Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De las canchas a las letras

Varios deportistas decidieron contar sus experiencias desde la escritura; canchallena.com habló con los futbolistas Facundo Sava y Juan Herbella y el rugbier Tomás De Vedia sobre sus libros; "A la gente le gusta escuchar lo que podemos transmitir", dice el Colorado. Por M. Pistone Jalfon

Jueves 31 de marzo de 2011 • 13:38
0

Por Maurice Pistone JalfonDe la Redacción de canchallena.com

Los escritores que se han interesado por el deporte en su obra son muchos: Norman Mailer, Haruki Murakami, Fernando Savater, Roberto Fontanarrosa, entre otros. Incluso Albert Camus, Premio Nobel de Literatura, fue arquero de un equipo semiprofesional con el que recorrió todo su país, Argel, hasta que la tuberculosis lo alejó de las canchas. Camus además fue quien, en un famoso artículo titulado Lo que debo al fútbol , expresó: "Después de muchos años en que el mundo me ha permitido variadas experiencias, lo que más sé, a la larga, acerca de moral y de las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol".

Pero no es habitual que esta relación se dé a la inversa, es decir, que deportistas profesionales exploren los procesos creativos de la escritura, aunque sí existen ejemplos muy conocidos como el del holandés Johan Cruyff ( Mis futbolistas y yo ; Me gusta el fútbol ) y el argentino Jorge Valdano ( Cuentos de fútbol ; Los cuadernos de Valdano , entre otros).

Sava y Herbella, con sus libros
Sava y Herbella, con sus libros. Foto: LA NACION

Sin embargo, en el último tiempo, algunos deportistas en actividad o ya retirados del ámbito local han decidido contar sus experiencias deportivas o personales a través de la literatura. canchallena.com habló con ellos sobre los motivos y las inquietudes que los llevaron a transitar este camino.

Facundo Sava publicó Los colores del fútbol , donde desarrolla aspectos de su vida profesional pero también del fútbol en general. Por otra parte, el defensor Juan Manuel Herbella, actualmente en Ferrocarril Oeste, publicó Futboloscopia (viaje al interior de un campeonato), donde relata el ascenso de Quilmes de la Primera B Nacional.

Sava y Herbella siempre fueron dos futbolistas particulares, tanto por sus cualidades deportivas (el juego, el temperamento) como también por situaciones extradeportivas: ambos estudiaron y se recibieron paralelamente a sus carreras profesionales (Sava es Psicólogo social y Herbella médico).

A Sava y Herbella no sólo los une el gusto por la escritura si no también una amistad que nació cuando ambos coincidieron en Quilmes en la temporada 2009-2010. En relación a esto, Herbella aclara: "Yo el libro de Facundo lo leí y la verdad es que me gustó. Pero no es que influimos en el otro, ni mucho menos. Simplemente lo leí como lector interesado en lo que produce un amigo".

Por su parte, Sava confiesa que, así como ahora le permiten vivir una nueva etapa tras el retiro, los libros también estuvieron presentes cuando era jugador: "Un libro de [el psicólogo deportivo] Marcelo Roffé me ayudó durante mi carrera. Tiene muchas partes buenas, pero en una cuenta que Batistuta, en un momento, no hacía goles y estaba medio desesperado. Entonces, empezó a trabajar con un psicólogo y se dieron cuenta que él tenía que empezar a jugar. Y cuando se dedicó a jugar en equipo, a tocar la pelota, a tirarse hacia atrás, empezó a hacer goles. Y eso lo puse en práctica. Leía tres o cuatro veces ese capítulo en la concertación y fue así, empecé a jugar y empecé a hacer goles".

Además, Sava hace hincapié en las ventajas que implica haber sido jugador a la hora de escribir sobre fútbol: "Las cosas que vivimos nosotros no las vive otra persona. Sólo nosotros podemos transmitir lo que es estar adentro de una cancha con 50 mil personas, entrenar o lo que es un vestuario. Nosotros más que nadie sabemos cómo es esto y a la gente les gusta escucharlo y aprender de lo que nosotros podemos transmitir y a nosotros nos gusta hacerlo". Ligado a este aspecto, Herbella agrega: "Lo que te da es justamente esas vivencias, riquezas y detalles que uno vive la gente lo quiere escuchar, leer y disfrutar. Después no te da ningún valor agregado a la escritura. El resto es todo dedicación propia".

Herbella, también conocido como "El Doctor", se refiere a la recepción de su libro por parte de sus colegas: "Muchos ex compañeros me llamaron y les gustó. Yo creo que ese es el reconocimiento más lindo, porque para aquel que no estuvo en ese plantel puede darle un factor novedoso por no saber lo que vivimos. Pero los que estuvieron ahí, como Facundo o el resto de mis compañeros, que realmente disfruten el libro cuando la historia ellos ya la saben le da un valor agregado".

Sava reconoce que ahora está más enfocado en su carrera como director técnico. "Estoy dedicándome a estudiar el fútbol, a prepararlo", mientras que Hrbella cuenta que está en el proceso de un segundo libro pero con "un enfoque distinto, alejado del juego, o lindante, pero no necesariamente tan aplicado a lo que pasa dentro del campo".

El Ragbier poeta. Tomás De Vedia, jugador del SIC, tiene 28 años y está a punto de publicar su primera novela con el título de El Ragbier poeta , en la que retrata el mundo del rugby en la Argentina.

Cuando De Vedia escoge el título para su novela, lo hace con ironía. Esto se puede ver con mayor claridad cuando declara: "Estoy en total desacuerdo con las etiquetas". Y más adelante añade: "Yo juego al rugby pero no soy sólo un rugbier, también en algunos momentos escribo, en otros hago karate, en otro simplemente tomo mate o me siento en la hamaca paraguaya de mi casa a mirar el cielo".

Al momento preguntarle sobre su condición de escritor frente a la mirada del mundo del rugby, De Vedia recuerda una anécdota: "Una vez una periodista me preguntó mi ocupación y le contesté, escritor. Un amigo que juega en el equipo estaba al lado mío y dijo, ‘¿escritor? ¡Qué falta de respeto para Borges!’ Le pregunté si había leído a Borges y me contestó que no".

En referencia a los motivos que lo incitaron a adentrarse en el mundo de las letras, De Vedia reconoce: "Lo que me llevó a escribir fue la catarsis por algunas frustraciones, como un montón de escritores. Hacer arte, como dice mi hermano, es una especie de autoayuda. Después cuando leí por primera vez a Henry Miller me di cuenta de lo que tenía que hacer".

Seguramente haya tantos escritores como motivos para escribir, pero puede que en lo que dice Sava, esté una de las claves para entender una búsqueda distinta por parte de algunos deportistas, "Yo dejé el fútbol hace 5 o 6 meses y me di cuenta que es muy corto, y eso que jugué hasta los 36 años. El fútbol dura muy poco y la vida, para nosotros, recién empieza", cierra.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas