Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Las papas fritas son el alimento que más engorda

Ciencia/Salud

Científicos de la Universidad de Harvard indicaron que causa más aumento de peso que golosinas y helados; el doctor Cormillot confirmó a lanacion.com por qué no podemos comer sólo una

Por   | LA NACION


Las papas fritas, ese complemento vital y único para acompañar en el plato una milanesa o una hamburguesa, que no admite un número límite de unidades para comer, destronó, según los científicos, a los helados y a las golosinas como alimento que más engorda.

Xavier Pí-Sunyer, médico experto en obesidad del hospital St. Luke's-Roosevelt de Nueva York, corroboró un estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, que analizaron durante 20 años los cambios en los hábitos de dieta y estilo de vida de 120.877 personas a través de tres estudios en los que incluyeron en la dieta de las personas las golosinas, los helados y las papas fritas, entre otras comidas.

"Las papas fritas representan el alimento que más engorda y por tanto, el amigo número uno del sobrepeso", concluyó un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Al principio, todas las personas que se sometieron al estudio eran profesionales de la salud no obesos. Su peso se midió cada 4 años durante dos décadas y ellos detallaron su dieta en cuestionarios. El resultado fue que, en promedio, los participantes aumentaron ocho kilos en ese tiempo.

"La papa frita es un alimento que logra la combinación perfecta de grasas, harina y sal, además de presentar una atractiva textura crocante que se deshace en la boca", explicó el doctor Alberto Cormillot a lanacion.com.

"Los componentes químicos que tienen las papas fritas llegan al cerebro y alteran el centro de regulación del peso, por lo que no existe un límite preciso para comerlas: se pueden comer 10 o 30 sin ningún tipo de control. La persona no logra reconocer su grasa ni si está satisfecha, ya que el centro detector en el hipotálamo del cerebro está bloqueado por una sustancia que le da placer, por lo que sigue comiendo sin parar.

Según el experto nutricionista, el igual que cuando uno se enamora o experimenta placer de otras formas, el comer papas fritas libera en el cerebro una sustancia llamada dopamina, presente cuando algo nos gusta o atrae.

Los resultados del estudio realizado en Harvard fueron publicados en el New England Journal of Medicine y señalan que lo que comemos, y cuánto comemos, tiene mucho más impacto que el ejercicio físico y la mayoría de los otros hábitos con respecto al aumento de peso a largo plazo.

La investigación partió de la pregunta de por qué las personas adultas sanas tienden a ganar peso progresivamente con los años, descubriendo que las papas fritas, los refrescos azucarados, las carnes rojas y los cereales refinados no solo afectan por su cantidad de calorías, sino sobre todo por la calidad de carbohidratos que contienen.

"Los carbohidratos son absorbidos rápidamente, provocan picos de glucosa e insulina en la sangre y no inducen las señales de saciedad de manera tan eficaz como otros alimentos. Por todo ello, incitan a comer más en la siguiente comida", analizó Dariush Mozaffarian, responsable del estudio, que señaló que los kilos se acumulan durante décadas en el cuerpo y muchas personas luchan contra el aumento de peso sin darse cuenta de qué lo está causando.

Los investigadores afirmaron que para evitar el sobrepeso se debe integrar a la dieta el consumo de más frutas, verduras, granos integrales y nueces. Al mismo tiempo hay que reducir el consumo de papas, carnes rojas, dulces, azúcares, gaseosas, almidones y cereales refinados.

En el estudio, los pacientes comían una dosis diaria de 28 gramos, es decir unas 15 papas (160 calorías), lo que llevaba a aumentar 0,77 kilos en un rango de dos años. En comparación con golosinas y postres, que añadieron 0,19 kilo, la papa frita ganó por amplia diferencia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 62 por ciento de los adultos padece de sobrepeso, la obesidad infantil se ha triplicado en las últimas tres décadas y los chicos con sobrepeso tienen más posibilidades de sufrir acoso escolar.

Campaña contra la obesidad infantil. Uno de cada 3 niños de la provincia de Buenos Aires presenta sobrepeso y uno de cada 10 tiene obesidad. Esos datos, suministrados por Salud Escolar, motivaron al Ministerio de Salud provincial a poner en marcha la Campaña "Armando Salud" de prevención de la obesidad infantil y adolescente.

La campaña trabaja en la promoción de hábitos de vida saludables, para y con los chicos, a fin de lograr la adopción temprana de conductas alimenticias saludables. Para lograrlo, integra las diferentes acciones llevadas a cabo en los municipios en un esquema de trabajo provincial, con participación de los diferentes sectores del área de salud, educación y cultura.

Los especialistas sostienen que la prevalencia de esta patología en edades tempranas constituye un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, metabólicas y traumatológicas a corto, mediano y largo plazo.

Por eso, ya se realizó la primera capacitación del "Curso Entornos Saludables en el Crecimiento", que se dictará desde agosto a los docentes de manera conjunta entre los Ministerios de Salud y Educación, y el Consejo de Salud Provincial (COSAPRO)..

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaAlejandro Vanoli