Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De la Sota suma apoyos kirchneristas

Intendentes ligados a la Casa Rosada anunciaron que lo votarán; él se mueve con ambigüedad

Jueves 04 de agosto de 2011
0

CORDOBA (De una enviada especial).- Pese a que en su discurso proselitista José Manuel de la Sota busca marcar la mayor distancia posible de la Casa Rosada, el grueso de la dirigencia del kirchnerismo cordobés ya le manifestó su apoyo en las elecciones del domingo, lo que avivó las suspicacias sobre qué alineamiento tendrá el candidato del PJ en los comicios presidenciales.

De la Sota participó anteanoche de un acto en la meca del kirchnerismo cordobés, Villa María, comandada por el intendente Eduardo Accastello, confeso dirigente ultrakirchnerista.

Ambos se dedicaron profusos elogios: Accastello confirmó públicamente que votará por De la Sota, mientras que el candidato felicitó a los votantes de esta ciudad por "haber reelecto a este gran mandatario".

También el intendente de Leones, el candidato a diputado nacional Javier Francioni -hoy el dirigente cordobés más mimado por la presidenta Cristina Kirchner- y la diputada Nora Bedano, también kirchnerista, expresaron su apoyo a De la Sota.

Sin embargo, el candidato del PJ procuró mostrarse equidistante e insistió, ante los periodistas, que sólo después de las elecciones del domingo su partido decidirá si apoyará o no la reelección de la Presidenta.

Esta ambivalencia que demuestra De la Sota en su relación con el gobierno central es estrictamente pragmática: el candidato peronista necesita de los votos kirchneristas locales para marcar diferencia respecto de sus rivales Luis Juez (Frente Cívico) y Oscar Aguad (UCR) pero, al mismo tiempo, marca distancia del Gobierno a sabiendas de que el kirchnerismo no es bien visto aquí.

El diputado nacional Carlos Kunkel, incondicional de la Casa Rosada, lo expuso ayer con claridad cuando, en declaraciones radiales, sostuvo que De la Sota es quien en realidad debe esperar a ser "acompañado" por el peronismo este domingo.

Aseguró, además, que la Casa Rosada no le pidió ningún tipo de respaldo para las elecciones nacionales.

Lo cierto es que el kirchnerismo local desconfía de De la Sota y, si bien el grueso lo acompañaría como candidato a gobernador (otros, más inclinados a la izquierda, volcarían su voto hacia otras opciones), la sospecha generalizada es que ese gesto no será retribuido cuando haya que respaldar la reelección de la Presidenta.

"Sabemos que el «Gallego» nos puede traicionar. Por eso, todo nuestro esfuerzo hoy está puesto en buscar fiscales y movilizar a la tropa para apoyar a Cristina en las primarias del 14", confiesan en el kirchnerismo.

La sospecha de varios kirchneristas es que De la Sota, de resultar electo gobernador, no se incline formalmente por ningún candidato nacional, aunque por lo bajo impulse la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde.

Los allegados a Duhalde dejan trascender que, en efecto, ese pacto secreto existe. En el delasotismo, en cambio, lo niegan de manera tajante.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas