Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cáncer infantil: conocer para curar

Es necesario que todos los pacientes reciban en el país el tratamiento adecuado en las mejores condiciones de cuidado

Domingo 03 de abril de 2011
0

No es una "enfermedad rara" como se llama a aquellas que sólo afectan a muy pocas personas dentro de una comunidad. Sin embargo, el cáncer infantil tarda muchas veces en ser diagnosticado correctamente y, aun así, en recibir el tratamiento adecuado. Por ello existe el Día Internacional del Cáncer Infantil, que se celebra todos los años el 15 de febrero. Quizá se recuerde una de las campañas en la Argentina, la que promueve la iniciativa del uso de una prenda blanca, en apoyo a los pequeños pacientes y que fue difundida este año por personalidades del mundo del deporte y del espectáculo.

Pero el pasado 23 de marzo, en la segunda edición del Twestival Local Buenos Aires -un evento con fines benéficos que se realiza en decenas de ciudades en el mundo, para recaudar fondos y apoyar a organizaciones orientadas al bien común-, se eligió a la Fundación Natalí Dafne Flexer, de ayuda a niños con cáncer, para darle a esta causa la difusión que necesita.

Todavía no se comprende bien que las situaciones que en el cáncer de adultos son muy serias y dolorosas en el que afecta a los chicos son aún más duras. Los niños, sus padres y sus médicos saben que es una lucha cruel y desigual que se desarrolla minuto a minuto, y puede robarles la alegría a los chicos y frustrar las esperanzas de las familias involucradas.

Una de las premisas fundamentales de las campañas sobre el cáncer infantil es que todos los pacientes tengan los mismos derechos: acceso al tratamiento adecuado y en las mejores condiciones de cuidado. Cada año, alrededor de 250.000 niños en el mundo enferma de cáncer; hoy se cura aproximadamente el 70 por ciento de los casos de cáncer infantil.

Según la Fundación Natalí Dafne Flexer de Ayuda al Niño con Cáncer, en estudios de mortalidad infantil, Buenos Aires muestra los mismos índices que los países desarrollados. Los resultados de estudios realizados en los principales hospitales de Buenos Aires arrojan resultados similares a los de hospitales reconocidos de Europa. No ocurre lo mismo en el resto del país. La cantidad y complejidad de los centros existentes en el interior del país para la atención de niños con cáncer resultan insuficientes.

De allí la importancia de que un encuentro internacional como el Twestival Buenos Aires haya dedicado su jornada especial a apoyar a una fundación que busca con sus intervenciones dar a conocer mejor el tema, asegurar la calidad del tratamiento y el bienestar general de las familias y los pequeños pacientes.

Hay que recordarlo una vez más: de acuerdo con la Convención de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, todo niño tiene derecho a la vida, al tratamiento de su enfermedad, a la rehabilitación y a la educación.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas