Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tu show, en la Web

YouTube, FlipZu, Flickr, Picasa, Blip.tv, Soundcloud, Photobucket, Tumblr, Blogger,Wordpress y muchos otros sitios para tener tu programa de TV y radio en Internet.

Sábado 18 de junio de 2011
SEGUIR
LA NACION
0

Uno de los logros de Internet fue vencer las barreras geográficas y permitir que un sitio Web, cualquiera que sea, pueda ser visto desde todas partes del mundo.

Y aún más: que con unas pocas herramientas gratis sea posible para cualquier mortal montar una página y contarle al mundo sus creaciones, ya sea texto, fotos, audio, video u otro contenido. Tener, en fin, un medio propio.

Hay, grosso modo, dos formas de lograr esto. La primera es montar un servidor propio e instalarle software; tiene la ventaja de que podremos ofrecer allí lo que queramos como se nos antoje, si tenemos la pericia y los medios necesarios.

La segunda es usar una suma de servicios online que permiten esto, y son gratis. Las opciones son quizá más limitadas, pero para la mayoría de los usuarios deberían alcanzar; y siempre que se puede, en una segunda etapa, pasar a la opción del servidor propio.

Un lugar en el mundo

Lo primero que necesitamos es un hogar en la Web. Hay muchísimas alternativas aquí; entre las más sencillas están los motores de blogs como Blogger ( www.blogger.com ) y Wordpress ( www.wordpress.com ), ambos gratis. Blogger, además, permite direccionar dominios .com.ar sin costo. En Wordpress.org está el software para instalar la plataforma de blogs en un dominio propio.

Otra opción para tener presencia en la Web es Tumblr (www.tumblr.com, gratis), excelente alternativa para combinar contenido multimedia con textos varios, que además ofrece una gran cantidad de plantillas para elegir el diseño del sitio. Y por supuesto está Facebook, que tiene una herramienta para crear páginas temáticas distintas de los perfiles personales, y que se activa en www.facebook.com/pages/create.php

Muchos de los servicios que permiten almacenar contenido en línea para compartirlo en Internet ofrecen, además, crear una página Web personalizada, aunque ésta suele ser más rudimentaria que la que ofrecen los sitios mencionados arriba.

Lo interesante de estos sitios (y de la Web en general) es que permiten embeber esos audios, fotos o videos en nuestra página personal sin más trámite que copiar un bloque de texto (en rigor, código HTML, el lenguaje base de la Web) en un sitio y pegarlo en otro.

Albumes de fotos

Los álbumes de fotos están entre los pioneros en ofrecer almacenamiento online, con clásicos como Flickr (www.flickr.com), Photobucket ( www.photobucket.com ) y los más recientes Picasa ( picasaweb.google.com ) y Skydrive ( skydrive.live.com) ; ahora también permiten sumar videos. Además, están Shutterfly ( www.shutterfly.com ) o Mialbum ( www.mialbum.es ), entre muchísimos otros.

Aquí será posible crear carpetas temáticas y compartirlas con una simple URL. También se puede definir si estas fotos serán visibles para cualquiera que entre a nuestro perfil, si sólo podrá llegarse a ellas con un link seguro, o si además se requerirá de una contraseña o darse de alta con un usuario y contraseña.

El proceso para tener una carpeta en línea es muy sencillo: después de crear un usuario, basta con subir las fotos al álbum deseado y luego definir su visibilidad; también es posible agregar epígrafes a las imágenes, etiquetarlas o comentarlas, y obtener el link para compartir ese contenido con amigos, clientes y demás.

Quien quiera ponerles una marca de agua a las imágenes puede usar un servicio online como Picmarkr ( www.picmark.com ), o aplicaciones gratis como XnView ( www.xnview.com ) o Picasa ( picasa.google.com ), entre otras, para hacer que las imágenes lleven una firma visible.

Música para la Web

En el caso del audio también hay varias opciones para almacenar nuestras creaciones en línea.

Entre las más populares hoy están Soundcloud ( www.soundcloud.com ) y Blip.tv ( www.blip.tv , también admite video). En el caso de Soundcloud permite que los oyentes comenten cada segundo del audio subido. El sitio, además, ofrece sumar el audio a grupos de afinidad temática y otras funciones sociales.

Basta con grabar el audio, editarlo con aplicaciones gratis como Audacity ( audacity.sourceforge.net ) o Wavosaur ( www.wavosaur.com ), entre otros, y subirlo a estos sitios.

Blip.tv permite, además, automatizar su publicación en varias plataformas (Blogger, por ejemplo, o como podcast en iTunes) para facilitar su difusión. En el portal www.podcastellano.es hay más información y herramientas.

Los sitios www.mypodcast.com , www.podomatic.com o www.poderato.com están especializados en la publicación y difusión de podcast.

Para poner música online www.myspace.com alguna vez fue el paso obligado para que una banda tuviera presencia en la Web; hoy son muy populares www.bandcamp.com y, para aquellos que quieren publicar sus obras bajo la licencia Creative Commons (ver más abajo), www.jamendo.com , entre otros.

Para poner audio en línea hay más alternativas, como Flipzu ( www.flipzu.com ), que crearon los argentinos Lucas Lain y Darío Rapisardi, y que permite montar una radio online (un flipcast, como lo denominan en el sitio) en forma muy sencilla, desde la computadora o usando una aplicación móvil para Android o iPhone.

Con un micrófono, una conexión a Internet relativamente decente y un clic en un botón se crea automáticamente una página Web donde se accede al streaming del audio, que puede compartirse con el resto de Internet; el audio, además, queda online para que se escuche más tarde.

Así funciona, por ejemplo, la nueva radio online de lanacion.com; puede accederse a ella en http:/blogs.lanacion.com.ar/lnradio/.

En www.creaturadio.net hay más información y consejos para tener una radio en línea usando el servicio de streaming de MP3 de Shoutcast ( www.shoutcast.com ), que es a la vez una herramienta y un directorio gratis para radios digitales.

Videos en línea

En lo que respecta al video, la alternativa que está primera en la mente de todos es YouTube ( www.youtube.com ), aunque también Vimeo ( www.vimeo.com ) y DailyMotion ( www.dailymotion.com ), entre muchos otros, ofrecen un servicio de almacenamiento y streaming de videos.

Al igual que en los servicios especializados en audio, alcanza con registrarse en estos sitios para poder empezar a subir (lentamente, porque serán varios megabytes) el video que queremos difundir.

En YouTube, en la configuración del usuario (arriba, a la derecha, en la página) será posible crear un canal que agrupe todos nuestros videos, y definir qué aspecto tendrá, dejar mensajes para los visitantes, ver los seguidores que tenemos y más.

YouTube permite, además, agregar carteles con texto y subtítulos en cada video propio desde la Web y sin reconvertirlo; este agregado se verá sólo en el reproductor de YouTube.

Quienes busquen una alternativa para transmitir video en directo pueden aprovechar servicios gratis como los de Justin.tv ( www.justin.tv ), Ustream ( www.ustream.tv ) o Blogtv ( www.blogtv.com ), entre muchos otros. Aquí, con una webcam y una conexión a Internet se puede crear un canal de TV propio.

Y con Qik (www.qik.com, hoy en manos de Microsoft) o Flixwagon ( www.flixwagon.com ) se podrá hacer algo similar, pero transmitiendo desde el teléfono móvil. Es recomendable hacerlo con una conexión Wi-Fi o 3G para que el video tenga una calidad decente.

En http:/www.lanacion.com.ar/1207382 listamos software gratis para editar audio, crear guiones o tener un teleprompter en la pantalla de la computadora.

Creative Commons

Un tema no menor en el momento de poner el contenido en línea es su copyright. La ley que rige la propiedad intelectual en nuestro país es la 11.723, aunque es posible usar una licencia complementaria a la ley como la de Creative Commons ( www.creativecommons.org.ar ) para especificar con mayor claridad, y en cada caso, qué es posible hacer y qué no con nuestras creaciones, siempre y cuando se nos atribuya la autoría. Por ejemplo, definir si un tercero puede comercializarla, si la puede modificar o sólo copiarla y distribuirla intacta.

Así podremos configurar a nuestro antojo la presencia y difusión de nuestras obras en Internet

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas