Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Familiares y amigos dieron el último adiós a Ernesto Sabato

Inhumaron los restos del escritor en una ceremonia íntima en un cementerio privado en Malvinas Argentinas; cientos de personas concurrieron a su velatorio en el Club Defensores de Santos Lugares; falleció ayer en su casa, dos meses antes de cumplir 100 años; homenaje en la Feria del Libro; mirá los videos y la fotogalería

Domingo 01 de mayo de 2011 • 19:09
Cientos de personas se acercaron al velatorio de Sabato en el Club Defensores, frente a la casa del escritor. Foto: Reuters
La llegada de Magdalena Ruiz Guiñazú al velorio del escritor en el Club Defensores de Santos Lugares. Foto: LA NACION / Soledad Aznares
Muchos adolescentes se mezclaban entre los que asistieron a despedir a Sabato. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Mario Sabato, hijo del escritor, saluda a familiares. Foto: EFE
Mensajes de agradecimiento en la casa de Ernesto Sabato. Foto: EFE
Admiradores del autor de El Túnel esperaban ayer fuera del Club Defensores para despedirlo. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Ricardo Rodolfo Gil Lavedra y Ricardo Alfonsín hijo se acercaban ayer al velatorio de Sabato. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
De Narváez llega a la despedida del escritor en el Club. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Admiradores dejaban mensajes en la puerta de la casa del escritor. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Congoja entre los vecinos del escritor. Foto: SRT
El último adiós a Sabato. Foto: Reuters
El cortejo fúnebre hacia el cementerio de Malvinas Argentinas. Foto: LA NACION / Emiliano Lasalvia
Los familiares del escritor en el cementerio donde descansarán sus restos. Foto: DyN
Familiares y amigos del escritor en el cementerio privado de Malvinas Argentinas. Foto: LA NACION / Emiliano Lasalvia
Los restos del escritor son llevados al cementerio privado Jardín de Paz en Malvinas Argentinas. Foto: LA NACION / Emiliano Lasalvia
El Dr. Julio Strassera asistió a la despedida del escritor quien presidió la Conadep. Foto: Patricio Pidal/ AFV
Los mensajes al autor que afirmaba que el alma es eterna. Foto: SRT
Foto: Familia Sabato

Los restos del escritor Ernesto Sabato fueron inhumados hoy en una ceremonia íntima en un cementerio privado de Malvinas Argentinas tras fallecer en la madrugada de ayer a los 99 años como consecuencia de una bronquitis.

Bajo un clima de extrema tristeza y dolor, una larga caravana acompañó el cortejo fúnebre hasta el cementerio Jardín de Paz en donde tuvo lugar una austera ceremonia entre los más cercanos al escritor a la que no accedió la prensa.

Habían partido desde el Club Defensores de Santos Lugares, en el partido bonaerense de Tres de Febrero, en el que desde ayer a las 17 y hasta este mediodía se desarrolló el velatorio del autor de El túnel y Sobre héroes y tumbas . Allí fue despedido con un aplauso sostenido.

El velatorio, que en principio iba a finalizar a medianoche, se extendió hasta las 11 de hoy por disposición de la familia ante la gran cantidad de personalidades, amigos y seguidores del escritor que fueron a despedirlo a Santos Lugares.

Una gran cantidad de personas se acercó a despedir sus restos. En un ambiente de congoja general, figuras públicas como el senador Daniel Filmus; el director del Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos de la Unesco, Ignacio Hernaiz, y el candidato presidencial por la Unión Cívica Radical, Ricardo Alfonsín se confundían con una gran cantidad de vecinos presentes en el velatorio.

cerrar

Flores y papeles pegados por los vecinos se sumaron a las coronas que llegaron para expresar sus condolencias, entre las que se destacó una de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, de la Secretaría de Cultura de la Nación y de la embajada de España.

"Se fue el más grande", alcanzó a decir Alfonsín, antes de entrar en el velatorio y Filmus se detuvo unos instantes para subrayar que con la muerte de Sábato "la Argentina pierde un baluarte del pensamiento humanista, pacifista y racional".

Feria del Libro. Tal como estaba previsto desde la organización, en la Feria del Libro se brindaba esta tarde un homenaje organizado por el Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires. A pesar de la noticia, el organismo provincial decidió realizar igualmente el acto aunque con la presencia de su hijo, Mario.

Problema de salud. "Hace como quince días tuvo una bronquitis y a la edad de él esto es terrible", indicó Elvira, la mujer que lo acompañaba, en diálogo con radio Mitre .

