Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La fortuna de los Mubarak, un misterio por develar

Ascendería a 70.000 millones de dólares, según una versión; la familia controla un fondo clave

Domingo 13 de febrero de 2011
0

Neil MacFarquhar y David Rohde The New York Times

NUEVA YORK.- Después de dejar su trabajo como ejecutivo del Banco de América en Londres a mediados de los 90, el hijo menor de Mubarak, Gamal, unió fuerzas con el banco de inversiones más grande de Egipto.

En la actualidad, Gamal es dueño de una parte significativa de una empresa privada de inversiones que tiene intereses en todos los sectores de la economía egipcia, desde el petróleo y la agricultura hasta el turismo, según fuentes consultadas e informes corporativos.

Durante los casi 30 años de gobierno de Hosni Mubarak, el presidente y su familia no fueron tan ostentosos como otros mandatarios de la región. Pero, aunque no hay indicios de que Gamal o su empresa desarrollaran actividades ilegales, el alcance de sus inversiones revela hasta qué punto la familia está involucrada en el tejido económico del país.

Ahora que Mubarak no está en el poder, son muchas las voces que se alzan pidiendo una auditoría contable para develar el misterio de su fortuna.

Anteayer, pocas horas después de la renuncia, funcionarios suizos ordenaron a todos los bancos de su país que identificaran -y congelaran- todos los activos pertenecientes al ex presidente, a su familia y a sus allegados. En Egipto, los líderes de la oposición se comprometieron a presionar para que se realice una investigación exhaustiva de las finanzas de Mubarak.

Rastrear el dinero quizá puede no ser fácil, porque en Egipto los negocios eran manejados mayormente en secreto por un reducido grupo de gente conectada con Mubarak.

"Ahora abrimos todos los archivos", dijo George Ishak, jefe de la Asociación Nacional por el Cambio, un grupo de oposición. "Vamos a buscar en todos los archivos, de todos ellos: las familias de los ministros, la familia del presidente, todo el mundo."

Las estimaciones sobre la fortuna de Mubarak varían enormemente y llegan hasta un rumor que ubica el patrimonio familiar en los 70.000 millones de dólares. Funcionarios norteamericanos aseguran que esa cifra es disparatada y calculan la fortuna de los Mubarak entre los 2000 y 3000 millones de dólares.

El nivel de corrupción

Gamal, a quien estaban preparando para suceder a su padre, y su hermano mayor, Ala'a, eran considerados figuras prominentes de la elite empresaria. La empresa de inversiones privadas de Gamal fue fruto de sus lazos con EFG-Hermes, el banco de inversiones más grande de Egipto. EFG-Hermes, que tiene asentados 8000 millones de dólares en activos en su balance 2010, fue un agente crucial en el plan de privatizaciones a través del cual el Estado vendió las empresas públicas a hombres de negocios conectados con el poder.

La conexión con EFG-Hermes se remonta a mediados de los 90. Cuando en 1996 Gamal se fue del Banco de América, abrió junto con dos socios una compañía financiera llamada Medinvest y Asociados, con sede en Londres. A su vez, Medinvest pertenece a un fondo llamado Bullion Company Ltd. Según EFG-Hermes, Gamal es dueño de la mitad de Bullion, y los registros de Chipre muestran que su hermano Ala'a forma parte del consejo de directores de la firma.

Bullion es propietaria del 35% de las operaciones de inversiones privadas del banco, que maneja 919 millones de dólares, según el director ejecutivo de EFG-Hermes, Hassan Heikel. El fondo de inversiones tiene intereses en el sector del petróleo, energía, acero, alimentos y ganadería.

Heikel aseguró también que más allá del fondo de inversión privado, Gamal no tenía otros vínculos "directos, indirectos, offshore o familiares", con el banco. Señaló que ese fondo represente sólo el 7% de los negocios totales del banco. Cuando se le preguntó acerca de la magnitud de la inversión inicial de Gamal en los 90, Heikel prefirió no contestar.

Una vocera de EFG-Hermes dijo que el banco no había recibido "privilegios de parte del gobierno". En el pasado, Gamal ya había negado cualquier acto ilícito y había afirmado que sus negocios eran legítimos.

"La corrupción de la familia Mubarak no consistía en robar del presupuesto, sino en transformar el capital político en capital privado", dijo Samer Soliman, profesor de economía política de la Universidad Norteamericana de El Cairo.

Tal vez la pregunta más difícil de contestar sea el nivel de corrupción que involucra al propio Mubarak. Ex diplomáticos norteamericanos señalaron que Mubarak parecía vivir de manera bastante sencilla, en especial para los estándares de vida de los líderes de la región.

Fuera de El Cairo, su residencia principal era una villa en el balneario de Sharm el-Sheikh, sobre el Mar Rojo. Los diplomáticos dicen que la villa no es especialmente grande para ese barrio y que, de hecho, es más pequeña que la casa vecina de Bakr ben Laden, miembro del poderoso clan de la construcción saudita y medio hermano de Osama ben Laden.

La villa de Mubarak se encuentra en un desarrollo inmobiliario de Hussein Salen, gran amigo del ex presidente. En 1983, Salem se declaró culpable de haber facturado más de ocho millones de dólares al Pentágono por el envío de equipamiento militar a Egipto. A pesar de su condena, Salem prosperó en el Egipto de Mubarak.

Traducción de Jaime Arrambide

70.000 Millones de dólares Es, según estimaciones, la fortuna de Mubarak. En EE.UU. creen que no supera los 3000 millones.

3700 Millones de dólares Son los depósitos egipcios en bancos suizos. Suiza bloqueó todo activo que Mubarak pudiera tener.

15.000.000 De dólares al año Son las ganancias de empresas occidentales que compartieron negocios con los Mubarak.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas