Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Crece la presión internacional para que Mubarak renuncie

Mientras las protestas se extienden en El Cairo y otras ciudades, en el llamado "Día de la Partida", la Unión Europea y la OEA pidieron una transición democrática y pacífica; Barack Obama expresó que el mandatario debe "escuchar los reclamos y tomar una decisión rápida"

Sábado 05 de febrero de 2011 • 00:25
Foto: Reuters
0

EL CAIRO.- Tras una nueva jornada de protesta en El Cairo, donde miles de personas se congregaron en la plaza Tahrir en el denominado "Día de la Partida", distintos organismos internacionales se sumaron ayer al pedido del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para encontrar una solución "pacífica y democrática" de la crisis en Egipto.

La Unión Europea y la Organización de Estados Americanos reforzaron la presión internacional para que el presidente egipcio, Hosni Mubarak, abandone su cargo mediante un gobierno de transición.

Luego de una cumbre realizada ayer en Bruselas, los líderes europeos llamaron al diálogo y pidieron poner fin a la violencia en Egipto. Según afirmaron los integrantes del bloque a través de un comunicado, las autoridades de Egipto deberán iniciar "ahora" un proceso de transición del mandato del cuestionado Mubarak.

En ese marco, el primer ministro británico, David Cameron, advirtió que si las autoridades egipcias continúan utilizando la violencia contra los manifestantes opositores "perderán más credibilidad" en la comunidad internacional.

"Las medidas adoptadas por el gobierno egipcio hasta ahora no han colmado las aspiraciones de su población", deslizó Cameron al llegar a Bruselas.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, aseguró que la crisis en Egipto debe terminar con una elección presidencial y la adopción de reformas democráticas.

"Espero que esto culmine con una elección y con reformas democráticas que signifiquen la aplicación de términos y fines a las autoridades y una clara delimitación de cuáles son sus poderes", subrayó Insulza.

EE.UU., en tanto, volvió a presionar por el alejamiento en forma urgente del mandatario egipcio, al frente del Ejecutivo durante 30 años.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que su par de Egipto debe "escuchar" lo que están reclamando sus compatriotas y tomar la "decisión correcta" porque, advirtió, "volver a los viejos modos no va a funcionar".

"Mubarak es orgulloso, pero también es un patriota. Lo que le sugerí es que tiene que consultar con su gobierno. Tiene que escuchar lo que le está diciendo el pueblo egipcio y tomar una decisión", dijo Obama tras reunirse con el primer ministro canadiense, Stephen Harper.

El mandatario norteamericano insistió una vez más en que el único que puede "determinar" el futuro de Egipto es el propio país y no la comunidad internacional, pero dejó en claro que Washington espera que las prometidas "reformas" sean profundas, vayan hacia una mayor "democratización" y no se queden en meras apariencias que "no funcionarán".

"Seguimos siendo muy claros en que nos oponemos a la violencia como una respuesta a esta crisis", recalcó Obama a la vez que lanzó una advertencia contra los ataques a periodistas, manifestantes y activistas de derechos humanos que protestan en forma pacífica.

Atentado. De acuerdo a la información que maneja la cadena estadounidense Fox News , habrían intentado asesinar al vicepresidente de Egipto, Omar Suleiman. En el hecho, habrían muerto dos de sus guardaespaldas.

En la versión que difundió la cadena no se especifica el día en que se habría llevado acabo el atentado. En tanto, el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, ante la consulta de Fox, no negó ni confirmó la información.

"El Día de la Partida". En El Cairo, una multitud se concentró en la céntrica plaza Tahrir (de Liberación), donde los opositores, atrincherados desde el 25 de enero, creen que será el golpe final para el régimen de Mubarak. Esos mismos manifestantes resistieron el miércoles a una violenta tentativa de desalojo llevada a cabo por los partidarios de Mubarak, en una batalla campal que dejó trece muertos.

Las versiones son confusas en la plaza de la Liberación, dado que algunos periodistas internacionales habrían afirmado a los egipcios que se concentran allí, que fuentes militares de los EE.UU. estarían negociando lo que será la salida de Mubarak y que el vicepresidente Suleiman asumiría el poder del país una vez que se realice la transición.

La ONU evalúa que desde el inicio de las protestas hubo unos 300 muertos y miles de heridos. Según un balance oficial del Ministerio de Salud, 5000 personas resultaron heridas desde el pasado viernes.

Distintas ciudades fueron escenario de masivas protestas durante el "Día de la Partida", que se celebró en coincidencia con la tradicional jornada de oración de los musulmanes. Decenas de miles de personas se concentraron en Alejandría, la segunda ciudad del país, al grito de "íAbajo Mubarak! íAbajo el régimen!".

El presidente egipcio, en una entrevista dada ayer a ABC, dijo que cree que el país aún lo necesita. "Si yo renuncio hoy, habrá caos" , señaló.

Transición. El diario New York Times, citando a funcionarios estadounidenses y diplomáticos árabes, informó ayer que Washington está discutiendo un plan para que Mubarak entregue el poder a un gobierno de transición encabezado por el vicepresidente, con el apoyo del ejército egipcio.

Sin embargo, también citó a un funcionario egipcio de alto rango diciendo que la Constitución no permite eso. "Esa es mi respuesta técnica", agregó. "Mi respuesta política es que ellos deberían preocuparse de sus asuntos", sostuvo. Suleiman también sugirió estar irritado con la interferencia de Estados Unidos en una entrevista en televisión.

Para informes . La Dirección de Argentinos en el Exterior de este Ministerio responde consultas en los teléfonos (011) 4819-7887 / 7885 / 8171 /7896.

AP, AFP y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas