Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Soy tan macrista como cualquier dirigente de Pro"

Vidal defendió su designación; "Es el reconocimiento al trabajo", dijo

Sábado 14 de mayo de 2011
0

En el austero despacho del primer piso del ministerio de la calle México al 1600, hay bullicio y felicidad. María Eugenia Vidal no para de recibir llamadas, felicitaciones y abrazos de sus colaboradores desde que supo que logró el objetivo: ser candidata a vicejefa de gobierno, después de ocho años de pertenencia en el macrismo.

Un poco después, llegó el festejo con los leales a Horacio Rodríguez Larreta en la inauguración de un local partidario en el barrio de Once. Pero ante LA NACION, y con mucha cautela, dice que haber sido elegida no es el triunfo de un sector, sino el "reconocimiento al trabajo de todo el gobierno para conseguir logros en las distintas áreas de gestión".

Reconoce que Rodríguez Larreta influyó en su carrera política (trabajó con él en la Anses, el PAMI y el Ministerio de Desarrollo Social durante la gestión de la Alianza), pero ya se considera "tan macrista como cualquier dirigente de Pro". Conoce a Macri desde su incorporación en Compromiso para el Cambio, en 2003, y no le teme al desafío: dice que desde su trabajo convenció a muchos que tenían "prejuicios sobre lo que era Pro en materia social". Casada con el diputado provincial Ramiro Tagliaferro, y madre de tres hijos, se prepara para una campaña agresiva, pero ella cree que es posible "debatir propuestas".

-¿Por qué cree que Macri la eligió para acompañarlo?

-Primero, habría que preguntárselo a él -dice, y se sonríe-. Pero creo que mi incorporación tiene que ver con la tarea que venimos haciendo, no sólo desde lo social con el conflicto en el parque Indoamericano, sino en todas las áreas del gobierno.

-¿Es un triunfo de Larreta en la interna de Pro?

-Me siento representante de todo el espacio, no de una corriente interna. Siento que la decisión tiene que ver con reconocer a quienes solucionan problemas, como el arroyo Maldonado, la salud y la desnutrición infantil, mejoras en las escuelas...

-¿Qué tipo de campaña espera? Habrá mucho antimacrista...

-Ojalá sea una campaña en la que podamos debatir propuestas sobre la ciudad, discutir sobre lo mucho que hicimos y lo que falta. Tenemos un proyecto que ya tiene cuatro años, y al que le hacen falta cuatro años más para concretar y mejorar lo hecho.

-Ya la están cuestionando por vivir en Castelar...

-Sí, pero soy una chica de clase media nacida y criada en Flores, con papá médico y mamá bancaria.

-En Pro le cuestionaron cierta inexperiencia política...

-Es imposible estar al frente de un ministerio como el de Desarrollo Social sin acción política para generar consensos, hablar con muchos sectores que tienen prejuicios con respecto a Pro y lograr acuerdos. En estos tres años, hicimos mucho. No lo veo como un déficit.

-¿Y el manejo de la Legislatura, tarea del vicejefe de gobierno?

-Allí también pondré a disposición mi capacidad para generar consensos, sin abandonar la tarea social, que es lo que me gusta hacer.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas