Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ola de ciberataques

Brasil, el último objetivo de los grupos de hackers

El Mundo

Lulzsec bloqueó tres sitios web oficiales y la página de la empresa semiestatal Petrobras

BRASILIA.- No pasa un día sin un nuevo ataque de los grupos de hackers Anonymous y Lulzsec contra empresas y países: sus víctimas más recientes fueron tres sitios del gobierno brasileño y el portal de Petrobras, que ayer quedaron paralizados.

El ataque al gobierno se produjo en las primeras horas de la madrugada y fue reivindicado por la versión brasileña del grupo Lulzsec, que ayer publicó con orgullo en su cuenta de la red social Twitter: "Tango down brasil.gov & presidencia.gov.br.".

Los ciberactivistas también hackearon la página web de la agencia de recaudación de impuestos ( www.receita.fazenda.gov.br ).

Ayer por la tarde, los tres sitios permanecían inaccesibles. Además, horas después, el mismo grupo anunció que había hackeado la página web de Petrobras, aunque la empresa semiestatal no hizo declaraciones al respecto.

"¡Despierta, Brasil! No queremos comprar más combustible a R$ 2,75 o a R$ 2,98 y exportar a menos de la mitad de precio! ¡Despierta, Dilma!", publicó el grupo en Twitter.

Por su parte, el gobierno de Brasil anunció en un comunicado que el Servicio Federal de Procesamiento de Datos (Sepro) detectó y bloqueó el ataque a las webs gubernamentales y que "los datos y las informaciones de estos portales están preservados".

El de ayer fue el segundo ataque virtual perpetrado en menos de seis meses contra páginas web del gobierno brasileño. El primero, reivindicado por el grupo de hackers Fatal Error Crew, ocurrió el 2 de enero pasado, un día después de la investidura de la presidenta Dilma Rousseff, y bloqueó también el acceso a la página web de la presidencia y del gobierno.

El domingo pasado, Lulzsec anunció el inicio de la Operación AntiSec (abreviatura de AntiSecurity), realizada en asociación con Anonymous, contra páginas gubernamentales de todo el mundo.

"Lulzsec y Anonymous declararon la guerra abierta contra todos los gobiernos, bancos y grandes corporaciones del mundo. Ellos convocan a todos los hackers del mundo a unirse a este propósito. El objetivo es exponer corrupción y secretos oscuros", afirmó el comunicado, que tilda a los gobiernos de "terroristas que siguen dominando y controlando Internet".

"La máxima prioridad es robar y filtrar cualquier información confidencial de los gobiernos, incluyendo listados de correos electrónicos y documentos", agrega el comunicado.

El lunes pasado, un día después del anuncio, la policía británica arrestó en Londres a Ryan Cleary, un hacker de 19 años, y supuesto líder de Lulzsec.

Cleary fue acusado, entre otros delitos informáticos, de atacar el sitio de la agencia británica contra el crimen organizado (SOCA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, el grupo restó importancia al papel del joven en el grupo. "Ryan Cleary no forma parte de Lulzsec; albergamos uno de nuestros numerosos chats en su servidor IRC (Internet Relay Chat), pero eso es todo", escribió ayer el grupo en Twitter.

"Claramente la policía británica está tan desesperada por atraparnos que han ido y arrestado a alguien que está, como mucho, levemente asociado con nosotros. Patético", agregó en otro mensaje.

Reírse a carcajadas

Lulz Security, más conocido como Lulzsec, comenzó a publicar sus actividades el mes pasado. A diferencia de Anonymous, están motivados por la diversión y no tanto por la política. De hecho, el nombre es una deformación de la expresión "LOL", que en la jerga de Internet significa reírse a carcajadas (laugh out loud) y en su página web, lulzsecurity.com, detallan que su objetivo es "reírse de la seguridad".

Algunas de sus víctimas fueron la CIA, la cadena PBS, Nintendo y el Senado de Estados Unidos. A pesar de que el grupo se creó hace poco, su cuenta de Twitter tiene más de 250.000 seguidores.

El movimiento Anonymous surgió en 2008. El año pasado apoyó las revelaciones de la plataforma WikiLeaks y atacó las webs de las empresas de tarjetas de crédito MasterCard y Visa, cuando se negaron a seguir aceptando pagos del sitio de Julian Assange.

Su símbolo es una máscara de Guy Fawkes, igual a la que usa el personaje revolucionario de V de Vendetta, la novela de Alan Moore llevada al cine en 2006.

Es un grupo descentralizado especializado en ataques de denegación de servicio (DoS), que consisten en paralizar un servicio de Internet con una avalancha de solicitudes simultáneas..

Agencias DPA, AFP y Reuters
TEMAS DE HOYArgentina en defaultDólar hoyInseguridadMelina López