Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Prohíben ofertas con alimentos infantiles

Se refiere a la publicidad en la calle de productos ricos en grasas y azúcares, carentes de nutrientes

Sábado 05 de marzo de 2011
0

La Legislatura porteña sancionó una ley que prohíbe cualquier tipo de anuncio en la vía pública que induzca a niños y a adolescentes a la compra de alimentos procesados hipercalóricos que los tiente con promociones de regalos, descuentos o sorteos.

El proyecto fue impulsado por los diputados macristas Helio Rebot y Alejandro García, y anteanoche fue aprobado por unanimidad, en una sesión ordinaria realizada anteanoche.

Según sostienen los autores de la iniciativa en los fundamentos, mediante la prohibición se pretende desalentar una conducta alimentaria hipercalórica y carente de nutrientes, de modo de reducir enfermedades crónicas como el sobrepeso y la obesidad, con sus complicaciones inmediatas, como la hipertensión, la diabetes y las patologías cardiovasculares.

"[La ley prohíbe] en toda la vía pública de la ciudad efectuar publicidades de promociones, descuentos, entrega de regalos o sorteos, atados a la compra de alimentos procesados de elevado contenido en sodio, azúcar o grasas saturadas, cuando dichos mensajes estén dirigidos a niñas, niños y adolescentes."

En los pasillos legislativos, durante la discusión del proyecto, era un secreto a voces que el producto que mejor ilustra esta situación era la conocida Cajita Feliz, de McDonald's, y artículos similares ofrecidos por otras hamburgueserías.

"Este proyecto propone prohibir la publicidad en vía pública, orientada a niños, niñas y adolescentes de comida chatarra, término que se usa cotidianamente para describir los alimentos con poca cantidad de los nutrientes que el organismo necesita y con un alto contenido de sodio, grasa o azúcar", se lee en los fundamentos de la iniciativa, redactados elípticamente.

En cuanto al contexto legal en el que encaja esta norma, los diputados recordaron que, por la normativa vigente, las autoridades deben adoptar lo siguiente: "Medidas para combatir las enfermedades y la malnutrición, así como asegurar que todos los sectores de la sociedad, y en particular las niñas, niños y adolescentes, conozcan los principios básicos de la salud, la nutrición, las ventajas de la lactancia materna, la higiene, el saneamiento ambiental y todas las medidas de cuidado y prevención".

La prohibición aprobada, según dijeron asesores de los autores de la ley, alcanza tanto a la cartelería de la vía pública como a la entrega en mano de folletos con ese tipo de anuncios.

En cambio, no regula las publicidades televisivas o radiales o realizadas en medios digitales para difundir dichas promociones, pues la Legislatura porteña no tiene atribución sobre el contenido de los medios nacionales. Asimismo, las cadenas de hamburguesas y de otros alimentos altos en grasas o azúcares destinados a niños podrán continuar efectuando promociones y descuentos en el interior de sus sucursales.

La nueva ley registra antecedentes en otras partes del mundo. Incluso, en algunos sitios, la prohibición fue mucho más fuerte.

En diciembre pasado, la alcaldía de la ciudad norteamericana de San Francisco directamente prohibió la comercialización de la Cajita Feliz, el menú infantil de McDonald's, para proteger la salud de los niños. La decisión se originó luego de una protesta de los padres de esa ciudad, que la consideraban un producto que vincula la obtención gratuita de un juguete con el consumo de una comida que puede ser perjudicial.

Se estima que la medida podrá ser instrumentada en diciembre de este año, a la espera de que la cadena de comidas agote sus posibilidades legales para recurrir la prohibición.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas