Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un grupo de 400 estudiantes tomó el colegio Carlos Pellegrini

Rechazan la designación de docentes realizada por el nuevo rector del establecimiento

Jueves 31 de marzo de 2011

0

Julieta Molina LA NACION

La Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini permanecía anoche tomada por un grupo de 400 alumnos -de un total de 2500 que tiene el establecimiento- en rechazo a las recientes designaciones de docentes realizadas por el nuevo rector, Jorge Fornasari, pero no evitó el dictado de clases del turno vespertino.

La protesta estudiantil en la sede del rectorado
La protesta estudiantil en la sede del rectorado. Foto: Miguel Acevedo Riú

Las asambleas estudiantiles realizadas al mediodía y a la tarde decidieron la toma, aunque no habían determinado aún si los estudiantes pasarían allí la noche, decisión que adoptarían en una nueva asamblea al finalizar el turno vespertino.

Así culminó un complicado día para la comunidad del colegio que depende de la Universidad de Buenos Aires (UBA). La jornada comenzó con una movilización -que interrumpió el tránsito vehicular- durante la mañana al rectorado de la UBA, en Viamonte 444, organizada por los alumnos, docentes de los gremios AGD (Asociación Gremial Docente) y Ademys, no docentes y estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires. La intención era participar en la reunión del Consejo Superior de la UBA y detallar allí sus demandas, que incluyen "el reclamo por los derechos laborales de los docentes y la suspensión del ingreso de los docentes designados «a dedo»".

El conflicto se remonta al inicio del ciclo lectivo 2011, cuando asumió Fornasari. Una de sus primeras tareas fue cubrir unas 40 horas vacantes en el Departamento de Historia, debido a la jubilación de la jefa de ese departamento y de una profesora. Para realizarlo, según detalló a LA NACION el vicerrector Raúl Juárez Roca, se "colgaron carteles en la institución y se recibieron los currículum vitae de quienes los presentaron". Así, se nombró a unos 18 docentes para cubrir esas vacantes.

Sin embargo, y a pesar de haber actuado el rector conforme a la potestad de su cargo, el 9 del actual los docentes de AGD se declararon en asamblea permanente por no estar de acuerdo con la metodología utilizada para cubrir las vacantes. "Es un intento de destruir la calidad académica de la institución, el rector adoptó una modalidad de designación nueva que no es la que corresponde", enfatizó Julio Bulacio, nuevo jefe del Departamento de Historia y secretario general de AGD, gremio que llamó a un paro de actividades para hoy.

"Los directores de departamento pueden proponer los docentes suplentes, no los interinos, que son competencia del rector. Le mostramos los nombramientos al nuevo jefe del Departamento de Historia pero no quiso aprobarlos. En otras gestiones se les permitía decidir los nombramientos, pero estamos adoptando las modalidades de la UBA", afirmó Juárez Roca.

Por su parte, Marcelo Creta, representante de UTE-Ctera en la institución, dijo a Télam que rechazaban el planteo del grupo de docentes que cuestiona al actual rector. Planteó que el conflicto del colegio "tiene que ver con un manejo discrecional que hacían los directores de departamento que no quieren perder el poder que tuvieron". Y añadió: "Estamos de acuerdo con las últimas designaciones. Por primera vez el rector pide públicamente que presenten los currículums todos los docentes que quieran postularse".

En concreto, los perjudicados son los estudiantes, que desde comienzos de mes no han tenido clases con regularidad. De hecho, el turno mañana no ha tenido el 60% de las clases debido a que éstas son impartidas por docentes agremiados en AGD.

El vicerrector demandó a los alumnos una constatación escrita de la realización de la toma, "porque hay responsabilidades penales. Si algo les pasa a estos chicos, la responsabilidad es del colegio; mientras no lo presenten, hoy tienen ausente".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas