Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Exabrupto en el avión

Viernes 20 de mayo de 2011
0

PARIS (EFE).- Los últimos momentos en libertad de Dominique Strauss-Kahn dieron fe de su debilidad por las mujeres. "¡Bonito culo!", le dijo a una azafata, instalado en su asiento clase business de un avión de Air France que estaba a punto de despegar de Nueva York.

Según el diario Le Point, Strauss-Kahn soltó este "piropo" delante de todo el personal del vuelo, instantes antes de que dos policías entraran en el avión para detenerlo.

La tripulación, según el periódico, no se dio cuenta de lo que sucedía. Al parecer, Strauss-Kahn les había avisado que estaba esperando que le trajesen su teléfono celular, que se había olvidado en el cuarto del hotel, y el piloto le había advertido que no retrasaría el despegue si el teléfono no llegaba a tiempo.

Por esto, nadie sospechó cuando los dos policías "invitaron" al ex director gerente del FMI a retirarse del avión para decirle "algo confidencial".

No obstante, sí ocurrió algo extraño en los minutos previos al arresto: los teléfonos móviles dejaron de funcionar. Según Le Point, esto podría indicar que las comunicaciones fueron bloqueadas para no correr el riesgo de que alguien le avisase a Strauss-Kahn que estaba a punto de ser detenido.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas