Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Festejos pero también alarma por la muerte de Ben Laden

La euforia que provocó en los EE.UU. convive con una creciente inquietud en todo el mundo por posibles represalias terroristas; varios países reforzaron las medidas de seguridad; el cadáver fue arrojado al mar

Martes 03 de mayo de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

WASHINGTON.- El anuncio de la muerte de Osama ben Laden, anteanoche, disparó una inocultable satisfacción y alivio popular en los Estados Unidos y en buena parte de Occidente, pero puso en marcha, al mismo tiempo, la más extendida alerta por posibles represalias en todo el mundo.

Hubo una rara mezcla de celebración por lo pasado ("Creo que estamos de acuerdo en que éste es un buen día", dijo el presidente Barack Obama) y también de miedo nuevo por lo que pueda venir: "Muy probablemente, los terroristas intentarán vengarse", estimó Leon Panetta, el director de la Central Nacional de Inteligencia (CIA).

El Consejo de Seguridad de la ONU expresó su "satisfacción" por la muerte del líder de Al-Qaeda y destacó que se trata de un "giro" en la lucha contra el terrorismo.

La felicidad y el temor por el fin de Ben Laden marcharon de la mano con el reclamo para que se difundan evidencias de la muerte del jefe terrorista: su cadáver fue arrojado al mar Arábigo desde la cubierta de un portaaviones con la intención de que se pierda para siempre.

La noticia de la muerte de Ben Laden provocó alegría en el pueblo norteamericano, varias persoans se acercaron a la Casa Blanca para festejar. Foto: EFE
La noticia de la muerte de Ben Laden provocó alegría en el pueblo norteamericano, varias persoans se acercaron a la Casa Blanca para festejar. Foto: EFE
La noticia de la muerte de Ben Laden provocó alegría en el pueblo norteamericano, varias persoans se acercaron a la Casa Blanca para festejar. Foto: EFE
La noticia de la muerte de Ben Laden provocó alegría en el pueblo norteamericano, varias persoans se acercaron a la Casa Blanca para festejar. Foto: EFE
La noticia de la muerte de Ben Laden provocó alegría en el pueblo norteamericano, varias persoans se acercaron a la Casa Blanca para festejar. Foto: EFE
La noticia de la muerte de Ben Laden provocó alegría en el pueblo norteamericano, varias persoans se acercaron a la Casa Blanca para festejar. Foto: EFE
La noticia de la muerte de Ben Laden provocó alegría en el pueblo norteamericano, varias persoans se acercaron a la Casa Blanca para festejar. Foto: EFE
La noticia de la muerte de Ben Laden provocó alegría en el pueblo norteamericano, varias persoans se acercaron a la Casa Blanca para festejar. Foto: EFE

"Lo último que queríamos era abrir paso a una nueva Meca, un santuario para la peregrinación de los terroristas más fanáticos", dijo John Brennan, principal asesor de la Casa Blanca para la lucha antiterrorista. De ese modo justificó la medida que, por segunda vez en pocas horas, volvió a dejar mudos de sorpresa a los norteamericanos; la primera vez con la muerte; la segunda, con la rara sepultura.

El enigma por el destino dado al cuerpo de Ben Laden parecía ganar anoche espacio entre los misterios en la trama con la que se tejió el final del terrorista más buscado por los Estados Unidos. La Casa Blanca hizo saber que, "por el momento", no difundirá las fotos que posee del cuerpo, al que se identificó "por reconocimiento físico y por un examen de ADN", mediante muestras tomadas a una hermana del terrorista. Además, una de las esposas de Ben Laden, que intentó actuar de escudo humano y resultó herida, lo identificó.

Según la información oficial, Ben Laden murió de un balazo en la cabeza propinado por miembros de las fuerzas especiales de la marina norteamericana, los Navy Seals. La bala impactó arriba de su ojo izquierdo y destruyó parte de su cráneo.

Dos docenas de marines y cuatro helicópteros participaron en el espectacular operativo de captura , que Obama y buena parte de su equipo siguieron "en tiempo real" en la Casa Blanca. "Tuvieron sonido y video de lo que ocurría en la casa donde estaba Osama, en las afueras de Islamabad", según trascendió. Hubo incluso quien comparó esa visualización con la que se tuvo de la llegada del hombre a la Luna.

Líderes mundiales de todo el mundo advirtieron ayer sobre posibles ataques en venganza por la muerte de Ben Laden, el símbolo más poderoso de la militancia islamista.

Las promesas de venganza aparecieron rápidamente en foros militantes. "La venganza de Dios sobre ti, perro romano, la venganza de Dios sobre ustedes, cruzados", fue una de las leyendas. "Esta es una tragedia, hermanos, una tragedia", fue otra de las que se repitieron.

Los gobierno europeos aplaudieron la muerte de Ben Laden, pero al mismo tiempo extremaron las medidas de seguridad. Mientras el gobierno español convocó a una reunión de gabinete para estudiar nuevas medidas de prevención, el primer ministro de Francia ordenó incrementar las medidas de seguridad en las embajadas, escuelas y compañías francesas que se encuentran en países "delicados".

La Casa Blanca aceptó que la muerte de Ben Laden significa un revés para Al-Qaeda, aunque no lo suficiente para acabar con la red terrorista. "Hemos golpeado a la cabeza de la serpiente", dijo Brennan, y admitió también la posibilidad de haber convertido al grupo terrorista en "un tigre mortalmente herido que aún tiene algo de vida dentro".

"El mundo es hoy más seguro; es un sitio mejor tras la muerte de Ben Laden", contrarrestó Obama , que dio personalmente la luz verde para dar inicio al operativo final. Pasado mañana, el mandatario viajará a Nueva York para participar de un homenaje cerca de Ground Zero junto con los familiares de las víctimas del 11 de Septiembre.

"De haber podido capturarlo vivo, lo hubiéramos hecho", dijo Brennan en otro momento. "Fue un tiroteo de 40 minutos. Si él no hubiese puesto resistencia, lo habríamos capturado", aseguró.

Ayer pocos se animaban a imaginar un destino para el cadáver del terrorista en suelo norteamericano. De hecho, sin llegar tan lejos, el propio Brennan había reconocido la "imposibilidad" de dar con un país que aceptara enterrar su cuerpo en el acotado plazo de 24 horas.

La operación responde a una pista que se siguió "durante cuatro años". En el tiroteo murieron Ben Laden y otros tres hombres: uno de sus hijos, su mensajero de confianza y el hermano de éste, según dijo Brennan. No se capturaron prisioneros con vida, añadió, y agregó que una de las esposas de Ben Laden resultó herida en una pierna cuando intentó defender a su marido. "El hecho de que usara a una mujer como escudo humano dice mucho de la clase de persona que era", dijo Brennan.

La revelación de que Ben Laden vivía en una residencia de tres pisos en la guarnición militar de la ciudad de Abbottabad, cerca de Islamabad, y no en regiones fronterizas con Afganistán descolocó la "relación estratégica" entre Paquistán y Estados Unidos.

"No quiero especular sobre los alcances de esto", dijo Brennan. Sí está claro ahora que Estados Unidos sólo notificó a Paquistán de lo que ocurría "en el momento en que los helicópteros dejaban el país con los marines a bordo y no antes", según trascendióf.

Antes de que el cuerpo se perdiera en el mar "se celebraron rituales religiosos en el puente del portaaviones Carl Vinson", dijeron fuentes militares. La información, corroborada con menos detalle por Brennan, abrió dudas entre expertos en cultura musulmana.

"Yo recomiendo que se difunda alguna evidencia" de la muerte de Ben Laden , declaró el ex jefe de la CIA Michael Hayden. La Casa Blanca insiste en que todavía es pronto. "Sólo han transcurrido 24 horas y ya hemos dado a conocer mucha información", dijo Brennan.

Anoche, en un nuevo discurso, Obama llamó a los políticos norteamericanos a volver a mostrar el mismo espíritu de unidad que prevaleció tras los atentados. "Sé que la unidad que se sintió por el 11 de Septiembre se desgastó un poco con el paso de los años y no tengo ilusiones sobre las dificultades que tendrán que ser abordadas en las próximas semanas. Pero mi ferviente deseo es que podamos construir algo de esa unidad y ese orgullo para enfrentar los desafíos que tenemos por delante", dijo.

QUE SE SABE

Su escondite

El líder de Al-Qaeda no estaba escondido en las remotas montañas de Afganistán, como se pensaba, sino en un complejo fortificado cerca de la capital de Paquistán, Islamabad.

La operación militar

Un pequeño equipo militar norteamericano lanzó una incursión en helicóptero sobre el complejo donde se encontraban Ben Laden y sus allegados. Hubo 40 minutos de intercambio de fuego de artillería, que concluyeron con la muerte del líder terrorista.

Trabajos de inteligencia

Las fuerzas norteamericanas localizaron el recinto fortificado tras más de cuatro años en los que siguieron la pista de uno de los mensajeros de más estrecha confianza de Ben Laden.

Cuerpo al mar

La Casa Blanca informó que el líder de Al-Qaeda fue arrojado al mar Arábigo desde el portaaviones Carl Vinson, tras una ceremonia supuestamente conforme a la tradición musulmana.

LAS DUDAS

El vínculo con Paquistán

El hallazgo de Ben Laden en un complejo en Paquistán puso sobre el tapete el papel del gobierno de Islamabad, un aliado necesario pero ambiguo a los ojos de Washington en la lucha contra el terrorismo.

La recompensa

El FBI ofrecía 25 millones de dólares por información valiosa sobre el ex líder de Al-Qaeda. Tras su muerte, no quedó en claro si esa recompensa tiene destinatario o no.

La publicación de las fotos

Antes de ser arrojado al mar, el cuerpo de Ben Laden fue fotografiado. Anoche, la Casa Blanca aún no había divulgado las imágenes por temor a que hieran susceptibilidades. Esto alimentó las dudas en algunos círculos sobre si era realmente Ben Laden.

¿Sepultura islámica?

Clérigos musulmanes cuestionaron la decisión de EE.UU. de no enterrar el cuerpo en una tumba. El islam sólo permite arrojar un cadáver al mar si la muerte se produce en alta mar y lejos de un puerto.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas