Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cultura

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Infraestructura porteña

La Escuela de Danzas N° 1 bailará en aulas nuevas

Cultura

Estará en Liniers; habrá espacios para disciplinas como teatro y música

 
 

A mediados de año podría producirse la mudanza de la Escuela de Danzas N° 1 Nelly Ramicone, de su actual emplazamiento en Oliden 1245 al nuevo edificio construido especialmente en Fonrouge 711, de Liniers.

La obra, que comenzó en 2006, y tuvo dos interrupciones, retomó el ritmo de construcción en septiembre último luego de conseguir los fondos necesarios obtenidos a partir de la venta de inmuebles en la zona de Catalinas.

La inversión total de la construcción es de $ 33.159.813. El nuevo edificio tiene 8548 metros cubiertos y alberga 45 aulas, entre las diseñadas especialmente para el dictado de clases de danzas -clásicas y folklóricas-, teatro, laboratorio y las dedicadas al bachillerato.

La Nacion efectuó ayer una recorrida por el nuevo edificio junto con el responsable de la obra, el ministro de Desarrollo Urbano de la ciudad de Buenos Aires, arquitecto Daniel Chaín; el doctor Mario Terzano, subsecretario de Gestión Económica Financiera del Ministerio de Educación porteño, y el asesor del área de educación Hugo Martini.

La nueva sede de la Escuela de Danzas N° 1 ocupa cuatro niveles -planta baja y tres pisos-, biblioteca, salón de usos múltiples, cantina y un amplio patio.

"Estimamos que a fines de abril o principios de mayo estará lista y habitable", afirmó el ministro Chaín, aunque la fecha de la mudanza de los alumnos será fijada entre el Ministerio de Educación y las autoridades del establecimiento.

Terzano explicó que el traslado de todo el mobiliario y su instalación puede llevar varios días, razón por la cual no se descarta que los alumnos estrenen el nuevo edificio cerca de las vacaciones de invierno.

Al mostrar las distintas características del establecimiento, como las diferentes maderas que se usaron para los pisos de las aulas de las distintas danzas que se enseñarán -guatambú, para clásicas; viraró, folklore, y eucalipto, teatro y música-, Chaín hizo hincapié en que tendrá "calefacción y aire acondicionado central", además "de un sistema de doble ventilación" con ventiladores y sistemas de ventanas que generan corrientes en los casos en que lo requieran las condiciones climáticas.

La escuela cuenta con dos ascensores, iluminación de bajo consumo, alarmas contra incendios y baños con vestuarios. "Es probable que los alumnos que cursen danzas necesiten cambiarse después de clase", explicó Chaín.

Además de la construcción de la nueva escuela, ubicada a seis cuadras del edificio que alberga hoy a 1400 alumnos, en dos turnos, la ciudad recuperará un terreno lindante en el que funcionó una antigua acería y su correspondiente chimenea.

"La chimenea quedará como símbolo del lugar, como lo pidieron los vecinos. El terreno se convertirá en una pequeña plaza", concluyó..

María Elena PolackLA NACION
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYInseguridadElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidios