Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

En off

La oposición, dividida hasta en una boda

Política

El casamiento de Francisco, hijo de la diputada de la Coalición Cívica Patricia Bullrich, en la noche del sábado y la madrugada de ayer, combinó los festejos de una grata ocasión con la realidad política que vive el país, y la oposición en particular. No hubo oficialistas invitados, por lo que las mesas para los políticos estuvieron reservadas a dirigentes opositores, que a pesar de la amabilidad de estos casos y los bailes compartidos no pudieron olvidar sus diferencias. Felipe Solá, por ejemplo, llegó a la iglesia para la ceremonia, pero no participó de la fiesta. Ya en el salón, y según asistentes indiscretos, varios dirigentes de Pro pidieron que no los sentaran junto a Elisa Carrió. La líder de la Coalición Cívica devolvió gentilezas y no les dirigió la palabra en toda la noche a los seguidores de Macri. Lilita conversó animadamente con el ex titular de la DAIA Jorge Kirszenbaum, con la ministra de la corte bonaerense Hilda Kogan y con el legislador porteño Fernando Sánchez, e ignoró a la diputada radical Silvana Giúdici. Hubo sí baile y charlas compartidas entre Paula Bertol, Giúdici, Sánchez y Adrián Pérez, compañero de fórmula de Carrió, hasta bien entrada la madrugada.

LLEGA LA CONTRA-CÁMPORA Y DEFIENDE A VARGAS LLOSA

Son jóvenes, audaces y antikirchneristas. Los integrantes del novel Partido Liberal Libertario están dispuestos a todo con tal de defender "los principios de la libertad" y ya empezaron a demostrarlo con recientes acciones de protesta contra la AFIP y el Banco Central. Ahora se preparan para más: aseguran que estarán, el miércoles 20, defendiendo a Mario Vargas Llosa en su participación en el Feria del Libro. "Los de La Cámpora van a ir a escracharlo. Y nosotros lo vamos a defender", aseguraron por lo bajo varios miembros del partido, que en la interna anticipada del Peronismo Federal hacen fuerza por Alberto Rodríguez Saá. "Nada de violencia, somos pacifistas", dicen los integrantes del Partido Liberal Libertario, aunque ya coordinan acciones con los jóvenes de Unión por Todos, de Patricia Bullrich, para defender al escritor y premio Nobel de Literatura en el que será su paso por Buenos Aires.

TIRONEOS POR ENTRADAS PARA EL RECITAL DE U2

Las entradas para los tres recitales que dio la banda irlandesa U2 en el estadio único de La Plata motivaron una sorda disputa que pudo haber derivado en un pequeño escándalo político. El gobernador Daniel Scioli dispuso repartir dos plateas a cada legislador, intendente y funcionario del Poder Ejecutivo. Pero muchas de las plateas, unas 400 invitaciones gratis, quedaron traspapeladas en los distintos cajones que integran la vasta burocracia estatal. Los diputados de la oposición tuvieron que peregrinar por varias oficinas de la Gobernación y la presidencia de la Cámara baja para hallar las dos invitaciones asignadas. "Fue como en el juego del gran bonete. Todos negaban estar en poder de las entradas", comentó un legislador que, tras insistir, pudo obtener las dos plateas por un valor de mercado de 500 pesos cada una. En la Jefatura de Gabinete provincial tomaron muy mal las críticas: "El recital fue organizado por una empresa privada. El gobierno no tenía obligación de regalar entradas", dijo un vocero habitual, que admitió la entrega de entre 300 y 400 plateas "de favor" para los funcionarios.

EL DILEMA DEL SEGUNDO PARA DANIEL SCIOLI

La pulseada entre la Casa Rosada y Daniel Scioli por la vicegobernación bonaerense sigue generando chisporroteos. Un confidente del gobernador dijo a La Nacion que Scioli quisiera tener a su lado a alguien que no tenga aspiraciones a sucederlo en 2015. "Si no, en dos días nos está revolucionando la provincia", dijo la fuente. Si esa lógica se diera, perdería terreno el plan del ministro del Interior, Florencio Randazzo. Scioli tampoco termina de digerir la posibilidad de que Gabriel Mariotto, del ex Comfer, pueda ser el compañero de fórmula. Considera que tienen demasiadas opiniones discordantes. Algunos miembros de su entorno destacan a los ministros Baldomero Alvarez de Olivera y Cristina Alvarez Rodríguez como dos candidatos que serían potables para el gobernador. En la Casa Rosada cortan en seco la discusión: "El nombre se elegirá acá, le guste o no a Scioli", dicen.

HÉROES Y DEMONIOS EN LA VISIÓN DE D'ELÍA

El dirigente piquetero Luis D'Elía criticó en los claustros universitarios las alianzas del kirchnerismo con ciertos sectores. Ocurrió una semana atrás en una charla para alumnos de la carrera de periodismo de TEA. En este caso, el líder de la Federación de Tierra y Vivienda dijo ante los jóvenes: "No quiero ver a Carlos Menem en ningún cargo y menos con el kirchnerismo". Se sabe que el ex presidente representa las antípodas ideológicas del dirigente social. También se refirió a su pasado violento durante las marchas de ruralistas en la crisis del campo. "Algunos, que éramos vistos como demonios, ahora somos héroes del kirchnerismo", se ufanó, en un tono cordial y respetuoso con los alumnos del primer año de periodismo.

CORACH Y SUS 18.885 DÍAS CON LA POLÍTICA

Carlos Corach, el memorable ministro del Interior de Carlos Menem, se prepara para reaparecer. Pero su regreso al primer plano de la escena pública -hay que aclarar que jamás abandonó la trastienda- no será en ninguno de sus roles habituales: legislador, funcionario, dirigente partidario, polemista. Corach volverá como escritor. En pocos días, terminará de corregir las últimas pruebas de 18.885 días de política . Se trata de una autobiografía que, extendida en esa duración, es decir, desde que el autor pisó por primera vez un comité partidario -en 1952, uno de la Unión Cívica Radical, llevado por su padre- hasta que terminó su mandato como senador nacional por la ciudad de Buenos Aires. El de Corach es el testimonio de un actor de relieve en la peripecia contemporánea del país, que participó de varias agrupaciones políticas: el radicalismo antiperonista en los 50, la UCRI y el MID, junto a Arturo Frondizi y Rogelio Frigerio, y, a partir de los años 60, el PJ. Llamará la atención, por lo tanto, de los apasionados por la política. Y causará alguna inquietud -en rigor, ya lo está haciendo- en los que tengan algo que temer de la buena memoria de alguien que, como Corach, conserva secretos cruciales: todos los que se pueden coleccionar en 18.885 días..

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP