Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Casa Rosada apuesta por dos candidatos en Salta

Urtubey y Wayar competirán con el apoyo oficial

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 06 de abril de 2011

0

SALTA.- Como punto o como banca. La Casa Rosada tendrá doble chance de festejar en las elecciones provinciales de este domingo, cuando el gobernador kirchnerista Juan Manuel Urtubey busque su reelección frente al diputado nacional Walter Wayar, que cuenta con el apoyo del ministro de Planificación, Julio De Vido, y el líder de la CGT, Hugo Moyano.

El tercero en disputa, aunque segundo en las encuestas, es el millonario productor sojero Alfredo Olmedo, también diputado nacional, que en esta provincia lleva la bandera del macrismo.

Primero en todos los sondeos, Urtubey buscará retener el poder a través del Frente Justicialista Renovador de la Victoria. El ecléctico nombre del partido da en la clave de la estrategia oficial, similar a la que el kirchnerismo intentará en las presidenciales de octubre: Urtubey encabeza siete listas de adhesión, que incluyen a peronistas que, como él mismo, integraron algunas vez las filas del ex gobernador Juan Carlos Romero; a kirchneristas "puros"; a intendentes radicales, y a miembros del otrora influyente Partido Renovador, entre otras fuentes.

Lo que no estaba en los planes del joven mandatario era tener que enfrentarse con otro alfil de la Casa Rosada: Wayar, convertido al kirchnerismo luego de obtener una banca de diputado en 2009 por el peronismo disidente, sorprendió a todos cuando presentó como compañero de fórmula al camionero Jorge Guaymás, que responde a Moyano. También consiguió el apoyo de De Vido, junto con quien prometió planes de vivienda en la provincia.

Urtubey y Wayar ya se habían enfrentado en 2007, cuando este último era vicegobernador de Romero, y el primero, su secretario de prensa. Pero el actual mandatario decidió competir por fuera del PJ, junto al kirchnerismo, y le arrebató la gobernación a Wayar por poco más de un punto, contra todos los pronósticos y las encuestas.

Hoy, los mismos sondeos muestran una amplia diferencia de Urtubey sobre sus contrincantes. Los más optimistas, incluso, lo dan ganador en primera vuelta. Pero la duda surge en el segundo lugar, donde asoma con más fuerza Olmedo, el candidato de la campera y gorra amarillas, las frases rimbombantes y los recursos que parecen no tener fin.

También Olmedo recurrió a las listas de adhesión. Una de ellas está integrada por los hombres más fieles al ex gobernador Romero, quien, sin embargo, no se mostró durante la campaña. La segunda colectora es Propuesta Salteña, la otra mitad del Partido Renovador -la más conservadora-, identificada con Ricardo Gómez Diez.

La tercera lista es la que Olmedo diseñó personalmente, Salta Somos Todos, que lleva como candidato a intendente a un reconocido periodista radial. También su postulante a vicegobernador, Bernardo Biella, viene de los medios, en los que ganó fama con sus concejos médicos. Acompañado por estas figuras populares, Olmedo se presenta como el candidato "independiente" que viene a "romper con la política tradicional", al tiempo que centra su discurso en los valores familiares y católicos, con los que intenta calar en las clases bajas y más conservadoras de Salta, según admiten en su entorno. Pide no creer en las encuestas y ya deslizó denuncias de fraude.

Muy lejos de los tres contendientes principales, la UCR y la Coalición Cívica compiten por el cuarto lugar. Ese sitio es ocupado por el Partido Obrero desde 2007, cuando en una elección histórica logró dos diputados provinciales y cinco concejales en la capital. El legislador Claudio Del Plá es el candidato a gobernador de los trotskistas, mientras que Diego Mariño encabeza a los radicales, y Alberto Tonda, a los seguidores de Elisa Carrió.

Cerca de Urtubey minimizan las denuncias de Olmedo y no faltan quienes se entusiasman con una nutrida comitiva de la Casa Rosada para festejar el resultado del domingo. La última vez que la Presidenta vino a estas tierras destacó los 4200 millones de pesos que la Nación envió a Salta en 2010, pero también pidió ver a Wayar, quien sigue deseando que Hugo Moyano lo acompañe mañana, cuando cierre su campaña. Cualquiera que sea el resultado que ambos consigan este fin de semana, nadie duda de que el kirchnerismo sumará como propios los votos de ambos, para explicar que "la ola" sigue creciendo.

CAMPAÑA NORTEÑA

La UCR espera el efecto "Ricardito" SALTA.- (De un enviado especial). En poco más de 24 horas, el diputado nacional y precandidato presidencial Ricardo Alfonsín realizó una frenética gira por esta provincia con la esperanza de arrimar votos para el radicalismo salteño. El dirigente bonaerense no paró: encabezó un acto en el club El Bochin, acompañó en Cafayate a la senadora provincial Silvana Vargas, visitó a correligionarios en Metán y cerró la noche con otro acto, esta vez en Rosario de la Frontera. "Necesitamos el efecto Ricardito para levantarnos", resumió un dirigente local, preocupado por las encuestas que muestran a la UCR muy lejos del doble dígito.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas