Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Las artimañas que permite la nueva ley electoral

Política

Hay polémica por la falta de reglamentación

Por   | LA NACION

¿Se imagina una boleta con la foto de Lionel Messi o de Carlos Gardel? ¿Y una en la que algún partido político oportunista se adueñe de los colores celeste y blanco del PJ o el rojo y blanco de la UCR? ¿Y si un sector de una agrupación se convirtiera en juez y parte de sus propias internas partidarias? ¿Y qué tal si el mismo partido apoyara a diferentes candidatos presidenciales según le convenga en cada provincia?

Todas estas cosas podrían suceder en las elecciones de este año, de acuerdo con la nueva ley electoral 26.571, que se aprobó con mayoría kirchnerista en 2009. Se trata de grietas, fisuras o puntos que se prestan a confusión por la demora en la reglamentación de varias cuestiones de la norma.

"Se admitirá la sigla, monograma o logotipo, escudo o símbolo o emblema, fotografías y número de identificación de la agrupación política", dice sobre las boletas el artículo 90 de la nueva ley, que modifica el artículo 62 del Código Electoral. Una afirmación tan genérica no descarta que la foto que figure en la boleta sea del candidato. "Pero también podría ser un cantante, un prócer, un futbolista o cualquier otro", alertaron desde la justicia electoral de un distrito clave.

En la nueva norma también quedó establecido que, para las primarias de agosto, cada partido se diferenciará por los colores de la boleta. Pero todavía falta definir el criterio para asignar esos colores. Por ejemplo, si será por preeminencia histórica, por orden de pedidos o por sorteo. Tampoco se determinó si los colores se podrán combinar o la boleta será monocromática.

Para los expertos privados o de la Justicia, las ONG y los propios candidatos no se trata de simples cuestiones de forma. Fotos y colores adecuados pueden inclinar una elección en favor de una lista y confundir o engañar al votante desprevenido.

La experiencia de Messi

El ingenio de los políticos vernáculos no tiene límites y Lionel Messi lo vivió en carne propia. El mes pasado exigió al diputado nacional y candidato a gobernador de Salta, Alfredo Olmedo (Pro), que diera explicaciones sobre un aviso de campaña publicado en los diarios de su provincia con una foto "robada" al futbolista, en la que ambos aparecían juntos. Si eso pasa con las boletas, al día siguiente de la elección ya será tarde para aclaraciones.

Pero no es el único punto que podría prestarse a confusión. "El uso de colectoras permite que el mismo partido adhiera en diferentes distritos a postulantes que apoyan a candidatos presidenciales enfrentados, o al revés, que muchos postulantes diferentes apoyen una misma candidatura nacional", explicó María Page, coordinadora del programa de Política y Gobierno del Cippec.

Para esa ONG, esto multiplica el ya caótico número de boletas y confunde al elector. "Sería mucho más transparente que la ley diga claramente si permite o no colectoras y bajo qué circunstancias", reclamó Page.

Otro punto inquietante es la conformación de juntas electorales partidarias que fiscalizarán las internas abiertas, simultáneas y obligatorias del 14 de agosto. Esas juntas tendrán que certificar los avales que presente cada candidato y aprobarlos. La mayoría de las tareas que en las elecciones nacionales fiscaliza la Justicia, en las primarias las hará el propio partido. Pero todavía no se definió quién controlará el financiamiento y el gasto de cada lista para las internas.

"El problema es si la conducción del partido participa en la primaria, hasta qué punto no es un actor interesado y no debería actuar como juez y parte", se preguntó Ana María Mustapic, profesora de Instituciones Políticas de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).

Ninguno de estos temas se les escapa a los candidatos. "Pedimos que se reglamenten con urgencia las fotos y colores de las boletas, y los avales y el financiamiento de los partidos para las internas. Pero aún no se sabe cómo se van a distribuir los espacios de publicidad audiovisual, mientras sigue abierto el grifo al Gobierno para que use publicidad oficial", advirtió el diputado Adrián Pérez, candidato a vicepresidente de Elisa Carrió.

Se refería a que la ley prohíbe a los partidos la contratación de avisos de campaña en radio y TV. Esos espacios serán asignados por el Poder Ejecutivo y ocuparán el 10% de la programación de todo el país los 23 días antes de los comicios. Aunque todavía no se reglamentó cómo será el corte de las franjas horarias para sortearlas y crece la desconfianza de la oposición..

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerLa reforma del Código Civil