Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Testigos complican al médico que revisó a García Belsunce

Viernes 03 de junio de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

La llamada telefónica desde la casa de María Marta García Belsunce por parte del médico de la empresa de emergencias Paramedic Juan Ramón Gauvry Gordon tenía un diagnóstico claro: traumatismo de cráneo con pérdida de masa encefálica.

Un diagnóstico que causó interrogantes entre los operadores telefónicos de la prepaga OSDE y de la prestadora de emergencias Paramedic, que intervinieron en el caso, comenzaron a hablar de una muerte dudosa, y a decir que si no era necesario dar intervención a la policía.

Pero no se llamó a la policía el 27 de octubre de 2002. Por esa omisión, ayer, en la quinta audiencia por el juicio de encubrimiento del homicidio García Belsunce, los siete operadores telefónicos que declararon como testigos apuntaron al médico que se encontraba en el lugar como el responsable de dar intervención a las fuerzas de seguridad.

Gauvry Gordon, el primer médico que revisó a la víctima tras llegar a la casa del country Carmel en una ambulancia de Paramedic, fue quien anteayer, sentado en el banquillo de los acusados, aseguró que él no había encubierto nada, sino que simplemente le había parecido "un accidente doméstico muy estúpido".

Quien recibió el diagnóstico del médico -traumatismo de cráneo con pérdida de masa encefálica- fue el operador de Paramedic que envió la ambulancia Nicolás Costa. "¿Es una muerte dudosa?", preguntó el día del hecho, para luego consultar si era necesario llamar a la policía. Gauvry Gordon, uno de los seis acusados de encubrimiento, dudó, pero luego dijo: "No. Hago una constatación de óbito, nada más".

Respecto a ese dilema, Víctor Siwulec, supervisor de los operadores de la empresa de emergencias Paramedic, que hacía de nexo con el personal de OSDE, apuntó: "Cuando hay una muerte dudosa, inmediatamente se da aviso a la policía para que intervenga. [Algo que] lo tiene que decidir el médico, la persona que está en el lugar", en clara alusión a Gauvry Gordon.

Durante las grabaciones, el concepto de "muerte dudosa" se escuchó más de una vez. Incluso, el operador de OSDE Guillermo Piermattei llegó a preguntarle a Siwulec si a García Belsunce la "cagaron a palos".

El defensor del médico, Gabriel Becker, dijo a La Nacion que su cliente "de alguna manera, había hecho la denuncia", y que además no existían en ese entonces normativas o instructivos a seguir en Paramedic, respecto de dar intervención a la policía.

Otro testigo, Raúl Salazar, que se desempeñaba como operador de OSDE, sostuvo ayer ante el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de San Isidro: "No me pareció usual; quise corroborar si no era una muerte dudosa y si no tenía que llamar a la policía".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas