Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Tecnología / Contra las restricciones al acceso a la web

Internet es un derecho inalienable

Información general

Un contundente informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) concluye que el acceso a Internet se equipara hoy con el derecho a la libertad de expresión. Obra de Frank La Rue, relator especial de la ONU sobre promoción y protección del derecho de libertad de opinión y expresión, el texto de 22 páginas ( www2.ohchr.org/english/bodies/hrcouncil/docs/17session/A.HRC.17.27_en.pdf ) destaca el valor de Internet "como uno de los más poderosos instrumentos del siglo XXI para aumentar la transparencia en la conducta de los poderosos, acceder a la información y facilitar la participación activa de los ciudadanos en la construcción de sociedades democráticas".

Frank La Rue es un experto independiente designado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que tiene la misión de investigar y evaluar las nuevas tecnologías en relación con la libertad de opinión y expresión. De allí surgió este documento, presentado al Consejo el 16 de mayo y conocido el viernes último.

Las recomendaciones de La Rue parten, desde luego, de un inquietante mapa de restricciones recientes, desde el corte total en Egipto a fines de enero; el bloqueo de sitios -entre otros, los que contengan los términos "democracia" y "derechos humanos"- en China, el arresto y encarcelación de blogueros en ese país, Vietnam e Irán, e incluso las leyes que estipulan la desconexión de los individuos por violar la ley de propiedad intelectual.

"Internet -asegura el informe- se ha convertido en un medio clave para que los individuos puedan ejercer su derecho a la libertad de opinión y expresión, tal como está garantizado por el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos."

Alcance global

El párrafo es clave, porque si bien el derecho a la libre expresión fue declarado, con los demás, en 1948, sólo ahora existe una tecnología que permite a unos 2000 millones de personas darles a sus palabras y opiniones un alcance global, inmediato y relativamente anónimo. Esto ha llevado, dice La Rue, a que hubiera "cada vez más restricciones mediante el uso de tecnologías para bloquear contenidos, monitorear e identificar a activistas y críticos, criminalizar expresiones legítimas y adoptar una legislación restrictiva para justificar tales medidas".

La Rue explica en qué casos y de qué modos la libertad de expresión puede ser coartada; típicamente cuando se cometen delitos de pedofilia o se ponen en riesgo la seguridad nacional y el orden o la salud públicos. Aunque el respeto por la reputación de otros es uno de los límites impuestos a la libertad de expresión, el informe de La Rue dice que "la difamación debe ser despenalizada" y que la protección de la seguridad nacional no debe ser usada como pretexto para restringir la libertad de expresión a menos que se den tres condiciones: que la expresión tenga la intención de incitar a la violencia; que posiblemente incite a la violencia, y que haya una conexión directa e inmediata entre esa expresión y la posibilidad de que ocurra tal violencia.

El informe publicado por la ONU también recomienda que se abandonen las acciones legales contra los proveedores de Internet y buscadores como Google o Yahoo!, otra de las formas en que se intenta controlar el flujo de la información en Internet. En este sentido, menciona como pionero a Chile, que ya tiene una ley que sólo exige a los intermediarios quitar el contenido ofensivo frente a la demanda legal, sin acciones ulteriores.

En el apartado D, La Rue dice estar profundamente preocupado por las discusiones sobre un botón de apagado de Internet y alarmado por la propuesta de desconectar a usuarios que violen el derecho de propiedad intelectual; menciona de forma directa la ley de los tres golpes francesa y la ley de economía digital inglesa.

El informe también tiene apartados sobre el derecho a la privacidad (artículo 12 de la Declaración Uni-versal de los Derechos Humanos) en Internet, el acceso a la infraestructura necesaria para conectarse y los ciberataques.

Aunque todavía no se sabe si el informe conducirá a añadir la conexión con Internet como un derecho humano, como la ONU hizo con el acceso al agua potable, La Rue deja en claro que las restricciones a Internet lo son también a la libertad de expresión.

CLAVES

  • Mínima restricción: el informe enfatiza la necesidad de que se aplique la mínima restricción posible al flujo de información por Internet.
  • Bloqueos y persecución: recomienda que cesen los bloqueos a sitios, el filtrado de contenidos, la persecución a blogueros y la criminalización de expresiones legítimas.
  • Propiedad intelectual: el relator dice estar "alarmado" por la desconexión de individuos en Inglaterra y Francia por delitos contra la propiedad intelectual.
  • Garantizar el acceso: sostiene que los Estados deben asegurar el acceso a Internet a todos los segmentos de la población, a la vez que proteger su privacidad
  • Intermediarios: también recomienda que no se persiga legalmente a los intermediarios (proveedores, buscadores), uno de los métodos con los que se restringe el flujo de información en la Red.
TEMAS DE HOYAumento de la naftaDeclaraciones juradasCristina KirchnerPartido por la pazElecciones 2015