Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Roban todo lo ahorrado para un trasplante

Eran $ 600.000 que una familia tenía para la operación de su hija

Domingo 24 de abril de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

"No tengo palabras… la persona que entró en mi casa sabía que allí [por la caja fuerte] estaba el dinero y cuál era su destino", relató con angustia, casi quebrada en el llanto, Andrea Latorre de Antelm, luego de que varios delincuentes robaron de su vivienda 600.000 pesos que la familia había ahorrado con mucho esfuerzo durante seis años para realizarle en Italia un trasplante de médula ósea a Bianca, de siete años, la menor de sus dos hijas que sufre una grave enfermedad.

A los delincuentes les llevó no más de dos horas apoderarse del dinero. Al descubrir el robo, al matrimonio le quedó una mezcla de dolor e impotencia ante la posibilidad de que algún allegado a su círculo íntimo fuera el entregador, a pesar de que los robos son más que frecuentes en la zona donde viven.

Al regresar de cenar, el jueves pasado, la familia Antelm advirtió que la puerta de la casa había sido violentada. A las 20, los cuatro integrantes fueron a cenar a una parrilla, situada a dos cuadras de su casa. Andrea, su marido,Walter; Martina, de 9 años, y Bianca, de 7, regresaron dos horas después.

En ese momento, advirtieron que la vivienda había sido violentada y que adentro faltaba el tesoro más importante con que contaba la familia: alguien se había llevado el dinero ahorrado desde hace seis años para viajar a Italia cuando apareciera el donante que necesita Bianca para curarse de talasemia (como se informa por separado).

"Juntamos esa suma desde que, cuando Bianca tenía 11 meses, nos dijeron que tenía talasemia. Llegamos a trabajar 18 horas diarias y vendimos propiedades para ahorrar más y más", relató a LA NACION la madre, con su garganta cerrada por la angustia.

La meta siempre estaba a la vuelta de la esquina; ellos nunca sabían en qué momento podía sonar el teléfono y una voz con acento italiano les dijera que, finalmente, había aparecido un donante para Bianca y que el deseado trasplante de médula estaba cerca.

Los US$ 90.000 y 40.000 euros, que desde hace tres días no están, es necesario no sólo para la intervención que le mejorará la calidad de vida de la niña, sino para que los cuatro miembros de la familia puedan permanecer en el país europeo mientras dure el proceso de recuperación.

El enojo de los padres recrudeció aún más cuando surgió la posibilidad de que alguien que conoce la intimidad familiar fue quien entregó el dato a los delincuentes.

"Fueron directamente a la pieza matrimonial, donde estaba la caja fuerte", exclamó la mujer, y, de manera contundente, agregó: "Esa persona que nos delató sabía que el dinero se necesitaba para mejorar la salud de una nena de siete años".

Bianca está bien tratada y cada tres semanas concurre con sus padres al hospital de niños Pedro Garrahan para hacerse transfusiones de sangre, ya que su médula no produce glóbulos rojos. Pero, desde el jueves, ya no quiere dormir en su cama. Tiene miedo, como su hermana, y sus padres temen que este hecho afecte aún más su endeble salud.

Walter, aunque golpeado por la pérdida, no dejó dudas sobre cuál es la reacción de la familia. "Nuestras vidas giran en torno de Bianca, por lo que yo no me voy a quedar con los brazos cruzados", dijo a LA NACION, mientras ayer trabajaba en el restaurante.

En una recorrida por el barrio, vecinos y comerciantes dijeron a LA NACION que son habituales los robos en esa zona, a pesar de estar situada a menos de 500 metros de la Dirección Departamental de Investigaciones de Quilmes de la policía.

"No es el primer robo en esta zona. Pasan bastante seguido en la zona. Por eso, nosotros, a las 8 de la noche, ya cerramos el negocio", dijo a este diario el dueño de la carnicería de Alberdi y Mitre, a 50 metros de la casa de los Antelmi.

Pero una vez más, la solidaridad de amigos cercanos y de desconocidos salió a relucir, según aseguró Walter a LA NACION.

Cómo ayudar a Bianca

"En menos de 24 horas me llegaron cientos de mails para preguntarme cómo pueden darnos una mano", dijo agradecido el padre de Bianca, y contó que ellos tienen una dirección de correo electrónico, walterantelmi@hotmail.com, para recibir propuestas de donaciones.

Mañana abrirán una caja de ahorro para todos aquellos que quieran hacer un depósito voluntario para que, cuando el teléfono suene y una voz con acento italiano dé la buena noticia, los Antelmi puedan emprender el viaje sanador.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas