Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Señales de Binner a la UCR por De Narváez

Sus dichos aflojaron la tensión con Alfonsín

SEGUIR
LA NACION
Sábado 14 de mayo de 2011

0

Del otro lado de la línea, Hermes Binner percibió que el malestar de Ricardo Alfonsín era real, que no sobreactuaba. El candidato presidencial de la UCR le reprochó no sólo la dureza con que el socialismo cuestionaba sus negociaciones en Buenos Aires con el peronista Francisco De Narváez, sino el desplante que sufrió la UCR porteña, aislada de toda posible alianza en la Capital.

Aquella conversación telefónica, que se produjo anteayer, surtió un efecto inmediato.

En el acto, el gobernador santafecino aprovechó una entrevista radial para enfatizar que al socialismo le "interesa mucho trabajar con el radicalismo en un acuerdo nacional". Pero, para sorpresa de los radicales, Binner fue incluso más allá, cuando ayer, en conferencia de prensa, entreabrió la puerta a un eventual acuerdo bonaerense entre la UCR y De Narváez.

"(El socialismo) no podría impedir un acuerdo que pueda lograr un distrito", llegó a decir Binner, lo que casi hizo delirar a los radicales. Pero el gobernador de inmediato planteó sus límites. "Hay mucha definición alrededor de la figura de De Narváez que nos cuesta poder incorporarlo a nivel nacional", aclaró.

El mensaje tácito de Binner hacia la UCR es claro: el socialismo podría digerir, a duras penas, un acuerdo con De Narváez siempre que éste se ciña a los límites del territorio bonaerense. Pero otro será el cantar si el candidato peronista pretende tener voz y voto en la coalición que su partido y la UCR pretenden articular a nivel nacional. "Sería muy difícil de aceptar", afirman en las usinas socialistas.

La advertencia de Binner no es ociosa. En los últimos días, operadores de De Narváez les transmitieron a sus interlocutores de la UCR que les entusiasmaría ocupar un lugar en la mesa de decisiones que se constituya. "Nosotros tenemos una vocación «frentista» y nos gustaría tener participación a nivel nacional", se sinceró a LA NACION un allegado muy cercano al candidato a gobernador peronista.

El aporte de De Narváez

De Narváez pretende ser el puente que permita atraer a otros peronistas disidentes a la postulación presidencial de Alfonsín. En ese papel querría ocupar un lugar en el frente nacional, hizo saber a sus interlocutores radicales. En el seno de la UCR las opiniones son diversas. "De ninguna manera", enfatizan cerca de Alfonsín. Otros operadores muy cercanos al candidato son menos tajantes. "Primero tiene que demostrar qué dirigentes peronistas es capaz de arrimar -deslizan-. Lo que sí no vamos a aceptar es que el candidato a vicepresidente de Ricardo sea un peronista, como se nos llegó a sugerir", afirman.

Este punto, el del compañero de fórmula de Alfonsín, no se negocia. "Debe ser un candidato vinculado al progresismo, una persona intachable que dé garantías de transparencia", enfatizan al lado de Alfonsín. La persona ideal sería Binner, pero el propio mandatario santafecino lo puso en duda. Condicionó esta posibilidad a la suerte que corra su candidato a gobernador, Antonio Bonfatti, en las elecciones internas que el Partido Socialista celebrará en Santa Fe el domingo de la semana próxima.

"Si no es Binner, pero el socialismo designa otro candidato, bienvenido", dicen en el radicalismo.

Lo que la UCR no está dispuesta a aceptar son más dilaciones. "La fecha límite para que el socialismo defina si integra o no la coalición nacional con la UCR es el domingo 22. No podemos regalarle más tiempo de campaña al Gobierno", afirmó un importante dirigente de la UCR bonaerense.

En el radicalismo descreen que Binner finalmente se lance como candidato a presidente, como le reclama el líder de Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas. "No sería capaz de dar semejante salto al vacío. El socialismo no tiene una estructura sólida en el país ni recursos para financiar una campaña propia", afirman cerca de Alfonsín.

Los radicales están confiados en que los socialistas finalmente aceptarán integrar el frente nacional. Y que, de su mano, GEN, que lidera Margarita Stolbizer, hará lo mismo.

"Intentaremos hasta el último minuto del último día realizar un acuerdo programático con todas las fuerzas progresistas. Eso le permitirá a la Argentina tener una oferta electoral seria, responsable y con capacidad de gobernar", enfatizó el diputado Gerardo Milman, en sintonía con las declaraciones de Binner.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas