Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

¿Cómo se moverá el dólar antes de las elecciones?

Economía

Distintos analistas consultados por lanacion.com coincidieron en que el Banco Central mantendrá el valor de la divisa, aunque continuará la tendencia alcista; la divisa trepó a $ 4,18

Por   | LA NACION

A nadie se le ocurriría resguardarse de un posible terremoto en el piso más alto de un edificio de bases corroídas.

Sin embargo, en los últimos días, esa pareció ser la actitud de los argentinos que, en medio de las advertencias sobre el dólar, vulnerable ante la pérdida de credibilidad de los Estados Unidos (inmerso en una discusión política que lo dejó al borde del default ), continuaron convirtiendo sus pesos a la moneda norteamericana sin que les temblara la mano. Incluso con sangre más fría que la de los inversores del mercado financiero, el público minorista aumentó la demanda.

El clima preelectoral y la inflación profundizan la búsqueda por un refugio de valor ya tradicional en el país. Esas variables parecen estar más presentes que el escenario internacional en la mente de los ahorristas locales y de las empresas, que típicamente dolarizan sus portafolios en tiempos como los que corren.

Hacia octubre, el dólar oficial se ubicaría entre los 4,20 y los 4,30 pesos, según las estimaciones de analistas consultados por lanacion.com . Si bien pueden equivocarse, arriesgar, esta vez, no resulta tan osado como en otras ocasiones: el Banco Central ha tenido un comportamiento metódico de un lado u otro de la mesa según fuera necesario, en función del nivel al que desea ubicar la divisa.

"El dólar va a estar relativamente quieto hasta después de las elecciones, con leves correcciones a la suba. Sería razonable que el oficial llegara a los 4,25 pesos en octubre", analizó Mariano Peretti, economista de la consultora Maxinver, quien destacó la incidencia del "factor confianza" que explica la conducta de los argentinos.

En su análisis, el especialista consideró que al acercarse las elecciones, según cómo se vayan vislumbrando, es probable que se fortalezca la demanda de dólares y la fuga de capitales (estimada en más de US$ 10.100 millones durante el primer semestre). Aunque descartó que la autoridad monetaria dirigida por Mercedes Marcó del Pont vaya a tener problemas para contener el valor de la moneda norteamericana.

El Banco Central viene aplicando una "devaluación administrada" que, en los últimos días lo obligó a vender cientos de millones al mercado. Aunque no fue el único "interventor": para evitar que las reservas perforaran el piso de US$ 50.000 millones, apeló a otros agentes oficiales, como el Banco Nación o la Anses, que tomaron la posta para sostener la moneda.

Hoy, el dólar subió un centavo en su cotización al público. En la City, cerró a $ 4,18

En su último informe de inflación difundido ayer, el Banco Central señaló que "el esquema de flotación administrada (...) permitió que el valor relativo de la moneda local se ajuste a los cambios en las variables macroeconómicas fundamentales limitando la volatilidad externa". E indicó que las fluctuaciones en el tipo de cambio fueron morigeradas por "la regulación prudencial de los flujos de capital de corto plazo".

Así fundamentó sus movimientos la entidad que juega fuerte en el mercado. "Desde hace más de un mes, se nota una demanda mayor por la cual el Banco Central ha salido a vender. De lo contrario, el valor del dólar estaría por debajo del actual", indicó Carlos Lizer, director de Puente Hermanos.

Lizer también auguró un incremento en la adquisición de billetes verdes por parte del público y -en especial- de las empresas hacia los comicios presidenciales. Eso hará que, lentamente, se profundice la devaluación del peso contra el dólar, que llega al 4,2% en lo que va del año.

"Se irá ajustando, seguramente sin grandes sobresaltos, como sucede actualmente con un tope del 1% mensual. Para octubre, calculamos que puede oscilar entre los 4,22 y 4,25 pesos", precisó Lizer.

Para que eso ocurra, sin que el Central u otros sacrifiquen demasiado, el director de Puente cree que, pese a haber pasado la liquidación de la cosecha gruesa, el ingreso de divisas por exportaciones seguirá siendo importante, gracias a un contexto de buenos precios internacionales. Hasta ahora, eso alcanza para compensar la acelerada salida de dólares.

Mariano Tavelli, operador de Tavelli Sociedad de Bolsa, también hizo su pronóstico: "Pese a la presión compradora, que puede ser mayor a los niveles actuales, difícilmente el dólar supere los 4,30 de acá a octubre. Pero sí se pueden esperar mayores subas en el otro dólar, el informal, que ya se opera entre 4,30 y 4,35".

Que se apueste casi naturalmente a la moneda estadounidense no quiere decir que constituya la estrategia más rendidora para ahorrar. Para los más profesionales, Tavelli señaló otras posibilidades, como la apuesta por activos más jugosos, con tasas más interesantes.

La compra de dólares en el mercado local, señalan los economistas, se ve alentada porque, en un contexto inflacionario, no hay incentivos a través de las tasas de interés para promover los depósitos a plazo fijo en pesos.

El dólar post elecciones. El foco de atención, sostienen los analistas, no debe ponerse en el período previo, sino en el tiempo posterior a las elecciones. Sea quien sea el ganador, no son pocos los que prevén un ajuste mayor y más acelerado en el tipo de cambio.

"Cualquiera sea el ganador, es de esperar una corrección en el tipo de cambio. Es lógico. Pero va a ser gradual, no es algo que se vaya a escapar de las manos. el dólar no se va a ir a 7 pesos", aclaró Peretti.

Lizer pronosticó, igualmente, por un ajuste post elecciones, y agregó otro punto a tener en cuenta: "También habrá que ver qué pasa a nivel internacional, con Estados Unidos y Europa", indicó. Una baja en el precio de los commodities por una crisis en el mundo afectaría el ingreso de dólares al país..

TEMAS DE HOYTensión racial en Estados UnidosCristina KirchnerSuperclásicoCárceles en la Argentina