Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Apostillas

Jueves 10 de marzo de 2011
0

Madres y padres

La première para famosos se llevó a cabo anoche. Pero la prensa y algunos invitados especiales fueron invitados a la función del martes. Un espectáculo en sí mismo fueron las caras de los padres de los chicos actores. En la fila 8, Luis Longhi no pudo evitar derramar lágrimas de emoción apenas su pequeña Emma dijo sus primeros textos. Su esposa, Marisol Acevedo, se aferraba al apoyabrazos de su butaca. Lo mismo ocurría un par de filas más atrás con Alejandra Rubio, madre de Tomás. El pequeñín despertó un aplauso espontáneo y la actriz sintió ahogarse por la emoción.

"Do-Re-Mi"

"Mis cosas favoritas", "El sonido de la música", "El pastor solitario", "Edelweiss"... muchos hits conocidos y esperados. Pero ninguno es capaz de despertar el fervor del "Do-Re-Mi". Cuántas chicas habrán visto más de una vez la versión fílmica y cuántos habrán cantado ese hit hasta en la escuela. La prueba fue que a cientos de espectadoras (y muchos espectadores) se les llenaron los ojos de lágrimas ante esa marchita, en fila, que emprende María con cada chico detrás (un acierto del coreógrafo mantener ese "casi" ritual). Imposible no emocionarse. El teatro en pleno haciendo palmas y más de algún atrevido también coreando. Una delicia.

Tristes programas

Un punto lamentable en esta producción es el paupérrimo programa de mano. Las fotos de los intérpretes son pequeñísimas y uno no cuenta ni siquiera con una línea de referencia sobre cada uno de ellos. En cambio, sí tenemos fotos más grandes y biografías del equipo creativo, algo que no suele importarle tanto al espectador común.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas