Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cine / Estreno del jueves

Linterna Verde: un superhéroe galáctico

Espectáculos

Contemporáneo de Batman y Superman, el personaje tiene su primer protagónico en el film que se estrena el jueves

Por   | LA NACION

 
 

LOS ANGELES.- Para los iniciados, para los fanáticos de los cómics y los memoriosos de los dibujitos animados de la década del ochenta, Linterna Verde es un superhéroe conocido y admirado. Para el público en general, es ese integrante de La Liga de la Justicia de DC Comics que no alcanzó nunca la fama ni el estatus de sus colegas Batman y Superman. Un hijo poco agraciado rodeado de talentosos hermanos que lo superaron siempre en la TV y las historietas y triunfaban en el cine, mientras que él seguía esperando su oportunidad de brillar. Y más de cincuenta años después de su creación la consiguió con el film Linterna Verde, que Warner estrena este jueves en la Argentina.

"Es nuestro trabajo presentarlo a la audiencia porque no es un superhéroe que esté tan metido en la conciencia de la gente como Batman o Superman. Además ellos dos tienen problemas y enemigos de la Tierra, mientras que los conflictos de Linterna Verde son galácticos", dice Mark Strong, en el marco de una conferencia de prensa que reunió a todo el elenco del film que dirige Martin Campbell para presentarlo a periodistas de todo el mundo, entre los que se contó LA NACION por invitación de su distribuidora local. El actor británico interpreta a Siniestro, uno de los líderes de la policía interplanetaria conocida como los Guardianes del Universo. Una fuerza de seguridad que lucha por el bien ayudados por la energía que emana de una linterna verde que alimenta el anillo que todos sus integrantes usan. Hasta Hal Jordan, el primer humano en sumarse a los justicieros extraterrestres.

Intrépido

"Después de interpretar a Deadpool [uno de los villanos en X-Men orígenes: Wolverine ] y a Linterna Verde, ahora quiero hacer de la Mujer Maravilla. Me encantan el lazo y el enterito tan apretado que usa", arranca gracioso Ryan Reynolds, el actor canadiense que comenzó su carrera en Hollywood como comediante, se afianzó como protagonista gracias a su simpatía y cada vez más definido cuerpo. Claro que por más bien que le fueran las cosas profesionalmente (en lo personal se divorció de Scarlett Johansson y se cansó de decir que no está de novio con su amiga Sandra Bullock), consiguió el papel de su vida cuando lo seleccionaron para interpretar al intrépido piloto de pruebas que un buen día -una noche complicada- recibe la linterna, el anillo y el poder de salvar al mundo de manos de un extraterrestre violeta y moribundo.

No demasiado responsable y más liviano -mucho más- que los álter egos de Batman y Superman, Hal Jordan necesitaba de un actor que le hiciera justicia con el anillo puesto y sin él. Alguien capaz de pegar piñas, besar a la chica y contar el chiste todo al mismo tiempo. Además de soportar las complicadas acrobacias que implica interpretar a un superhéroe con la capacidad de volar.

"Al tercer día de rodaje, ya estaba colgado y volando por todos lados. Y sin necesidad de ponerme el pañal para adultos. Terminé por sentirme tan cómodo con los cables que al final de cada jornada me hubiera encantado que me llevaran así directo al hotel", dice el actor medio en serio, medio en broma (lo que aparentemente es su forma habitual de comunicarse). Claro que rápidamente se pone serio cuando tiene que hablar de uno de los mayores temores que tuvo que enfrentar cuando aceptó el trabajo de Linterna Verde. Además de tener que lidiar con los muchos fanáticos del cómic que conocen a cada uno de sus personajes a la perfección y esperan -exigen- que en su llegada al cine sean respetados como si se trataran de piezas de museo, Reynolds debió reconciliarse con la idea de que su personaje es piloto de aviones, cuando la sola idea de volar resulta traumatizante. Aun cuando sólo sea pasajero. "Sinceramente no confío en el piloto. No sé nada de lo que pasa adelante del avión, podría estar borracho y nunca nos enteraríamos", explica, y hace una pausa, casi seguro que el arranque de sinceridad neurótica le quitó algo al personaje de galán despreocupado que suele mostrar en público. Así que enseguida vuelve al chiste -¿freudiano?- que de paso lo acerca a las motivaciones de su superhéroe. "Tal vez mi miedo a volar tenga que ver con problemas no resueltos con mi papá." Lo cierto es que más allá de la broma de Reynolds, en el film Jordan carga con una compleja historia paterna: su papá también era piloto de prueba y murió durante uno de sus peligrosos vuelos.

