Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Insólita citación de un juez tucumano

Morales Solá denuncia una campaña sucia

Política

Acusó a la SIDE y a funcionarios del Gobierno de intentar desprestigiarlo y perseguirlo

El periodista y columnista de La Nacion Joaquín Morales Solá denunció ante la jueza federal María Servini de Cubría que es víctima de una campaña de desprestigio profesional y de persecución personal por parte de la ex SIDE, de funcionarios del Gobierno y de medios de comunicación públicos y privados financiados por el Estado. El periodista entregó un escrito a la jueza en el marco de una citación, como testigo, en la causa sobre el Operativo Independencia en Tucumán y la actuación de su primer jefe, el general Acdel Vilas, en 1975.

La insólita citación fue decidida por el juez federal de Tucumán Daniel Bejas, a pedido del fiscal para causas de derechos humanos, Pablo Camuña, a partir de la publicación en el semanario Miradas al Sur , del grupo de medios oficialistas del empresario Sergio Szpolski, de una fotografía tomada en plena democracia en la que Morales Solá aparece como periodista en una actividad de Vilas.

En el mismo escrito, el periodista declaró, bajo juramento: "Jamás tuve ninguna vinculación indigna con la última dictadura militar que sufrió mi país ni con los jefes militares que la precedieron". También aseguró que nunca militó en ningún partido ni formó parte de ninguna organización guerrillera.

"Soy el único periodista que declaró ante la Justicia, bajo juramento, que nunca tuvo ninguna relación indigna con la dictadura -dijo ayer Morales Solá. Esa declaración es un absurdo para quien nunca, en casi 28 años de democracia, fue cuestionado. Pero ya me cansé de una campaña sistemática de mentiras y calumnias. Iniciaré de inmediato los juicios civiles correspondientes."

En el documento, el periodista denunció que de esa campaña participan funcionarios del gobierno nacional que presionan a jueces y fiscales. "Llama la atención -dijo- que el general Vilas haya muerto hace poco sin rendir cuentas de lo que hizo en Tucumán y que yo sea citado ahora de inmediato como testigo de lo que hizo el propio Vilas por una fotografía profesional, que se publicó recortada y editada en un medio confesadamente oficialista." No obstante, se manifestó dispuesto a dar a la Justicia "toda la información" que recuerda de hechos que sucedieron hace casi 36 años por decisión de un gobierno constitucional. El Operativo Independencia fue una orden del gobierno de María Estela Martínez de Perón, un año antes de ser derrocada, para combatir a grupos guerrilleros del ERP que se habían instalado en la zona montañosa de Tucumán.

Morales Solá señaló en el documento: "Las herramientas mediáticas de esa campaña contra mi persona son los medios de comunicación del Estado, sobre todo Canal 7 y Radio Nacional, y el grupo de medios que controla Szpolski, financiado por el Estado. Lamento que otras instancias de la Justicia se hayan prestado a esta campaña contra un periodista". Agregó que esa "campaña no es de manipulaciones ni de tergiversaciones, sino directamente de mentiras".

Morales Solá concluyó el escrito con este párrafo: "Ratifico mi decisión inquebrantable de seguir siendo un periodista independiente y crítico, que es, a mi criterio, como debe ser el periodismo".

En el testimonio oral ante la jueza Servini, el periodista señaló que en 1975 tenía 25 años; era redactor del diario La Gaceta, donde nunca tuvo cargos jerárquicos, y estaba amenazado por la Triple A. Dijo que existía un antecedente en sede judicial sobre esa amenaza porque el periodista Ricardo Kirschbaum recordó el año pasado, como testigo en el juicio por crímenes de lesa humanidad contra Antonio Domingo Bussi, que ambos estaban incluidos en la misma lista de amenazados.

Foto editada

Morales Solá también dijo a la jueza que la foto publicada por Miradas al Sur nunca fue publicada por La Gaceta, pero sí estaba en sus archivos. "Esa foto fue robada de esos archivos", aseguró. Le entregó a la magistrada una copia original de la foto, en la que se observa claramente que a su lado había un fotógrafo, que fue borrado por la versión publicada por el medio de Szpolski. "El fotógrafo de La Gaceta era otro, que obviamente no está en la foto. Es obvio que había varios periodistas. Esto coincide con una información previa de mis ex compañeros de La Gaceta, que me advirtieron que la SIDE estaba rastrillando mi actividad en Tucumán porque no había encontrado en Buenos Aires ninguna vinculación mía con la dictadura", añadió. Morales Solá se trasladó en 1976 a Buenos Aires, donde vive desde entonces.

El periodista señaló ante Servini de Cubría que se limitó a leer las preguntas enviadas por el juez de Tucumán y aceptó que el documento escrito formara parte de la declaración, que consideraba que la gestión de Vilas en Tucumán fue una "gestión criminal" que nunca nadie investigó. "Es absurdo -agregó- imaginar que se convocaba a los periodistas para ver campos clandestinos de prisión. Según la historia que se conoció luego, sabemos que los militares trataron siempre de ocultar que esos centros de detención existían." Recordó también que había actos militares muy frecuentes, visitas de la entonces presidenta de la Nación y de comisiones de legisladores nacionales y de grupos de periodistas de medios nacionales.

Un número importante de preguntas enviadas por el juez de Tucumán sorprendieron al periodista. Dijo que esas preguntas averiguaban sobre la relación de La Gaceta con los militares, sobre cómo le llegaba la información al matutino y cómo se decidía dentro del diario el tratamiento de la información. "Me sorprende porque no sabía que la prensa estaba siendo juzgada", dijo Morales Solá ante la jueza.

"El precedente es grave porque significa juzgar a la prensa por lo que publicó o no publicó o por lo que opinó. La prensa argentina padeció, como el resto de los argentinos, la sangrienta violencia de los 70 y las durísimas condiciones de vida que planteó la dictadura. Es un uso perverso de los derechos humanos y otro intento de disciplinar al periodismo", dijo ayer el periodista..

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico