Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Google sale a hacerle frente a Facebook

Con un supuesto énfasis en la privacidad la empresa que nació como un buscador intenta competir con la red fundada por Mark Zuckerberg de la mano de su producto denominado "Google + Project"; los detalles

Martes 28 de junio de 2011 • 18:48
0
Foto: LANACION.com

Por Claire Cain MillerThe New York Times

Google dio su salto más importante sobre la zona de influencia de Facebook, el martes, cuando presentó un servicio de red social denominado Google+ Project, el cual tiene una apariencia muy similar a la de Facebook.

El servicio, que inicialmente estará disponible sólo para un selecto grupo de usuarios de Google, quienes pronto podrán invitar a otros, permitirá compartir y debatir actualizaciones de estado, fotografías y links (vínculos).

Pero Google+ project será diferente de Facebook en algo que resulta muy significativo, y que Google espera sea suficiente para convencer a la gente de usar otro servicio de red social. Está diseñado para compartir información con grupos pequeños (como por ejemplo con colegas, compañeros de habitación de la universidad o amigos con los que se sale de excursión), en vez de hacerlo con todos los amigos de un usuario o con la Red completa. Asimismo, el servicio ofrece mensajes de texto por grupos y video chat.

"En la vida real, tenemos paredes y ventanas y podemos hablar con otra persona sabiendo quién está en esa sala, pero en el mundo online, ingresas a un lugar que dice ‘Share’ (‘Compartir’) y allí compartes información con el mundo entero", dijo Bradley Horowitz, quien es vicepresidente de la gerencia de producto en Google y lidera los esfuerzos sociales de la compañía con Vic Gundotra, vicepresidente senior de ingeniería.

Una recorrida por Google+ project, en un video oficial de la compañía

El debut de Google+ probará si Google puede superar sus fracasos previos respecto de las redes sociales, como Buzz y Orkut, y ocuparse de uno de los desafíos que más presión ejercen sobre la compañía.

Google se juega su estatus como el punto más popular de ingreso a la Red. Cuando la gente publica algo en Facebook, que en su mayor parte carece de límites respecto de los buscadores, Google pierde información valiosa que podría beneficiar su búsqueda en la Red, la publicidad y otros productos.

Pero Google+ puede haber llegado demasiado tarde.

En el mes de mayo, 180 millones de personas visitaron los sitios de Google, incluyendo a YouTube, en comparación con los 157,2 millones de personas que ingresaron a Facebook, según comScore. Pero los usuarios de Facebook miraron 103 mil millones de páginas y pasaron un promedio de 375 minutos en el sitio, mientras que los usuarios de Google vieron 46,3 mil millones de páginas y pasaron en el sitio 231 minutos.

Los anunciantes ponen especial atención a esas cifras y al hecho de que la gente cada vez más se inclina por Facebook y otros sitios sociales como Twitter para hacer preguntas que solían hacer a Google, por ejemplo, una recomendación para un restaurante o un médico, porque desea respuestas más personalizadas.

"¿Alguien puede eclipsar a Facebook en términos del control que ejerce? Es un fantástico mecanismo de emisión", dijo Charlene Li, quien analiza los medios sociales y fundó Altimeter Group, una firma de investigaciones en tecnología. "Pero si Google se transforma en el propietario de tus grupos privados, se producirá un astillamiento de nuestras vidas sociales".

Gundotra y Horowitz afirmaron que conocer más sobre los usuarios de Google mejorará todos los productos de la firma, incluyendo los anuncios, las búsquedas, YouTube y los mapas, porque Google aprenderá lo que le agrada a la gente y finalmente podrá personalizar esos productos.

"Sería absurdo pensar que nosotros podríamos lograr la misión establecida por Google de organizar a la gente del mundo que carece de información", dijo Horowitz.

Pero Google ha sido criticado por no poder comprender la importancia de la información social en la Red hasta que competidores como Facebook y Twitter ya habían dado el salto. Parte de la culpa, dicen los analistas, recae en la cultura de fuerte ingeniería que tiene Google, la cual valora los datos cuantitativos y los algoritmos más que las actividades con más matices y que son más sentimentaloides, como la socialización.

Una prueba de ellos es Buzz, una herramienta social cuyo objetivo es hacer posible que se comparta información y que está destinada a los usuarios de Gmail. Buzz incluyó automáticamente los contactos de correo electrónico (e-mail, en idioma inglés) de los usuarios en su red, lo que desencadenó grandes críticas de que Google invadió la privacidad de los usuarios y no pudo comprender que los contactos de correo electrónico de las personas no necesariamente son sus amigos.

Google cambió el servicio a gran velocidad para que no conectara amigos automáticamente. En el mes de marzo, la firma llegó a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Comisión, en idioma inglés) sobre los cargos de prácticas engañosas vinculadas con la privacidad y relacionadas con Buzz y acordó 20 años de auditorías.

Gundotra y Horowitz, quienes trabajaron en Buzz, afirman que escarmentaron con la experiencia. Dijeron que Google+ se originó a partir de esos errores porque se dieron cuenta de cuánto las personas se preocupan por controlar la información que comparten.

Y, a diferencia de su enfoque con Buzz, que fue probado únicamente por los empleados de Google antes de su amplia presentación al público, Google dice que Google+ es un proyecto destinado a enfatizar que no es un producto final, y afirma que experimentará muchos cambios para solucionar los problemas y presentar nuevas opciones. Sin embargo, su sitio de red nuevo, plus.google.com, es hasta ahora la herramienta de red social más completamente formada de Google.

Gundotra y Horowitz señalaron que ellos se esforzaron por imitar las relaciones de las personas en la vida real y eliminar la torpeza social que las cosas como las solicitudes de amigos y el exceso de información compartida pueden generar en otros sitios.

Los usuarios de Google+ comenzarán seleccionando personas que conocen de sus contactos de Gmail (y de otros servicios, una vez que Google concrete los contratos con ellos). Entonces, podrán arrastrar y soltar nombres de amigos en diferentes grupos, o círculos, y dar títulos a dichos círculos, como "hermanas" o "club de lectores".

A diferencia de lo que sucede con Facebook, las personas no tienen que acordar ser amigas entre sí. Pueden recibir las actualizaciones de alguien sin compartir las propias. Los usuarios también pueden ver su página de Google+ tal como la ven sus amigos para asegurarse de que sus jefes no miren fotografías del sábado a la noche, por ejemplo.

Los usuarios de Google+ verán una barra de herramientas en la parte superior de cualquier sitio de Google que visiten, donde pueden hacer un clic para compartir algo o ver actualizaciones de amigos. Finalmente, la barra de herramientas podría aparecer en otros sitios de la Red. Asimismo, según los ejecutivos, Google+ mejorará la utilidad de otros productos de Google que no han captado la atención del público, como por ejemplo Latitude, que se usa para compartir la localización de un usuario y +1 para aprobar un sitio en particular en los resultados de una búsqueda.

Cuando los usuarios visitan su página principal de Google+, ven tres columnas y las actualizaciones de estado en el medio, lo que se parece mucho a Facebook. Pero Google afirmó que además de ser una manera más fácil de compartir con grupos selectos, Google+ posee otras varias opciones que lo distinguen de sus competidores.

Ofrece el servicio de video chat en grupo, en alta definición, denominado Hangouts, al cual se pueden unir otros miembros de un grupo mientras está realizándose el video chat. Los usuarios pueden buscar una sección, llamada Sparks, para ver artículos y videos en la Red sobre diferentes temas, como por ejemplo recetas o la enfermedad de Alzheimer, y tienen la posibilidad de compartirlos con grupos de amigos que para ellos sean importantes.

Y en la aplicación móvil de Google+ para los teléfonos Android y los iPhones, las personas pueden chatear (hablar) con grupos utilizando una opción denominada Huddle. Las fotografías y los videos tomados con teléfonos celulares son automáticamente subidos a un álbum privado, de manera que los usuarios de Google+ rápidamente pueden verlos y publicarlos desde sus teléfonos o luego mediante una computadora.

Con estos servicios, Google competirá con una gran cantidad de empresas que recién se inician, como por ejemplo Path, que sirve para compartir información con grupos pequeños, SocialEyes, que se utiliza para el video chat, Flipboard, que se usa para artículos sobre ciertos temas y GroupMe, a través del cual es posible enviar y recibir mensajes de texto por grupo.

"La idea de que el intercambio de información online está entrecortado no es una percepción exclusiva de nosotros", señaló Horowitz. "Tenemos una forma de atraer a millones de usuarios de una manera que resulta un desafío para las empresas que recién se inician".

TRADUCCIÓN DE ANGELA ATADÍA DE BORGHETTI

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas