Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Soros cree que el peso debe bajar

Dijo que está sobrevaluado; Menem lo rechazó de plano

Sábado 22 de mayo de 1999

Ayer fue otro día negro para las bolsas de América latina y en especial para la porteña, que perdió 4,3 por ciento. Las razones fueron muchas, pero todas ligadas a la Argentina. A la intranquilidad política provocada por la renuncia de otro ministro, a los persistentes rumores de devaluación y al creciente agujero fiscal, se agregó ayer un inusitado elemento. Nada menos que George Soros, el influyente financista internacional afirmó que el peso está sobrevaluado y que la recesión argentina es culpa del sistema de convertibilidad.

Si bien las palabras de Soros, que tiene enormes intereses en la Argentina a través de la firma IRSA, llegaron cuando los mercados ya estaban cerca del cierre, contribuyeron a una baja aún mayor de los precios, especialmente en el mercado de bonos. En la City porteña muchos operadores acusaron a Soros de buscar hacer caer los mercados para comprar a precios de oferta.

Anoche, Carlos Menem negó rotundamente cualquier posibilidad de devaluación. En Economía se reveló que si hubiera un embate especulativo contra el peso, el Gobierno lanzará una dolarización unilateral y total d e la economía.

Te puede interesar