Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Solanas quedó en tercer lugar y dio "libertad de acción" a sus votantes

El líder de Proyecto Sur dijo que no pudo perforar la "polarización extrema" entre "dos gobiernos"

SEGUIR
LA NACION
Lunes 11 de julio de 2011

0

Si anoche no hubo caras largas en el búnker de campaña de Fernando "Pino" Solanas fue porque pocos esperaban una sorpresa, aunque nadie se animara a reconocerlo. Proyecto Sur, la fuerza del cineasta, arañaba al cierre de esta edición el 13 por ciento de los votos de la elección de jefe de gobierno porteño, muy lejos de Mauricio Macri y Daniel Filmus, así como de los 24 puntos que había conseguido en los comicios legislativos de 2009.

En este contexto, Solanas dio libertad de acción a sus votantes para la segunda vuelta, no así los aliados que hoy siguen al gobernador santafecino Hermes Binner.

Cafiero, Argumedo, Mazzitelli, Cardelli, Bodart, Ripoll y Raffo (parados) acompañaron a Selser y Solanas en el búnker de Proyecto Sur
Cafiero, Argumedo, Mazzitelli, Cardelli, Bodart, Ripoll y Raffo (parados) acompañaron a Selser y Solanas en el búnker de Proyecto Sur. Foto: Julian Bongiova Nni

Rodeado por sus familiares y sin contacto con la prensa, Solanas aguardó hasta las 21.45 para salir a reconocer el triunfo del líder de Pro y el segundo lugar del senador kirchnerista, y atribuyó la "polarización extrema" de la elección a la "publicidad de campaña y el manejo de encuestas" por parte del "aparato y la fuerza de dos gobiernos".

Lejos de evidenciar signos de debilidad, proclamó como una victoria que su partido se mantenga como segunda fuerza en la Legislatura porteña (lograría once bancas) y, sobre todo, ratificó las candidaturas presidenciales de los diputados Alcira Argumedo y Jorge Cardelli. "Expusimos un proyecto de democratización y transformación de la ciudad y enfrentamos el aparato y la fuerza de dos gobiernos", dijo Solanas, para completar: "Más que un proyecto de ciudad autónoma, lo que se jugó en la elección de hoy fue kirchnerismo versus macrismo", expresó.

"Los triunfos y los golpes dan sus enseñanzas", continuó el diputado nacional, para intentar insuflar ánimos al puñado de militantes que había conseguido colarse entre los periodistas. "Esta fuerza es la única con un proyecto transformador. Dijimos que vinimos para quedarnos", cerró.

La presencia de su candidato a vice, Jorge Selser, así como de Vilma Ripoll (MST), Mario Mazzitelli o Mario Cafiero no alcanzaron a disimular las ausencias del socialismo y GEN, partidos que tenían candidatos en las listas de legisladores de Proyecto Sur. Pero los grandes ausentes en el búnker de Solanas fueron Claudio Lozano (Buenos Aires para Todos), Victoria Donda y Humberto Tumini (Libres del Sur), además del sindicalista Víctor De Gennaro.

Reunidos a pocas cuadras de allí, el grupo esperaba que, al quedar fuera del ballottage, Solanas bajara la fórmula presidencial de su partido y se encolumnara detrás del Frente Amplio Progresista, que postula Binner.

Solanas no sólo ratificó que el miércoles lanzará la campaña de Argumedo, sino que dio libertad de acción a sus votantes para el ballottage porteño. Lo hizo apenas llegó al búnker, a las 17.55, cuando fue recibido por los aplausos de una veintena de militantes dedicados a seguir minuto a minuto el resultado en las distintas comunas.

Argumedo lo secundó: "Si estamos en contra del clientelismo y la obediencia debida, cómo no vamos a darles libertad a nuestros votantes". Enfático, Cardelli intentó despejar toda duda: "Lo que tiene que saber todo el mundo es que no vamos a hacer campaña por nadie", dijo, antes de proponer una lectura más amable del tercer puesto: no lo comparó con los 24 puntos de 2009, sino con el 3% que, en 2007, había conseguido Lozano.

En diálogo con La Nacion, el mensaje de Lozano para los votantes de Proyecto Sur fue bien distinto. "Con Macri no vamos ni a la esquina", dijo el diputado y economista de la CTA, quien no se olvidó de pasarle facturas a Solanas por el tercer puesto. "No debió bajar su candidatura presidencial ni romper con Binner. Creemos tener una muy baja responsabilidad en esos errores", indicó.

Lejos de esa lectura, Ripoll destacó el crecimiento del bloque de Proyecto Sur -que llegaría a 11 legisladores- y los 14 cargos de comuneros conseguidos. "Había una situación objetiva muy difícil de revertir, que es la relativa estabilidad del gobierno nacional, muy distinta a 2009", sostuvo. Cardelli completó el cuadro: "Esperábamos un desgaste que Macri parece no haber tenido".

Después de hablar con la prensa, Solanas volvió a refugiarse en una oficina junto con su mujer, Angela Correa; dos de sus hijos, Flexa y Victoria, y su nieta Paloma. A las 23 volvió a su departamento de Congreso. Según sus voceros, hasta ese entonces no había hablado con Macri, Filmus ni Binner. Los militantes y fiscales que llegaron después al búnker se encontraron con la orquesta del cubano Vladimir Bloomfield. Otra buena excusa para disimular las caras largas.

Fernando SolanasProyecto Sur

12,82 % con el 99,34% de las mesas escrutadas

LO MEJOR

Once bancas: Proyecto Sur sumaría cuatro legisladores a su bloque y seguiría siendo la segunda minoría en la Legislatura, con 11 bancas, por delante del kirchnerismo.

LO PEOR

El lejano tercer puesto desinfla las expectativas nacionales de Solanas, de por sí disminuidas tras la fractura con Binner, a quien también afecta el resultado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas