Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémicas declaraciones de un funcionario de la Ciudad

Dijo que la educación pública "está muerta", pero admitió su error

SEGUIR
LA NACION
Viernes 25 de febrero de 2011

0

"Fue un error", afirmó a LA NACION el subsecretario de Inversiones del gobierno de la ciudad, Carlos Pirovano. El funcionario, entusiasta de Twitter, había escrito, pocas horas antes, en la red social: "¿Y si asumimos que la educación pública está muerta y con esa plata pagamos a los chicos una escuela privada?".

Y añadió: "Les regalamos las escuelas públicas a los maestros, que dejarían de ser empleados públicos y podrían ser empresarios".

Pirovano admitió que esta frase fue un error, pero no la primera, que remite al ensayo "El papel del gobierno en la educación", del premio Nobel de Economía Milton Friedman, quien propuso por primera vez en 1955 establecer un cheque escolar.

"No, esa parte está bien, porque lo hice para que la gente pensara. Lo que está mal es lo que dije sobre que podrían ser empresarios. Fue un sincericidio", dijo.

Los pedidos de renuncia y las críticas tardaron pocos minutos en aparecer. A media tarde, Pirovano dijo que hasta ese momento su cargo no estaba en peligro y que el jefe de gobierno porteño no lo había llamado.

La ex rectora del Colegio Nacional de Buenos Aires y precandidata a legisladora por Proyecto Sur, la controvertida Virginia González Gass, calificó de "demenciales y peligrosas" las declaraciones de Pirovano. "La educación pública es la única chance de ascenso que tiene el sector más vulnerable de la población. Mauricio Macri debería desautorizar públicamente y echar a Pirovano", dijo.

La comisión directiva de la Unión de Trabajadores de la Educación criticó las declaraciones del funcionario, que a su juicio "ratifican la política de destrucción de lo estatal para habilitar negocios a los privados. Esto lo inició la dictadura militar en los 70 y lo profundizó el menemismo en los 90".

Ayer, Pirovano se mostró sorprendido ante LA NACION por la trascendencia de sus palabras. "Yo no hablé de privatizar, sino que tiré una posición y dejé implícita la teoría de Friedman."

Recordó luego la posición del premio Nobel de Economía: "Friedman decía que es mucho más barato darle la plata a la gente y que elija el colegio que más le gusta que armar toda una estructura educativa que no es eficiente. Mi intención no era hablar sobre pública o privada, sino advertir a la gente que a los sindicatos lo único que les interesa es discutir salarios y no piensan en los alumnos", dijo.

Pirovano dijo que todos los años los gremios docentes "tienen la misma ceremonia, esto es, tomar a los alumnos de rehenes para pedir más plata sin que les importe nada la real educación de los chicos".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas