Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Documentos del histórico cementerio

Informatizan archivos en Recoleta

Información general

Los libros de propietarios y de frontispicios serán trasladados a una base de datos digitalizada

El cementerio de la Recoleta, donde descansan muchos de los personajes más importantes de la historia Argentina, comenzará esta semana a digitalizar los libros de propietarios de bóvedas y de inscripciones en frontispicios (texto grabado en la parte externa de cada bóveda).

Así lo acordó Diego Santilli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la ciudad, con la Asociación de Amigos del Cementerio de la Recoleta, con quienes firmó un convenio para pasar a archivos digitales 15 tomos de libros de propietarios, algunos con más de 200 años y cuyas ajadas páginas no resistirán mucho sin romperse porque son consultadas manualmente.

El cementerio de la Recoleta, inaugurado el 17 de noviembre de 1822, es la necrópolis que más historia encierra. Sus libros de propietarios de bóvedas contienen a varios próceres nacionales, incluso a 19 presidentes de la Argentina, y a muchos otros tantos ciudadanos que dejaron su huella en el país.

Como se recordará, allí se alojan los restos de Eva Duarte de Perón; de los escritores José Hernández, Victoria y Silvina Ocampo, Adolfo Bioy Casares, Miguel Cané, Oliverio Girondo y Paul Groussac; los premios Nobel Luis Federico Leloir y Carlos Saavedra Lamas; los médicos Cosme Argerich y Francisco Muñiz; los artistas Blanca Podestá, Armando Bo y Zully Moreno, y los deportistas Luis Angel Firpo y Martín Karadagian.

Entre los mandatarios argentinos enterrados en la Recoleta figuran Marcelo Torcuato de Alvear, Nicolás Avellaneda, Victorino de la Plaza, José Figueroa Alcorta, José María Guido, Arturo Humberto Illia, Agustín P. Justo, Bartolomé Mitre, Carlos Pellegrini, Manuel Quintana, Julio A. Roca, Luis Sáenz Peña, Roque Sáenz Peña, Domingo Faustino Sarmiento, José Uriburu, Hipólito Yrigoyen y Raúl Alfonsín.

"Este hecho es una muestra fehaciente de cómo se protege y se actualiza nuestra memoria histórica. En este cementerio, descansan varios de nuestros mejores hombres y mujeres y por eso toda su información debe estar resguardada", dijo Santilli.

Los libros de propietarios tienen 15 tomos, con hojas de 51 por 35 cm, con un total de 400 imágenes por libro. Mientras que el libro de las inscripciones en fronstispicios tiene 132 carillas.

La tarea de modernización consiste en convertir las hojas de los libros a formato digital, lo que demandará unos 60 días.

Hoy para consultar estos pesados tomos se requiere utilizar una mesa especial, a fin de poder hacerlo con comodidad y sin dañar la encuadernación. Según las autoridades, con la digitalización, la consulta se realizará simplemente observando un monitor.

Los libros del cementerio son añejos. Algunos tienen más de 200 años y sus páginas no resisten más la manipulación. Se decidió utilizar la tecnología para salvar la información y agilizar las actualizaciones.

"Creo que el cementerio de la Recoleta es el lugar donde varios de nuestros mejores hombres y mujeres escansan. Por eso, tiempo atrás lo revitalizamos y hoy firmamos un convenio importante que preservará los datos de este sitio emblemático para todos los argentinos", comentó Santilli.

"El cementerio de la Recoleta posee, además, un importante material documental que se hace necesario preservar, sobre todo, aquel que es de utilización diaria en las actividades, no solamente en lo que hace a las consultas que efectúan diariamente visitantes, estudiosos y público en general, sino en la tarea administrativa", indicaron integrantes de la asociación vecinal..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYProtesta policialCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresElecciones 2015Copa Sudamericana