependiendo de factores como desempeño laboral y cumplimiento de las normas de seguridad". Cada trabajador, según la compañía, cuenta con obra social, asignaciones familiares y seguro de riesgos laborales. "Respecto del agua, es potable y se realizan rutinariamente análisis", asegura el escrito.

Y concluye: "Pioneer realizará todos los esfuerzos necesarios a fin de contribuir a esclarecer a la brevedad la confusa situación presentada, priorizando el respeto por las personas, la seguridad y la ética".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas