Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Elogios y críticas a la boleta única

Política

Hubo quejas por las demoras del escrutinio; candidatos y expertos destacaron el nuevo sistema

SANTA FE.- El debut de la boleta única en los comicios de anteayer en esta provincia -primera experiencia en el país- sigue inspirando comentarios, pero no hubo candidato que no resaltara las bondades del nuevo sistema y fuera de los lugares de votación la encuesta fue terminante: el 90 por ciento de la población que concurrió a votar lo aprobó.

El único inconveniente -no problema- fue el atascamiento de las urnas por la cantidad de boletas, a veces mal dobladas (todas tienen troqueles impresos para realizar esa tarea). El resto fue auspicioso.

El nuevo sistema tiene varias diferencias con el que se sigue utilizando en el resto del país. Por lo pronto, en el sistema tradicional son los partidos los encargados de diseñar, imprimir, distribuir y fiscalizar sus propias boletas. Esta vez, el Estado asume la responsabilidad del diseño, la impresión y la distribución. En las anteriores elecciones, el elector encontraba en el cuarto oscuro una boleta de cada una de las agrupaciones políticas que competían en la elección. Desde ahora, todas las opciones electorales son presentadas en una única boleta oficial.

Hasta la elección de 2009, los partidos podían repartir y hacer circular boletas oficializadas antes del día de la elección, con lo cual a mucha gente "se le preparaba el voto". El sistema aplicado el domingo establece que las boletas sólo son accesibles en los lugares de votación, de donde no pueden ser sustraídas. Es así que antes el votante ingresaba en el cuarto donde se hallaban todas las boletas, entre las que buscaba la opción que deseaba votar. Ahora, las boletas sólo son accesibles en los lugares de votación. El votante recibe la boleta única del presidente de mesa. Para votar debe marcar en la boleta el casillero de la lista a la que quiere votar y sólo ese casillero.

Con el sistema anterior, al ser boleta sábana, tenía alto impacto el denominado "efecto arrastre". Con el nuevo sistema de boleta única por categoría, cada cargo se elige independientemente. Por lo tanto, no hay "arrastre", explicaron integrantes del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), que asistieron a las autoridades electorales de la provincia. Técnicos de otras provincias siguieron los comicios y el escrutinio desde el Tribunal Electoral santafecino.

La demora en el escrutinio fue la crítica más escuchada. Se puede corregir, afirman los especialistas. Señalan que con el actual sistema se consigue más transparencia, se dejan de lado los vicios de la boleta sábana, se mejora la actitud institucional y se reconoce el efectivo derecho a elegir candidatos.

Por ejemplo, la boleta única puso en evidencia que en la política argentina hay lugar para los fenómenos inexplicables. Es el caso de María Eugenia Bielsa, ex vicegobernadora de la provincia (de Jorge Obeid, 2003-2007), y sus 100.000 votos por sobre la fórmula a gobernador (de lo que se informa por separado).

Ni los más entusiastas seguidores pensaron que esta mujer, residente en Rosario, casi sin publicidad, sin asesores de imagen ni de prensa, terminaría siendo, individualmente, la candidata más votada en la provincia. Sumó 303.908 votos, cifra no alcanzada ni por Agustín Rossi (270.499) ni por Antonio Bonfatti (292.486), los ganadores de la primaria para la gobernación por el PJ y el socialismo, respectivamente.



José E. Bordón Para LA NACION
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosInseguridadCristina KirchnerElecciones 2015