Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Polémica distinción como comunicador / Duro discurso contra la prensa

Chávez dijo que hay una "dictadura mediática"

Política

Fue al recibir un premio de periodismo de la Universidad de La Plata

Por   | LA NACION

LA PLATA.- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acusó ayer de "farsantes" y "cínicos" a los medios que cuestionaron que se le entregue un galardón creado para premiar la excelencia periodística y dijo que los diarios y medios audiovisuales que recordaron sus ataques a la prensa venezolana, incluido el cierre de una treintena de emisoras de radio, forman parte de una "dictadura mediática que hay que señalar y derrotar".

Fue ayer por la noche, durante el acto en el que las autoridades de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Univer­sidad Nacional de La Plata le entregaron el premio Rodolfo Walsh, que tradicional­mente se adjudica a figuras relevantes del periodismo y la investigación en comunicación, pero que durante los últimos cuatro años se ha venido entregando también a personalidades ajenas al campo, funcionarios del gobierno kirch­ne­rista y figuras del canal de televisión estatal.

 
 

En un discurso que duró más de dos horas, con repetidas referencias a Néstor Kirchner, defendió a Muammar Khadafy (con lo que había coincidido horas antes la presidenta Cristina Kirchner) y ratificó su política de medios, entre aplausos de un público enfervorizado.

"En Venezuela reina la más grande libertad de prensa, de expresión y de pensamiento. El pueblo venezolano viene logrando una nueva dinámica de comunica­ción, libre de la dictadura mediá­tica", aseguró. En referencia a los medios que subrayaron sus encontronazos con la prensa en su país, con cierre de medios incluido, dijo: "Nos acusan de ser represores de las libertades, pero ellos callaron ante persecu­ciones, asesinatos, desapa­re­cidos y dictaduras. Son unos farsantes y unos cínicos".

La ceremonia tuvo lugar al aire libre, en el predio de la Facultad y ante la presencia de unas 3000 personas, con multitud de pancar­tas, entre las que abundaban las del Movimiento Evita y la agrupa­ción Quebracho (que se encargó, además, de la seguridad). El titular de Quebracho, Fernando Esteche, que es docente en la propia Facultad, estuvo en el escenario montado para la ocasión, muy cerca de la decana, Florencia Saintout, y del presidente venezolano,

El relato audiovisual estuvo a cargo de Ca­nal 7 y Tele­sur: al resto de los ca­na­les de televisión no se les per­mi­tió transmitir sus pro­pias imáge­nes en vivo y debieron limitarse a repetir la señal oficial. Pudieron grabar material, pero sólo para pasarlo después. Chávez se sintió como en su casa. Recibió el galardón de manos de Saintout a las siete en punto de la tarde y habló durante las dos horas siguientes.

Gesticuló, hizo pausas y circunloquios, elevó el tono de voz y hasta cantó en varios segmentos de su largo discurso. Ensalzó a los presidentes y ex presidentes latinoamericanos que considera incluidos en un pro­yecto "bolivariano" y denostó a los Estados Unidos y a la Organi­za­ción del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), por su interven­ción en Libia. Y dijo tres veces, de distintas formas, que la presidenta Cristina Kirchner debe conti­nuar al frente del gobierno durante los próximos años.

Tal vez por la polémica gene­ra­da por la idea de entregarle el pre­mio Rodolfo Walsh, reservó algu­nos de sus dardos más fuertes para los medios: "Las clases dominan­tes siempre han procura­do adue­ñarse de los medios más grandes. Uno de los objetivos de la dicta­dura mediática es tenernos dividi­dos y dominados. Pero al mundo lo estamos volteando y lo vamos a poner al derecho", vaticinó.

Entre los presentes en el acto estuvieron Hebe de Bonafini y Estela Barnes de Carlotto, titula­res de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, respectivamente; Rosa Schonfeld, madre del estudiante platense desaparecido Miguel Bru; los piqueteros Emilio Pérsico, del Movimiento Evita, y Milagro Sala, de la agrupación Túpac Amaru; y los legisladores Julio Piumato y Ariel Passini.

La decisión de premiar a Chávez generó una fuerte controversia en los últimos días, tras ser anun­cia­da por las autoridades de Periodis­mo. Pero, en realidad, sólo fue forma­lizada anteayer. La conseje­ra académica Rosario Bernasconi, de la agrupación opositora Es Tu Lucha, reveló ayer a La Nacion que el Consejo sólo ratificó la iniciativa el lunes por la tarde, cuando la Facultad ya lo había anunciado con un comuni­cado enviado a la prensa.

"Esto demuestra que no es cierto que se buscó generar un debate", dijo Ber­nas­coni. La Nacion intentó contac­tar a las autoridades de la Facultad, pero voceros de la casa de estudios dijeron que ningún representante estaría disponible antes del cierre de esta edición.

Minutos antes de la ceremonia, el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, dijo a la prensa local que se trata de "una estricta decisión" de la Facultad de Periodismo y que sus impulsores "tendrán sus argumen­tos y razones". Tauber tomó distancia del man­da­tario venezolano al decir: "Genera opiniones a favor y en contra, y muchas cosas no nos gustan por su estilo". Pero se mostró "de acuerdo con que la Facultad tome su decisión", según consignó el diario El Día..

TEMAS DE HOYTensión racial en Estados UnidosCristina KirchnerSuperclásicoCárceles en la Argentina