Para ayudarlo a superar la tragedia está Carol Ferris, compañera de juegos y futura colega que interpreta Blake Lively, una de las chicas de la serie Gossip Girl . Esa que, según indican los rumores y muchas fotografías robadas, es el accesorio rubio/novia actual de Leonardo DiCaprio. Pero ahora, acá, la chica prefiere no hablar de su supuesto romance, sino que se enfoca en destacar las virtudes de su personaje, una mujer de armas tomar y de avión pilotear en un género donde el mundo femenino suele ser sólo objeto de afecto, salvataje o venganza del protagonista.

"Carol es única. Es normal verla a la par de los hombres tanto en los aviones como en el mundo de los negocios. Ella no se deja engañar por los cambios que ve en Hal. Ella sabe que algo pasa", explica Lively, y cuando un periodista, un hombre, intenta preguntarle por la novedad de tener a una mujer fuerte en pantalla, la rubia lo frena en seco. Muy amable, pero muy decidida también: "Las mujeres siempre fuimos fuertes, sólo que recién ahora el cine se molesta en mostrarnos así. De todos modos, me parece que esta película saca provecho de este mundo de fantasía y eso, más allá del género del espectador, siempre resulta divertido de ver. Además, ayuda para atraer al público femenino que Ryan aparezca medio desnudo durante toda la película", se ríe la actriz, que puede que con esa respuesta haya logrado atraer a más mujeres al cine que toda la campaña de marketing.

Porque es cierto que entre viajes al planeta Oa y encuentros con el resto de los integrantes de los Guardianes del Universo -personajes creados digitalmente con las voces de Geoffrey Rush y Michael Clarke Duncan, entre otros-, Hal Jordan muestra bastante de su atractiva anatomía. Hasta que una linterna y un anillo de otro mundo lo vuelven todo verde, los ojos le empiezan a brillar y se transforma en un superhéroe. Ese que no será tan conocido, pero que desde sus tiempos en el cómic tiene su propio juramento de honor: "En el día más claro, en la noche más oscura, ningún crimen de mi vista escapará y a todos los que adoren el mal, ¡mi linterna verde con su luz destruirá!".

Batman y Superman están verdes de envidia.

DOS VILLANOS DE OTRO MUNDO

"Compartimos el pegamento. Llegamos a soñar con él, con lo difícil que era quitárselo", dice Peter Sarsgaard, un actor más conocido por su trabajo en el cine independiente que por sus incursiones en Hollywood. De hecho, éesta es su primera película de superhéroes y, como corresponde a su prestigio y su reconocido trabajo en teatro, hace de malo. Parece que en el cine de entretenimiento, los villanos sólo pueden ser interpretados por actores norteamericanos "serios" o por británicos. En el caso de Linterna Verde, hay de los dos. Porque junto cona Sarsgaard en el sillón de la maquilladora, compartiendo el pegamento, estuvo Mark Strong, experto en papeles misteriosos y más bien malvados (véase La joven Victoria, Sherlock Holmes y Robin Hood, para citar ejemplos recientes). Claro que aquí Strong está casi irreconocible como una especie de Mefisto de piel rojo fuego que comienza como el más aguerrido defensor de la justicia intergaláctica y termina algo distinto.

Lo mismo puede decirse del personaje de Sarsgaard, que en el principio del film es un apocado y débil profesor de biología y que una vez infectado por un virus alienígena pasa por una bastante desagradable transformación mental y física. "Aunque no lo esperaba, el maquillaje fue un regalo porque como actor de cine uno nunca sabe qué escena harás ese día, como prepararte emocionalmente para ella y, en este caso, sólo con los diversos productos químicos que me aplicaban en la cara tenía claro lo que íibamos a filmar. Claro que después de que la gente vea cóomo luzco en esta película, nunca más voy a conseguir una cita. Es una suerte que esté casado", se ríe el actor que está casado con Maggie Gyllenhaal, la hermana de Jake y, más importante en este contexto, la novia de Bruno Díaz en Batman-El caballero de la noche..

TEMAS DE HOYLa muerte de Marisol OyhanartNarcotráficoInflación y preciosEl caso de Lázaro Báez