Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Derechos Humanos

Vesubio: perpetua para dos militares

Política

Los condenaron por haber comandado el centro clandestino que funcionó en La Matanza

 
 

Un general retirado y un coronel retirado del Ejército, que estaban en libertad, fueron condenados a prisión perpetua y detenidos de inmediato por haber cometido homicidios, secuestros y tormentos reiterados mientras se desempeñaban en el centro clandestino de detención El Vesubio, durante la última dictadura militar. También fueron sentenciados a penas que van de los 18 a los 22 años de cárcel por esos delitos de lesa humanidad cinco penitenciarios que ya estaban detenidos.

Apenas el presidente del tribunal, Leopoldo Bruglia, terminó de leer el fallo anoche, en el edificio de los tribunales federales de Comodoro Py 2002, agentes penitenciarios les colocaron las esposas al general de brigada retirado Héctor Gamen, de 84 años, que estaba ataviado con un sobretodo verde, y al coronel retirado Hugo Pascarelli, de 81 años, también vestido de traje y corbata. Se los llevaron directamente a una cárcel federal.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral Federal Nº 4. Gamen era segundo comandante de la Brigada de Infantería. Estaba imputado de 76 privaciones ilegales de la libertad y tormentos y 16 homicidios; Pascarelli era el jefe del área militar 114, donde funcionaba El Vesubio. Estaba imputado de 15 privaciones ilegales de la libertad y tormentos y dos homicidios.

La sentencia, por 156 crímenes de lesa humanidad, fue dictada por los jueces Bruglia, Jorge Luciano Gorini y Pablo Bertuzzi. Los penitenciarios son Diego Salvador Chemes, condenado a 21 años y 6 meses de prisión, y José Néstor Maidana, a 22 años y 6 meses de cárcel. En tanto, Roberto Carlos Zeolitti fue condenado a 18 años de prisión; Ricardo Néstor Martínez y Ramón Erlán recibieron ambos 20 años y 6 meses de cárcel.

Uno de los militares que estaban acusados, Pedro Alberto Durán Sáenz, de 75 años, oficial de inteligencia de la Brigada, murió durante el transcurso del juicio, que se inició en febrero del año pasado. Era el jefe del centro clandestino. Se hacía llamar "Delta" y estaba acusado de 63 privaciones de la libertad y tormentos y 14 homicidios.

El campo de concentración estaba ubicado entre el Camino de Cintura y la autopista Riccheri, en La Matanza. Empezó a funcionar en agosto de 1975, seis meses antes del golpe del 24 de marzo de 1976. En ese momento, lo llamaban "La Ponderosa". Después, con los militares en el poder, se lo conoció como "El Vesubio".

Según estimaciones de sus sobrevivientes, por ese campo de concentración habrían pasado cerca de 2500 personas, en su mayoría desaparecidos. Los escritores Haroldo Conti y Héctor Germán Oesterheld, creador de El Eternauta , se cuentan entre las víctimas de El Vesubio, así como el cineasta Raymundo Gleyzer.

En el lugar, con una añosa arboleda y una pileta de natación, pues solía ser centro recreativo del Servicio Penitenciario Federal, había tres construcciones: una era la vivienda de los oficiales, otra se usaba como sala de torturas y una tercera, como calabozos. El lugar estaba bajo la órbita del Primer Cuerpo del Ejército, a cargo de Carlos Suárez Mason.

El lugar comenzó a demolerse a fines de 1978, cuando se esperaba la llegada de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para investigar delitos de lesa humanidad.

El veredicto fue festejado por familiares de víctimas de la represión y organismos de derechos humanos, como Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora e Hijos, que organizaron un festival de rock en la puerta de los tribunales, donde instalaron un gran escenario iluminado.

LOS RESPONSABLES

  • Héctor Gamen: el general retirado fue condenado a prisión perpetua.
  • Hugo Pascarelli: coronel retirado del Ejército, que recibió también una condena a perpetua.
  • Ramón Erlán y Ricardo Martínez: ambos penitenciarios fueron sentenciados a 20 años y seis meses de prisión.
  • José Maidana: también ex empleado del Servicio Penitenciario, recibió una pena de 22 años y medio de cárcel.
  • Roberto Zeolitti: ex guardia; fue castigado con 18 años.
  • Diego Chemes: también ex guardia, recibió 21 años y medio.
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYInseguridadElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidios