Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otro round de la dura pelea entre los Fernández: "Alberto se cagó en la amistad de Kirchner"

"Pobre Aníbal, conoció muy poco la intimidad de Néstor", replicó el ex funcionario

Lunes 25 de abril de 2011 • 11:11
0

La inusual pelea que "los Fernández" protagonizaron el jueves último tuvo hoy un nuevo capítulo. El jefe de Gabinete acusó a su antecesor de haberse "cagado" en la amistad de Néstor Kirchner. Alberto retrucó con duras críticas a su ex par en el gabinete. "Conoció muy poco la intimidad de Néstor", le enrostró.

En un reportaje con Jorge Rial, emitido por radio La Red, Alberto Fernández comenzó por explicar porqué había aceptado volver a hablar del enfrentamiento con su ex colega. "Le pido disculpas a la gente porque sé que la gente no quiere escuchar estas cosas. Dudé en salir al aire, pero pensé: ¿hasta dónde callando uno otorga? No es la primera vez que se dicen ese tipo de barbaridades. Por eso decidí contestar", explicó.

Enseguida, Fernández repasó su salda del Gobierno y opuso su estilo al del actual jefe de Gabinete. "Nunca nadie en política es valioso por ser obediente, es valioso por lo que aporta", se diferenció sin mencionar a Aníbal. "Yo acompañé muchas decisiones hasta que dije que había que revisar cosas. Cuando me dijeron «Vamos a seguir igual», dije no cuenten más conmigo. Y eso no me descalifica como amigo de Néstor", argumentó.

"Néstor me escuchaba". En este punto, lanzó uno de sus dardos más filosos. "Pobre Aníbal, conoció muy poco la intimidad de Néstor, no sabe que yo seguí hablando con Néstor y seguí diciéndole las cosas que me parecían mal. Porque la mejor amistad es la que se nutre de opiniones diferentes, en la que uno puede decirle al otro «Te estás equivocando»", disparó.

En la misma línea, agregó: "A mí Nestor me escuchaba. Pobre Aníbal no sabía que mi relación con él era diferente, que el no ha tenido obviamente. Claro que [Kirchner] me escuchaba y claro que me respetaba, claro que a veces no le gustaban cosas que decía, pero siempre me respetó, como yo lo respeté a él".

La primera réplica de Aníbal Fernández llegó vía Twitter. "Se cagó en la amistad de Néstor Kirchner, PUNTO. Lo demás es cháchará por más que cambie el eje de la conversación. Pobre gil", retrucó el jefe de los ministros.

El siguiente embate se produjo tras las reflexiones de Alberto Fernández sobre la muerte de Kirchner. "Su muerte fue el último gran aporte a este proyecto, porque permitió que la gente recuperara la memoria de todo lo que Néstor hizo y lo recuerde como lo que fue: un gran presidente. Que no se lo recuerde por los errores que lo condujeron a la derrota electoral, sino por su condición de presidente", opinó Alberto.

Enseguida, aclaró que no hablaba de rédito político. "Quiero decir que su muerte dio vuelta la imagen de muchos que no lo respetaron en vida, que no lo reconocieron como presidente en vida. Significó que muchos se dieran cuenta de lo que hizo por ellos", completó.

Aníbal, sin embargo, no dudó en hacer esa lectura. "La muerte de Néstor Kirchner fue una catástrofe. Medirlo en terminos de beneficios electorales es de canallas", descargó. Pocos minutos después, concluyó: "Ser amigo de Néstor y de Cristina y ser alcahuete a sueldo de Magnetto es incompatible. INCOMPATIBLE".

"Cuando nadie creía". Hacia el final del reportaje con La Red, Alberto volvió a distinguir su papel en el entorno de Kirchner respecto del que hoy juega Aníbal. "Lo que más me dolió es que se ponga en juego el cariño y el respeto que sentí, siento y voy a sentir toda mi vida por Néstor Kirchner y que todo esto saliera de boca de alguien que no tiene idea de nada de cómo fueron las cosas porque nunca estuvo ahí. En ese momento [por sus años en el Gobierno] no formó parte del entorno, seguro que no".

Antes de terminar, cuestionó a Fernández por poner en duda su afinidad con la Casa Rosada. "Yo no me fui a ningún lado, no me paré en la vereda de enfrente, no tiré cascotes. Cada vez que critiqué lo hice con el dolor de saber que estaba criticando aquello de lo que soy parte. Me han ofrecido candidaturas, mil y una cosas y a todas dije que no, porque me siento parte de esta historia. Yo estaba en este lugar, no después de probar suerte con [José Manuel] De la Sota y de haberme ido mal. Estaba cuando nadie creía. Yo creía en Néstor", concluyó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas