Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Estupefacientes

Positivas jornadas entre jueces y despachantes

Comercio exterior

El juez interrumpía el almuerzo; se levantaba de la mesa, se alejaba y, tras unos segundos de charla por su celular, volvía a sentarse. "Es que estoy de turno", se disculpaba diciendo ante el resto de los comensales. "Yo estoy en un procedimiento, pero hice lo posible por venir", agregaba otro colega de mesa.

Esta situación se vio durante las I Jornadas sobre Prácticas Preventivas frente al Contrabando de Estupefacientes, que tuvo lugar la semana última en Buenos Aires, organizadas por el Centro Despachantes de Aduana (CDA), a través de su Comisión para el Estudio y Prevención de Riesgos Penales, y el Estudio BRSV Abogados.

Allí, fiscales y jueces nacionales de primera instancia; administradores de las aduanas más calientes en cuanto al comercio fronterizo; abogados especializados; despachantes de aduana y autoridades de la Prefectura Naval, Gendarmería Nacional y la Dirección General de Aduanas coincidieron para analizar cinco casos hipotéticos -pero inspirados en hechos reales- de situaciones a las que se enfrentan los despachantes de aduana a diario y que los tiene como cómplices y víctimas a la vez del narcotráfico.

La preparación de las jornadas llevó un año. El objetivo: que cada uno conozca el grado de responsabilidad que le toca, la autonomía, los tiempos operativos que maneja y sus limitaciones. Estos fueron dos de los cinco casos analizados:

  • "Un despachante de aduana de frontera recibe una llamada de parte de un apoderado de una empresa ubicada en Capital Federal, para solicitarle sus servicios para realizar una importación desde Paraguay de diferentes mercaderías. Luego de comprobar que se trata de un importador registrado como tal, le pide que le remita la documentación a fin de oficializar la destinación. Se trata de una importación de telas que ingresaría al país por camión y el mismo importador se encargó de contratar todo lo relativo al transporte.

"Luego de oficializar la destinación, el servicio aduanero detecta que dentro del contenedor, además de la mercadería declarada, había de manera oculta 150 kilos de cocaína."

  • "Un despachante de aduana documenta para un cliente asiduo una exportación de 600 libros contenidos en 60 bultos con destino final a Bélgica y escala en Barcelona. En virtud de la posición arancelaria de la mercadería, el sistema le asignó canal rojo obligatorio. Antes de procederse a la verificación, el verificador observa que en la pantalla del sistema figura el siguiente mensaje: "Riesgo estupefacientes - operador nuevo y mercadería destinada a país de riesgo por ser consumidor de estupefacientes.

"El verificador controla la mitad de los bultos (30) al azar, sin detectar ningún tipo de irregularidades. Desde el punto de vista documental, tampoco se advierte ningún problema. Llegado el embarque a destino, se detecta que de los 60 bultos, 5 de ellos contenían 20 kilos de cocaína cada uno".

"La idea fue que cada uno intercambiara opiniones y supiera cuál es la función del despachante en lo que respecta al narcotráfico, porque es el primer damnificado cuando hay un hecho de estas características", señaló a LA NACION Gustavo López, presidente del CDA.

Consultado sobre si la Justicia no debería tener en claro hasta dónde llega la responsabilidad del despachante, Héctor Guillermo Vidal Albarracín, socio de BRSV ABogados, sostuvo: "La operatoria del comercio es compleja y tiene varios tramos. El juez, en una investigación, avanza con todos los que intervinieron sin detenerse en qué obligación tuvo cada uno. Pero para los despachantes las consecuencias son graves: si es imputado por drogas, queda detenido y puede llegar a la instancia de procesamiento con lo que queda además inhabilitado. Lo que buscamos con las jornadas es que los que juzgan tengan un mayor conocimiento de las obligaciones y puedan hacer un análisis previo y mesurado".

Preparación

Una de las conclusiones de las jornadas fue que los despachantes sólo tienen una preparación aduanera y tributaria, y que el flagelo del narcotráfico los obliga a una nueva etapa de capacitación.

"Pero para eso necesitamos conocer las normas y los parámetros ciertos que van a afectar nuestra operatoria. Y tienen que ser cumplibles. Tenemos que saber para qué pedimos tal documentación, y saber analizarla", indicó López.

Quedó en claro, también, que el despachante confirma diligencia con una investigación o análisis de riesgo, pero no tiene el "poder" o autoridad suficiente para lograr de las autoridades "la información que la Justicia requiere en tiempo y forma".

Según Vidal Albarracín, no contar con toda la información transforma a los despachantes en cómplices y víctimas, al mismo tiempo, de un importador o exportador que los usa para traficar estupefacientes.

Como en casi toda actividad organizada por el CDA, estuvo presente el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, para cerrar las conclusiones de las jornadas.

Entrega vigilada

Echegaray habló 15 minutos, durante los cuales subrayó la necesidad de asegurar que los flujos de importación fueran transparentes y seguros, y señaló que la entrega vigilada fue una muy mala experiencia que dejó mal parada a su organización (la Aduana). "Tuvimos resultados no positivos y se perjudicó el comercio exterior", advirtió, y, no obstante, señaló: "Es una decisión de la Justicia y tenemos que acompañar. Todas las bases de datos de la AFIP están a disposición para recabar la información necesaria", añadió.

La entrega vigilada es una figura jurídica incorporada a la ley de estupefacientes, la 23.737, que establece que se puede postergar la detención de personas o el secuestro de estupefacientes -incluso, dejarlos salir del país- cuando se estime que pueda comprometer el éxito de una investigación en curso.

"Es curioso [que Echegaray critique la entrega vigilada] porque fue la misma AFIP la que se acercó a los jueces en su momento para plantear la posibilidad de la entrega vigilada y ver cómo trabajar en ella y mejorarla", reflexionó uno de aquellos jueces cuando los postres llegaban a la mesa..

TEMAS DE HOYActividad económicaElecciones 2015Crisis habitacionalTorneo Primera División