Además, detalló que el literato "ya venía hace tres años sufriendo y era doloroso de ver", y agregó que en la última semana su bronquitis se había complicado.

En su casa de Santos Lugares el día de su cumpleaños número 85. Foto: Archivo
La Negra Mercedes Sosa lo visitó cuando cumplió 95 años. Foto: Archivo
En el homenaje que recibió en el Congreso Internacional de la Lengua en 2004; junto a José Saramago. Foto: Archivo
Sabato le entrega a Raúl Alfonsín el informe de la Conadep. Foto: Archivo
Durante un homenaje que recibió en el Centro Cultural Recoleta en 1997. Foto: Archivo
Firmando autógrafos en la Feria del Libro. Foto: Archivo
Sentado en su biblioteca de la casa de Santos Lugares, el 24 de junio de 1997. Foto: Archivo
En 1997 junto a María Kodama, Adolfo Pérez Esquivel y el vicepresidente de Italia. Foto: Archivo
Junto a Daniel Filmus, en su momento ministro de Educación, y una madre de Plaza de Mayo. Foto: Archivo
Durante la Feria del Libro de 1999. Foto: Archivo
En su casa de Santos Lugares el día de su cumpleaños número 85. Foto: Archivo
En la entrega de premios de Argentores en 1996 y junto a Adolfo Bioy Casares. Foto: Archivo
En 1997 con Eduardo Falú, brindó un espectáculo en la explanada de la Biblioteca Nacional. Foto: Archivo
En su casa de Santos Lugares el día de su cumpleaños número 85. Foto: Archivo
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner lo visitó en su casa cuando era senadora. Foto: Archivo


Una vida completa. Descendiente de padre italiano y madre albanesa, Sabato nació el 24 de junio de 1911 en la ciudad bonaerense de Rojas, donde realizó sus estudios primarios y luego se trasladó a La Plata para completar su formación secundaria, que sería la antesala de su Doctorado en Física que obtuvo en 1938, en la Universidad Nacional de la capital provincial.Durante la década del '30 tuvo una trayectoria ligada a la ciencia y la investigación. Empezó su vida profesional como físico, en Zurich (Suiza), y continuó su investigación en París y Estados Unidos, pero muy rápidamente comenzó su actividad literaria y su amistad con el Grupo Sur, donde conoció a Victoria Ocampo y a Jorge Luis Borges, con quien mantuvo siempre una relación conflictiva pero que dio origen, en 1976, a un hermoso libro titulado Diálogos con Jorge Luis Borges.En 1948, publicó una de sus obras más importante "El túnel", traducida a diez idiomas, que se convirtió en una de sus trabajos más significativos que luego sería llevada al cine, y en 1961 terminó "Sobre héroes y tumbas", que narra una historia del siglo XIX centrada en la crónica de la muerte del General Lavalle.Asimismo, realizó varios ensayos con contenido político como "El otro rostro del peronismo", "El escritor y sus fantasmas", "Hombres y engranajes", y ya en el año 2000 "La resistencia", el primer libro argentino publicado íntegramente en formato digital.Durante su larga trayectoria, por solicitud del entonces presidente Raúl Alfonsín, presidió entre 1983 y 1984 la Conadep (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas), cuya investigación, plasmada en el libro Nunca Más, abrió las puertas para el juicio a las juntas militares de la dictadura militar en 1985."Firmó siempre las solicitadas pidiendo la aparición con vida de los desaparecidos", lo recordó Magdalena Ruiz Guiñazú . Y agregó: "Esto no hay que olvidarlo".En 2006, se abrió una polémica por la republicación del libro en la que el gobierno de Néstor Kirchner decidió incorporar un nuevo prólogo, para evitar la supuesta defensa de la "teoría de los dos demonios" que había esbozado Sábato en el momento de la publicación de la obra.El máximo reconocimiento a su obra fue el premio Cervantes en 1984, convirtiéndose en el segundo argentino en obtener el galardón a la literatura en castellano después de Jorge Luis Borges, y si bien fue propuesto para el Premio Nobel en 2007, no alcanzó el reconocimiento. Sábato tuvo dos hijos, Jorge Federico, que murió en 1995 en un accidente automovilístico y Mario, un director de cine que acompañó a su padre hasta los últimos momento en la casa de Santos Lugares, localidad en la que residía desde 1945.Otras obras del escritor fueron "Abaddón el exterminador", "Uno y el universo", "La cultura en la encrucijada nacional", "Antes del fin", "España en los diarios de mi vejez", "Entre la letra y la sangre" y "Los libros y su misión en la liberación e integración de la América Latina".
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.