Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Estadísticas polémicas / Otra medición alternativa al Indec

Macri prepara un IPC porteño para diferenciarse del Gobierno

Economía

Confiado en que ganará el ballottage, piensa lanzarlo en 2012, basado en una canasta de alimentos

Una semana atrás, los candidatos a jefe de gobierno porteño llegaron a la Redacción de LA NACION para posar para una fotografía antes de la primera vuelta electoral y dialogar informalmente.

Allí, el jefe de gobierno, Mauricio Macri, ya aparecía distendido y se animó a responder una pregunta sobre la situación económica nacional.

-¿Por qué si critica tanto al gobierno nacional en materia de transparencia de estadísticas no se animó a armar su propio índice de precios y un instituto autónomo de las mediciones nacionales?

-Me trajeron la idea hace un tiempo, pero me pareció que era mucha plata para gastar. Hay que recordar que a mí me dicen el cartonero Báez -respondió, sonriente, el candidato de Pro.

Lo que no dijo Macri ese día fue que, en forma reservada, el gobierno porteño prepara su propio índice de precios al consumidor (IPC) para lanzar en 2012, en sintonía con una docena de provincias que tienen sus propios registros ante las sospechas que generan los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) desde principios de 2007.

Según pudo saber LA NACION de calificadas fuentes de la cartera de Hacienda porteña, que conduce Néstor Grindetti, la base para desarrollar este "IPC porteño" será la medición de las canastas alimentaria y del hogar que la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires realiza desde fines de 2008. En esta dependencia técnica, que lidera José María Donati, empezaron hace tres años a medir una serie de canastas diferentes a las del Indec, no sólo por la certeza de la manipulación que existe en torno de las cifras cargadas en el IPC oficial, sino también porque la canasta local estaba integrada con productos relevados en 1985 y por eso fue actualizada.

La aggiornada canasta porteña tiene unos 300 productos relevados, contra cerca de 400 del Indec, por lo que los funcionarios porteños -que aseguran tener buena relación con sus pares nacionales- se sienten en condiciones de cumplir con el deseo macrista de tener un IPC propio.

Además, explicaron, "cuando el Indec informa los datos del GBA, no toma en cuenta los datos específicos de la ciudad de Buenos Aires para informar el IPC-GBA, porque como los precios son más altos, optan por no difundirlos". Esta anomalía comenzó también en 2008, cuando el Indec dejó de publicar el IPC nacional por la diferencia que había entre sus propios resultados y los de otras áreas del país.

Por lo tanto, para tener una información más precisa sobre el costo de alimentos, servicios del hogar, indumentaria, salud y equipamiento, comenzó este relevamiento, que publica la mencionada Dirección de Estadística porteña.

Allí se puede observar que la canasta alimentaria -que el Indec utiliza a nivel nacional para determinar el nivel de indigencia- era de $ 513 pesos para un adulto mayor y de $ 1564 para un hogar tipo en noviembre de 2010 (último dato publicado por esta dependencia). Según los datos porteños, la canasta había registrado un aumento del 33,5% respecto de noviembre de 2009.

Al desagregar los datos, los $ 513 totales se componían de $ 122,9 de cereales y legumbres; $ 107,2 de frutas y verduras; $ 164,1 de carne y huevos; $ 76,7 de leche, yogur y productos lácteos, y $ 42,2 en otros productos. Luego, con valores menores, se ubicaban azúcar y dulces, bebidas (alcohólicas y no alcohólicas) y otros alimentos.

Ese mismo mes de noviembre, el Indec informaba una canasta alimentaria de $ 576, frente a una de $ 469 registrada un año antes, con un aumento del 22,5%, para un hogar promedio.

Datos sin indigentes

Datos no publicados todavía del gobierno porteño exhiben que en mayo último la canasta alimentaria para un adulto mayor estaba en $ 560, frente a $ 192 del Indec, lo que le permitía al organismo que lidera Ana Edwin afirmar que la indigencia está a punto de ser eliminada.

Las canastas alimentaria y total, respectivamente, permiten definir las líneas de indigencia y pobreza.

Mientras que el Indec informaba a fin de 2010 un nivel de pobreza del 9,9%, organizaciones afines al kirchnerismo como el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina, de la CTA de Hugo Yasky, y la consultora Equis, de Artemio López, indicaron que se ubicaba en torno del 22 por ciento.

Si el jefe de gobierno porteño finalmente logra su reelección el 31 de este mes, podrá avanzar en esta medición propia de los precios al consumidor y acoplarse a las mediciones de Mendoza, Santa Fe, Chaco, San Luis, Misiones, Entre Ríos, Río Negro, Jujuy, Neuquén, Chubut, Salta y La Pampa.

A principios de año, el promedio de estas provincias exhibía una inflación del 27%, frente al 10% informado por el Indec para el área metropolitana.

Esta semana, el Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a pedirle al Gobierno que publique estadísticas creíbles, pero hasta ahora la respuesta ha sido multar y comenzar causas penales contra un grupo de consultoras que dan a conocer datos parecidos a las provincias.

EL INDEC AFIRMA QUE SOBRECUMPLIÓ OBJETIVOS

La jefa del Indec, Ana Edwin, afirmó: "La Argentina ya cumplió en 2010 la mayor parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio [ODM] propuestos por las Naciones Unidas como meta para 2015". La funcionaria agregó que "el éxito se asienta en el desarrollo económico con inclusión social, en este modelo que caracteriza a la Argentina y a otros países del área". Fueron declaraciones que hizo en el Segundo Encuentro Internacional y Conferencia Estadística de las Américas (CEA), que se desarrolló hasta ayer en Buenos Aires. A la vez, el Indec ya desarrolla la prueba piloto para la nueva encuesta nacional de hogares que comenzará a llevarse a cabo en 2012 y que durará un año, para resucitar en 2013 el IPC nacional y tratar de superar su baja credibilidad..

Martín KanenguiserLA NACION
TEMAS DE HOYAumento de la naftaDeclaraciones juradasCristina KirchnerPartido por la pazElecciones 2015