Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El acusado de matar a Soledad Bargna confesó el crimen

Luego de que el tribunal rechazara el planteo de nulidad de la defensa, Marcelo Díaz fue indagado y admitió el asesinato, pero dijo que no intentó violar a la joven y que mantenían una relación; "Esperamos la pena más severa", afirmó el padre de la víctima

Martes 10 de mayo de 2011 • 16:10
SEGUIR
LA NACION
0

Después de intensas horas, que incluyeron el pedido de nulidad del juicio por parte de la defensa y que luego rechazó el Tribunal Oral en lo Criminal N°26, el acusado de matar a Soledad Bargna confesó el crimen.

Fuentes judiciales indicaron a lanacion.com que Marcelo Pablo Díaz, de 40 años, admitió el asesinato de la joven de 19 en un departamento del barrio de Caballito en 2009, pero negó haberla violado. Además, señaló que mantenían una relación.

"Nunca ví una cara de piedra tan increíble. Realmente hoy el desgarro fue por dentro", expresó Guillermo Bargna, el papá de Soledad. "Teníamos la indicación de no decir nada, aunque estuviésemos sumamente dolidos. Espero que el tribunal sepa separar la mentira de la verdad", añadió tras comentar que en la otra causa en la que Díaz estuvo involucrado también había dicho que la chica de 15 años era su novia.

Para la familia de Soledad fueron largos meses de espera y angustia. También de dolor. No así de olvido. Por eso, decidieron desde el principio no abandonar la lucha más allá de los vaivenes por los que transitó la causa. Ahora, aguardan con impaciencia poder cerrar esta etapa teñida de tristeza.

Marcelo Pablo Díaz, el único acusado de haber matado a puñaladas a su vecina durante una salida transitoria mientras cumplía una condena de 12 años de prisión por un delito similar, comenzó hoy a ser juzgado en el juicio oral que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 26.

Díaz llegó al banquillo acusado de los delitos de homicidio calificado criminis causae -matar para ocultar otro delito y lograr la impunidad-, en concurso real con abuso sexual simple, ya que los forenses determinaron que el agresor no llegó a penetrar a la víctima.

Esta mañana la defensa del imputado solicitó la nulidad del juicio al entender que hubo fallas en la acusación. El tribunal llamó a un cuarto intermedio para analizar el pedido, pero finalmente decidió rechazar el planteo e indagar al imputado.

En caso de ser encontrado culpable, el hombre podría recibir una pena de prisión o reclusión perpetua y ser declarado reincidente.

"Esperamos la pena más severa", aseguró a lanacion.com Bargna antes de ingresar a la sala del tribunal. "Pero nuestra pelea no termina aquí. Vamos a seguir insistiendo con la sanción del registro para violadores y los cambios en la legislación actual para evitar el beneficio de las salidas transitorias a los condenados por estos delitos", adelantó a este medio.

"Queremos que lo de Sole sirva para evitar otras muertes y que estas cosas no sigan pasando", manifestó.

Mauro Fernández, ex novio de la joven, también se mostró esperanzado de que se logre justicia en el tribunal, presidido por el juez Manuel García Reynoso y sus colegas Patricia Llerena y María Aurora Yungano.

"Buscamos que haya justicia para Sole, pero también esperamos poder alcanzar una justicia colectiva, algo que sólo se construye desde el Congreso, no en forma individual", destacó en diálogo con lanacion.com.

Pese a que las fuentes judiciales habían deslizado que era altamente probable que el proceso culminara hoy mismo tras agotar la presentación de las pruebas y la declaración de cinco testigos, luego trascendió que los alegatos podrían conocerse mañana.

Desde el día del crimen tanto Mauro como los padres de la joven persiguieron con insistencia dos metas bien definidas: lograr que se condene al único imputado y poder ser testigos de la reforma de la ley 24.660, que contempla la reinserción social de las personas acusadas de cometer violaciones, la creación de un registro único y público de violadores y un tratamiento diferenciado de la sociedad para los reincidentes.

El protagonista de otra polémica


Fuera del hecho en sí, el caso de Soledad Bargna tuvo un lugar destacado dentro de la agenda pública por la polémica que desataron las declaraciones del juez de Ejecución Penal Axel López -encargado de beneficiar con salidas transitorias a Díaz mientras cumplía otra condena- luego de que reconociera que "sólo leía algunas de las cientos de causan que arriban a diario a su despacho".En la única entrevista concedida a los medios, el magistrado afirmó sentirse "destrozado" y "responsable" cuando se enteró de que ese hombre había sido señalado como el principal sospechoso del asesinato de la joven de Caballito.Sin embargo, un tiempo después el mismo juez volvió a encender el debate cuando el 14 de junio de 2010 volvió a otorgar el beneficio de salidas transitorias a Ernesto Gabriel Gómez, condenado a 16 años de prisión en 2001 por el crimen de Miguel Lecuna, marido de la actriz Georgina Barbarossa.Su actitud generó que la familia pidiera en julio de 2010 su juicio político ante el Consejo de la Magistratura, pero esto le fue denegado.
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas